España, a la cola de Europa en bancos de leche materna

Sólo cuenta con seis, un número muy por debajo de Francia, Reino Unido o los países nórdicos que superan la quincena y, sobre todo, de Brasil que se sitúa a la cabeza con 256 centros.

Enfermedades y patologías relacionadas: General

No obstante, los expertos se muestran optimistas en el medio plazo porque en sólo diez años se han creado seis centros y, actualmente, no hay “dificultades” para conseguir a madres que donen su leche.

En 2001 se creó en Palma de Mallorca el primer banco de leche materna y, seis años después, se creó otro en la Comunidad de Madrid, concretamente en el Hospital 12 de Octubre. A partir de ese momento, la red se ha ampliado y existen ya centros en Granada, Valencia, Barcelona y Aragón.

Asimismo, se espera ampliar esta red a otros centros de Madrid, Sevilla, País Vasco, Extremadura, Castilla y León y Burgos, que ya han mostrado su interés por la creación de un banco de leche materna por las ventajas que aportan para los niños nacidos prematuramente y con un peso inferior a los 1.500 gramos.

“Aunque seis centros son todavía pocos, hemos conseguido ya mucho porque el periodo de tiempo que llevamos es breve comparado con otros países. Además, a pesar de la crisis, el impulso de estos centros no se ha parado y no estamos teniendo dificultad en conseguir donantes”, ha comentado la jefa del servicio de Neonatología del Hospital 12 de Octubre de Madrid, Carmen Pallás.

Y es que, cada año nacen en España unos 40.000 niños prematuros -suponen un 9 por ciento del total de bebés nacidos-, de los cuales, según ha explicado el presidente de la Sociedad Española de Neonatología (SEN), Josep Figueras, unos 7.000 nacen con un peso inferior al 1,5 kilogramos.

Además, existe evidencia científica sobre los beneficios de la leche materna frente a la enterocolitis necrotizante –inflamación del intestino–, las infecciones y los problemas digestivos. “A largo plazo se ha observado que garantiza un mejor neurodesarrollo, disminuyendo, en la edad adulta, el riesgo cardiovascular y logrando unas cifras de presión arterial más bajas y un mejor perfil de lipoproteínas. Además, ha pasado de ser un alimento a un medicamento”, ha explicado Pallás.

Mejorar los sistemas de procesamiento

Por este motivo, es necesario ampliar la red de bancos de leche materna y tener unos “mejores” sistemas de procesamiento ya que, según ha comentado Pallás, este es uno de los principales problemas que existen y que hace que esa capacidad de almacenamiento sea “limitada”.

Asimismo, otra de las principales dificultades que existen es la distribución de la leche. En concreto, en Madrid, el Hospital 12 de Octubre sólo abastece a los niños prematuros que nacen en el centro aunque, según ha comentado Pallás, se está creando un sistema de trazabilidad para poder suministrar leche a otros hospitales de la comunidad.

Por el contrario, ha comentado el presidente de la SEN, Barcelona cuenta con un grupo de trabajo, “aliado con el banco de donación de sangre”, que se encarga de repartir por todos los hospitales la leche materna que se pueda necesitar aunque, incluso, hay centros que cuentan con “minibases” y que se nutren a ellos mismos.

Ahora bien, sea como sea el proceso de distribución, ha comentado Pallás, la existencia de estos bancos suponen un “importante ahorro” de los costes ya que, según un estudio realizado en Estados Unidos, por cada euro invertido en leche humana donada, se consigue ahorrar entre 6 y 19 euros, de costes directos derivados de la estancia en la Unidad Neonatal.

Treintañeras con estudios superiores es el perfil de donantes

Por otra parte, Pallás ha explicado que, según los datos que manejan en el Hospital 12 de Octubre -el mayor banco de leche de toda España- las madres donantes suelen tener unos 30 años, donan con su primer hijo y más de la mitad son universitarias, de las cuales el 40 por ciento están especializadas en el área de Salud.

Además, suelen donar durante seis meses aunque hay algunas mujeres que lo hacen incluso al año de nacer su hijo. “Hay muchas madres que han parido a niños prematuros y que, cuando ya tienen normalizada la lactancia, se hacen donantes para devolver la leche que le han dado a su hijo”, ha apuntado esta experta, tras asegurar que su Hospital cuenta actualmente con 1.000 litros de leche materna aunque se espera que en 2013 se duplique dicha cantidad.

En este sentido, ha informado de que en el Hospital 12 de Octubre se dispone de “calostros” gracias a las madres que han perdido a sus hijos. “El calostro es oro porque es muy beneficioso para los niños que nacen muy pequeños”, ha recalcado.

Sin embargo, no todas las leches maternas sirven para todos los niños dado que deben cumplir unos criterios de calidad como, por ejemplo, que la madre no tenga ningún tipo de infección transmisible, que no sea fumadora y que, además, se demuestre que su hijo está creciendo sano.

Además, para que se lleve a cabo el proceso de pasteurización es necesario que la leche lleve congelada menos de seis semanas aunque, según ha comentado la experta, en el caso en el que lleve más tiempo, la leche se utiliza para la investigación.

“La leche materna cambia si la donante ha tenido un niño prematuro o a término, o si la donación se produce en los primeros días tras el nacimiento del niño, o cuanto está más madura. Esto permite que, según las características y necesidades de cada bebé, se aporte la leche que más se pueda necesitar en función de las proteínas y calorías”, ha recalcado.

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!
Compartir

Recibe nuestro boletín semanal

*Al suscribirte estás aceptando las condiciones de uso y política de privacidad

Artículos recomendados

MedicinaTV no se hace responsable de las opiniones expresadas por los usuarios de esta web en sus comentarios, se reserva el derecho a publicar o eliminar los comentarios que considere oportunos.