Hasta el 40 por ciento de los casos de Sida se diagnostica tarde

Las estrategias preventivas no están obteniendo buenos resultados, sobre todo entre determinados colectivos más vulnerables, como hombres homosexuales o bisexuales. También ha cambiado el perfil de la mujer con VIH. ¡No bajes la guardia!

Enfermedades y patologías relacionadas: SIDA

La Sociedad Española de Enfermedades Infecciosas y Microbiología Clínica (SEIMC), que agrupa a la mayoría de los microbiólogos clínicos y especialistas en enfermedades infecciosas advierte, con motivo de la celebración del Día Mundial del Sida, de la importancia del diagnóstico precoz y de no bajar la guardia frente al contagio del virus, especialmente en aquellos colectivos más susceptibles a la infección del VIH.

Datos recientes de un estudio presentado en el último congreso de GESIDA, el grupo de estudio de la SEIMC dedicado a la investigación del VIH/sida (GESIDA), revelan que un 30-40 por ciento de los infectados por VIH son diagnosticados tardíamente. Este porcentaje se incrementa en los contagios por trasmisión heterosexual, en personas mayores y en inmigrantes procedentes principalmente del África subsahariana y Latinoamérica.

Según el vicepresidente de la SEIMC, el Dr. José María Miró, “esta circunstancia tiene una gran trascendencia epidemiológica y clínica ya que el riesgo de transmitir la infección es mucho más elevado en los pacientes que se diagnostican tarde y el riesgo de muerte a pesar del tratamiento antirretroviral es mayor. Además, estos grupos están expuestos a sufrir múltiples enfermedades y complicaciones que podrían evitarse si se diagnosticasen antes e iniciasen el tratamiento antirretroviral más precozmente”.

Aún así, el reciente informe de ONUSIDA destaca que el contagio del VIH se ha frenado en el Mundo, reduciéndose globalmente un 21 por ciento entre el 2005 y el 2010. El año pasado se estima que había unas 34 millones de personas infectadas por VIH y que 2,7 millones se infectaron ese mismo año. En España, el Plan Nacional sobre el Sida estima que cada año se registran de 3.000 a 3.500 nuevas infecciones y unas 1.000 muertes por el VIH. Por este motivo, Miró recuerda que “es el momento más adecuado para insistir en un diagnóstico precoz y frenar la expansión del virus”.

A pesar de estos datos positivos publicados por ONUSIDA, bien es cierto que las estrategias preventivas no están obteniendo buenos resultados, sobre todo entre determinados colectivos más vulnerables, como hombres homosexuales o bisexuales, que, según el vicepresidente de la SEIMC, “han bajado la guardia y ya no perciben el riesgo de infección del sida”. En España el incremento de nuevos casos de infección se produce precisamente en hombres que practican sexo con otros hombres. Suelen ser jóvenes y con un nivel educativo elevado, pero que “se han relajado ante la infección de VIH, bien porque no vivieron los años duros del sida, o bien porque tienen la percepción de que existe un tratamiento eficaz contra el virus”

Por todo ello, desde la SEIMC, y su grupo de estudio GESIDA, siguen insistiendo en que todas aquellas personas que hayan tenido prácticas consideradas de riesgo, como el haber mantenido relaciones sexuales sin protección, se hagan la prueba del VIH y no esperen a que aparezcan los síntomas de la enfermedad para realizársela. Además, es preciso potenciar los programas de prevención para los varones homosexuales y desarrollar programas adecuados para inmigrantes, pues son los colectivos en que se diagnostican nuevos casos de infección por VIH con mayor frecuencia.

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!
Compartir

Recibe nuestro boletín semanal

*Al suscribirte estás aceptando las condiciones de uso y política de privacidad

MedicinaTV no se hace responsable de las opiniones expresadas por los usuarios de esta web en sus comentarios, se reserva el derecho a publicar o eliminar los comentarios que considere oportunos.