En nuestra dieta falta fruta y verdura

El 43 por ciento de la población no cumple con las recomendaciones nutricionales de la OMS respecto al consumo diario de fruta. Y en el grupo de los niños y jóvenes este porcentaje es aún mayor, alcanzando el 57 por ciento. Tomar dos raciones de fruta al día es fundamental para lograr una dieta equilibrada y reducir el riesgo de padecer alguna de las enfermedades crónicas más comunes de nuestros días.

Enfermedades y patologías relacionadas: General

Para la OMS una dieta equilibrada debería estar compuesta por 400 gramos diarios de fruta y verdura, lo que equivale a la ingesta de al menos dos raciones de fruta y tres de verdura. Como recuerda el doctor Lluís Serra, Presidente de la SENC, “el consumo de estas cantidades previene el desarrollo de algunas de las enfermedades crónicas más comunes en nuestros días como son la hipertensión arterial, la hipercolesterolemia, la obesidad e incluso algunos tipos de cáncer”.

En opinión de este experto aunque “para los españoles consumir 400 gramos diarios de fruta y verdura es sencillo ya que no es una cantidad elevada para la dieta mediterránea, este requerimiento no se está cumpliendo fundamentalmente por dos motivos: en primer lugar, porque la población no sabe todavía los beneficios que aporta la fruta y las verduras para la salud y, en segundo lugar, porque una buena parte de la población considera que está tomando suficiente cantidad”.

“Y son precisamente los niños y jóvenes el colectivo que menos fruta y verdura consume”, aclara el Dr. Serra. En este sentido, “los padres han de hacer todo lo que esté en su mano para evitar que los niños sustituyan estos productos (fruta y verdura) por otros de mayor cantidad de energía, de grasa, es decir, productos que no le van a aportar ningún beneficio sobre su salud”, afirma. “Deben saber que la fruta va a fortalecer la inmunidad, van a mejorar el perfil del aporte vitamínico… van a tener niños más sanos en su conjunto”, añade.

Por tanto, una estrategia sería “introducir estos alimentos no sólo en el postre sino también entre horas, facilitarles su consumo, dejarlos que ellos la escojan en el mercado, enseñarles a pelarla, etc”, propone. Por otro lado, “también se pueden utilizar productos que ya vienen preparados y que son básicamente a base de fruta lista para comer y que pueden perfectamente llevar al colegio”, explica.

Detalles del consumo de fruta en la población española

El consumo de fruta es mayor entre la población más adulta, de 55 a 65 años, mientras que la menor ingesta de fruta la presentan los jóvenes, según muestran los datos recogidos en el estudio sobre los Hábitos alimenticios de los españoles 2006 elaborado por la Sociedad Española de Nutrición Comunitaria (SENC). El 73,5 por ciento de los adultos consume las dos raciones mínimas diarias de fruta recomendadas, mientras que el 57 por ciento de los jóvenes no alcanza esta recomendación.

La zona del levante de España registra el mayor consumo de fruta frente a Madrid y Galicia que cifran el menor consumo. A pesar de ello el 35,8 por ciento de la población de Levante no alcanza las recomendaciones diarias, al igual que el 45,3 por ciento de los madrileños y el 45,9 por ciento de los gallegos.

Se detecta un aumento del consumo de fruta en verano. Un 71,6 por ciento de los españoles declara consumir fruta sólo en verano frente a un 21,7 por ciento que la consume todo el año.

La pieza de fruta fresca es la forma preferida por los españoles para el consumo de fruta (en un 99 por ciento), seguida del zumo (en un 32,2 por ciento) y del yogur (en un 16,3 por ciento).

Durante las comidas el consumo de fruta se concentra mayoritariamente en la comida (en un 63,8 por ciento), la cena (en un 54,1 por ciento) y la merienda (en un 26,6 por ciento), mientras que éste disminuye durante el almuerzo (en un 23,9 por ciento) y el desayuno (en un 16,8 por ciento). El Dr. Serra indica que “tradicionalmente el postre se componía de una pieza de fruta, sin embargo en los últimos años las costumbres han cambiado y la fruta ha sido remplazada por los postres lácteos y los dulces”.

A pesar de que los españoles son conscientes de que el consumo de fruta es bueno para la salud ya que posee cualidades nutritivas, previene enfermedades y contribuye a alcanzar una dieta saludable, cuatro de cada diez españoles reconoce que no consume diariamente suficiente fruta argumentando en un 42,3 por ciento que resulta engorrosa de pelar, en un 21,4 por ciento que no disponen de tiempo o en un 25,7 por ciento que es un producto perecedero. “El consumidor cada día es más perezoso y prefiere la fruta pelada y troceada lista para comer que una pieza de fruta fresca como una manzana o un plátano”, añade el Dr. Serra.

Una dieta rica en frutas y verduras podría prevenir más de un 20 por ciento de las muertes por cáncer cada año, así como reducir el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares.

Además, el Dr. Serra insiste en que “a este consumo adecuado y suficiente de frutas y verduras se debería añadir la práctica regular de ejercicio físico ya que con estas dos medidas nuestra salud puede mejorar en más de un 50 por ciento”.

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!
Compartir

Recibe nuestro boletín semanal

*Al suscribirte estás aceptando las condiciones de uso y política de privacidad

MedicinaTV no se hace responsable de las opiniones expresadas por los usuarios de esta web en sus comentarios, se reserva el derecho a publicar o eliminar los comentarios que considere oportunos.