¿Estás bien hidratad@?

Cuando el calor aprieta y las temperaturas sobrepasan los 30 grados centígrados, los especialistas en dietética y nutrición advierten de la necesidad de incrementar el consumo de líquidos como agua, zumo, té, y frutas y verduras, entre otros. Es la manera de mantener tu cuerpo y mente a pleno rendimiento.

Enfermedades y patologías relacionadas: Deshidratación

El objetivo es conseguir una media de 2,5 litros diarios para evitar la deshidratación, un problema que puede provocar dolor de cabeza, cansancio, falta de concentración e incluso un golpe de calor, alertan especialistas de la Sociedad Española de Dietética y Ciencias de la Alimentación (SEDCA). Y en casos extremos, una deshidratación puede generar incluso enfermedades cardiovasculares, osteoporosis o algunos tipos de cáncer como el de colon, advierte la SEDCA.

En esta época del año se pierden al día entre dos y tres litros de líquido en el organismo a través del sudor, de la orina, la respiración y la transpiración de la piel, de ahí la importancia de estar bien hidratados, como ha recordado la SEDCA con motivo de la presentación del Libro Blanco de la Hidratación.

De esta forma, cualquier bebida que contenga agua como zumos, té, café o alimentos con alto contenido hídrico como frutas y verduras pueden contribuir a la necesaria hidratación en esta época del año. Por el contrario, la SEDCA aconseja reducir la ingesta de sal.

Éstas son algunas de las recomendaciones recogidas en el Libro Blanco de la Hidratación, elaborado por la SEDCA en colaboración con la Sociedad Española de Nutrición Básica y Aplicada (SENBA), la Sociedad Madrileña de Geriatría y la Sociedad Española de Medicina Rural y Generalista (SEMERGEN)que recuerda que aunque una persona puede vivir hasta 50 días sin alimento, sin líquidos sólo sobreviviría unos días.

Con este libro pionero en nuestro país, “hemos querido plasmar los requerimientos hídricos en todas las etapas de la vida, dando mayor importancia a las edades más sensibles como son la infancia, la vejez, y durante el embarazo y la lactancia”, destaca el presidente de la SEDCA, el profesor Jesús Román Martínez.

Zumos: el poder de los antioxidantes

El agua, principal componente de nuestro organismo, influye en diversas funciones y reacciones orgánicas contribuyendo a mantener el equilibro vital. Pero además del agua, el cuerpo humano se puede hidratar con otras bebidas como zumos, bebidas de reposición o alimentos que en su compuesto sean ricos en agua como las frutas y las verduras, recuerda la SEDCA.

El papel que juegan los zumos en nuestra dieta es totalmente incuestionable. Hoy en día se incorporan como alimentos imprescindibles en el desayuno, merienda e incluso pasan a formar parte de bebidas de consumo habitual de los deportistas por sus características organolépticas su valor nutricional y el porcentaje de agua.

Las frutas junto con las verduras, hortalizas y cereales son la principal fuente de fibra y antioxidantes de nuestra dieta. En el caso de los zumos, el aporte de antioxidantes es de gran importancia sobre todo en el caso de la vitamina C y, en particular, en las vitaminas A y E, entre otras.

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!
Compartir

Recibe nuestro boletín semanal

*Al suscribirte estás aceptando las condiciones de uso y política de privacidad

MedicinaTV no se hace responsable de las opiniones expresadas por los usuarios de esta web en sus comentarios, se reserva el derecho a publicar o eliminar los comentarios que considere oportunos.