Estudio sobre cerveza y salud

El grupo de Inmunonutrición del Departamento de Metabolismo y Nutrición del Instituto del Frío del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) ha lanzado un estudio en el que se pretende desterrar falsos mitos sobre la cerveza y afirma que un consumo moderado de esta bebida no altera la masa corporal y mejora la respuesta del sistema inmune.

Enfermedades y patologías relacionadas: General

Este estudio se realizó en 57 hombres y mujeres y fue financiado por el Centro de Información Cerveza y Salud, impulsado por la propia industria. Según la directora del estudio, la doctora Ascensión Marcos, “se estudiaron los efectos del consumo moderado de cerveza en hombres y mujeres de 30 a 50 años”. Los sujetos, primero, estuvieron un mes sin consumir ningún tipo de alcohol y el segundo mes tuvieron un consumo moderado de cerveza, de una lata al día en las mujeres y de dos latas en los hombres.

“El resultado fue una mejora en la función de las células inmunocompetentes, lo que significa un menor riesgo de infecciones y, si se dan, que las infecciones sean de menor intensidad”, explica la doctora Marcos, quien añade que “este beneficio es mayor en las mujeres, a lo mejor los hombres tendrían que disminuir su dosis para obtener el mismo beneficio que las mujeres, pero esto de momento es una especulación”.

Todas las cervezas facilitadas eran nacionales, rubias, de una graduación entre 4 y 5 grados y todas con alcohol. “Quizás las cervezas sin alcohol tengan más beneficio, de momento no lo hemos estudiado”, explica la directora del estudio. Un dato importante ya que España es uno de los mayores consumidores del mundo de cerveza sin alcohol.

Otros datos observados durante el estudio, continúa esta especialista, son “un aumento del HDL, también conocido como colesterol bueno, tanto en el hombre como en la mujer, que disminuye durante el periodo de abstinencia” y el beneficio de “la fibra, que tiene una función de regulación intestinal y su acción diurética”. También un aumento de los glóbulos blancos y de los linfocitos T, unas células inmunológicas que ayudan a destruir microorganismos invasores.

¿Existe la barriga cervecera?

La doctora Marcos afirmó en la presentación del estudio que “los primeros sorprendidos somos nosotros, no esperábamos estos resultados”. En cuanto a los niveles de masa corporal, durante el mes en el que se consumió de forma moderada la cerveza, no se registró ningún aumento de peso ni de masa corporal ni en hombres ni en mujeres.

“La cerveza es una bebida que contiene muy poco alcohol y que tiene 45 calorías por 100 mililitros”, detalla esta especialista del CSIC. Esta aportación calórica es inferior a la de otras bebidas alcohólicas y similar a la de bebidas refrescantes a base de cola o fruta, por lo que “un consumo moderado de cerveza no aumenta significativamente el número de calorías ingeridas”, afirma la doctora Marcos y su equipo.

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!
Compartir

Recibe nuestro boletín semanal

*Al suscribirte estás aceptando las condiciones de uso y política de privacidad

MedicinaTV no se hace responsable de las opiniones expresadas por los usuarios de esta web en sus comentarios, se reserva el derecho a publicar o eliminar los comentarios que considere oportunos.