Fitoterapia y mujer

La fitoterapia ha adquirido un gran peso dentro de la Ginecología, como se ha puesto una vez más de relieve en el Encuentro de Fitoterapia Ginecológica. El doctor Javier Haya, presidente de la Sociedad Española de Ginecología Fitoterápica (SEGF), nos desvela el abanico de propiedades saludables de sustancias como las isoflavonas de la soja para tratar síntomas como los de la menopausia.

Muestra de la importancia que ha tomado la fitoterapia en el ámbito de la ginecología es el primer documento médico de Consenso sobre Fitoterapia Ginecológica que diversos especialistas médicos han elaborado y presentado recientemente en Marbella.

Hasta hace relativamente poco, los síntomas de la menopausia como los sofocos se habían tratado -entre otros- con fármacos como los estrógenos “orales”. Sin embargo, los efectos secundarios asociados a algunos de estos fármacos cada vez ha hecho a más médicos escoger el tratarlos mediante fitoterapia. En parte porque sus propias pacientes se lo piden. Por ejemplo, “han decidido prescindir de este tipo de tratamiento y optar por la soja”, destaca el doctor Javier Haya, presidente de la Sociedad Española de Ginecología Fitoterápica (SEGF).

Esta leguminosa de origen oriental es “una alternativa eficaz y cuenta con un amplio perfil de seguridad para el organismo”. La confianza de la población ha hecho “que se aumente su consumo en Occidente, así como los beneficios saludables que se van descubriendo día a día”, añade este especialista.

Los sofocos se pueden tratar

Para el doctor Haya, las isoflavonas de la soja pueden ser unas perfectas aliadas contra los síntomas de la menopausia. “Existe un nivel de evidencia científico alto sobre la eficacia de esta leguminosa en la eliminación de los sofocos climatéricos”, expresa rotundo este especialista. De hecho, se ha demostrado que “con la dosis adecuada y durante el tiempo suficiente para que haga efecto, se mejora la calidad de vida de la mujer en esta etapa de su vida”, añade.

Respecto al insomnio y la ansiedad, así como otros síntomas de la menopausia, “las investigaciones siguen su curso y los resultados positivos podrían estar al caer”, expresa esperanzador el presidente de SEGF.

Sin embargo, existen investigaciones que han puesto en duda estos beneficios. Aunque, en palabras del doctor Haya, “se trata de estudios realizados en un corto espacio de tiempo y, por tanto, no han dado tiempo suficiente a que las isoflavonas de soja cumplan su período de latencia”. O bien “han sido estudios realizados en mujeres que han tomado poca dosis de soja o bien han adquirido isoflavonas de trébol rojo, no de soja”, añade el especialista madrileño.

Fortalecer los huesos

Pero no son las únicas propiedades saludables de este alimento. Por una parte, “se ha demostrado que ayudan a ejercer un control sobre la descalcificación de la mujer con osteoporosis, siempre dentro de una dieta adecuada para esta edad”, advierte el especialista. De hecho, en noviembre de 2005, un investigador estadounidense de la Universidad de Tennessee investigó la influencia de esta leguminosa en 24.000 mujeres: “disminuyó un 30 por ciento las fracturas óseas a causa de esta patología”.

Y las isoflavonas de soja son una pequeña parcela dentro del amplio mundo terapéutico de la fitoterapia, que puede ayudarnos frente a problemas como “estados depresivos, nerviosismo, insomnio, molestias del síndrome premenstrual como hinchazón de pechos o irritabilidad, entre otros”.

Sólo falta determinar con exactitud “cuáles son los tratamientos fitoterápicos útiles y cuáles no lo son para determinados trastornos”. En este sentido, el doctor Javier Haya, junto a especialistas en Ginecología de toda España, han creado el I Consenso para aclarar cualquier tipo de dudas.

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!
Compartir

Recibe nuestro boletín semanal

*Al suscribirte estás aceptando las condiciones de uso y política de privacidad

MedicinaTV no se hace responsable de las opiniones expresadas por los usuarios de esta web en sus comentarios, se reserva el derecho a publicar o eliminar los comentarios que considere oportunos.