¿Es mejor correr o andar 30 minutos 3 días a la semana o hacerlo 1 hora a diario?

Aunque las caminatas tienen un menor impacto en las articulaciones, la quema de calorías es "mayor" cuando estás corriendo al igual que la fuerza muscular y la capacidad aeróbica que se adquiere.

Enfermedades y patologías relacionadas: General

Con la llegada del buen tiempo, muchas personas deciden salir a la calle a correr o a andar para ponerse en forma. Unos nuevos deportistas que, según ha asegurado Pedro Manonelles, presidente de la Federación Española de Medicina del Deporte (Femede), van a conseguir unos mejores resultados a corto plazo si realizan 30 minutos de ejercicio durante tres días a la semana que si lo realizan una hora todos los días.

Esto se debe a que cuando una persona está mucho tiempo practicando ejercicio su nivel de exigencia física es mayor, por lo que requiere realizar otras pruebas para obtener los mismos resultados. No obstante, por debajo de los 30 minutos no se obtiene “ningún tipo” de beneficio físico.

Estas declaraciones han sido corroboradas por el actual récord nacional de los 3.000 obstáculos y exatleta olímpico, Luis Miguel Martín Berlanas, quien ha asegurado que es “impresionante” la mejora que experimentan las personas sedentarias cuando comienzan correr o andar rápido durante media hora 3 días a la semana.

“El atletismo es la matriz de todos los deportes porque agrupa todas las habilidades físicas básicas. Evidentemente, si una persona ya ha alcanzado un nivel muy alto de exigencia física, su margen de mejora será muy bajo con respecto a otra que no ha realizado apenas ejercicio físico”, ha comentado Martín Berlanas a Europa Press.

Se trata, por tanto, de un deporte que mejora el estado cardiocirculatorio, inmunológico, disminuye el peso e, incluso, mejora el estado psicológico de las personas. Ahora bien, y aunque los beneficios son similares en ambas modalidades, no se consiguen los mismos resultados corriendo que andando de manera rápida.

Correr quema más calorías

En este sentido, Martín Berlanas ha explicado que aunque las caminatas tienen un menor impacto en las articulaciones, la quema de calorías es “mayor” cuando estás corriendo al igual que la fuerza muscular y la capacidad aeróbica que adquieres. No obstante, ha puntualizado, el problema de desarrollar esta actividad es que tiene un “mayor impacto” articular y a nivel de tendones.

“Cuando se corre se queman antes las calorías porque al cuerpo le pides más exigencias que cuando andas. Lo que pasa es que son los condicionantes de cada uno los que determinan el ejercicio que debes hacer, ya que si uno tiene sobrepeso no puede empezar corriendo porque le va a repercutir en las rodillas, tobillos, tendones o, incluso, la espalda. Sin embargo, cuando una persona no tiene estos problemas, en muy poco tiempo, el cuerpo le va a pedir que corra”, ha explicado Martín Berlanas.

Ahora bien, se tenga el estado saludable que se tenga, lo recomendable es comenzar a andar a paso ligero y, “poco a poco”, ir subiendo la intensidad. Por ello, tanto el presidente de la Femede como el exatleta olímpico han recomendado acudir a un médico, en el momento en el que se pretenda empezar a correr de una manera continuada, para realizarse un electro, una radiología del corazón o una prueba de esfuerzo en las que se descarten una serie de problemas que pueden aparecer en el futuro, cuando la persona ya está preparada para hacer, por ejemplo, una maratón.

Las personas mayores activas “nunca” deberían abandonar el ejercicio

Respecto al ejercicio físico que realizan las personas mayores, Manonelles recomienda andar a aquellos que nunca han tenido el hábito de correr, mientras que a los que siempre se han mantenido activos físicamente les ha aconsejado continuar con sus rutinas deportivas dado que, a pesar de su edad, “no hay ningún motivo” para que dejen de hacerlo.

Este consejo lo ofrece también Martín Berlanas, quien, además, asegura que cuando una persona mayor deja de realizar ejercicio pierde tono muscular, provocando que se sienta peor tanto física como anímicamente.

“Hay que realizar un ejercicio moderado durante el mayor tiempo posible y varios días a la semana para, así, minimizar el efecto rebote que produce dejar de hacer deporte de alto nivel. Y es que, está demostrado que entrar en sedentarismo cuando se ha sido una persona activa no trae nunca buenas consecuencias ni físicas, ni mentales”, ha señalado.

Por último, el presidente de Femede ha recordado que las personas que practican regularmente actividad física tienen una esperanza de vida mayor que las que son sedentarias. Un factor “muy positivo” que, a su juicio, debe animar a la gente a “salir del sofá” y a disfrutar del buen tiempo haciendo ejercicio.

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!
Compartir

Recibe nuestro boletín semanal

*Al suscribirte estás aceptando las condiciones de uso y política de privacidad

Artículos recomendados

MedicinaTV no se hace responsable de las opiniones expresadas por los usuarios de esta web en sus comentarios, se reserva el derecho a publicar o eliminar los comentarios que considere oportunos.