El uso de móviles o tablets por la noche puede afectar al sueño

Los expertos recomiendan que la iluminación de la pantalla no esté al máximo y que el dispositivo móvil no esté a una distancia inferior a los 14 cm de la cara ya que los diodos emisores de luz brillante son los que pueden afectar la producción de la melatonina.

Enfermedades y patologías relacionadas: Insomnio, General

Investigadores de la Clínica Mayo en Scottdale (Estados Unidos) han corroborado que el uso de ‘tablets’ y teléfonos móviles antes de irse a dormir puede afectar luego a la hora de conciliar el sueño, pero esto sucede sólo cuando la iluminación de sus pantallas está al máximo o los usuarios se los acercan mucho a la cara, a menos de 14 centímetros.

En el congreso anual de la Sociedad de Profesionales del Sueño que se está celebrando en Baltimore (Estados Unidos), los autores de este trabajo han explicado que una de las causas que pueden afectar al sueño son los diodos emisores de luz brillante que permiten el uso de dispositivos móviles en habitaciones con poca luz, ya que estos pueden afectar a la producción de la melatonina, la hormona que ayuda a controlar el ciclo natural de sueño-vigilia.

“Mientras que antes la gente iba a la cama y leía un libro, ahora cada vez es más frecuente que lo hagan en su ‘tablet’ o en el teléfono móvil”, ha explicado a psiquiatra y autora de la investigación, Lois Krahn.

El problema de esto, reconoce esta experta, es que en determinadas condiciones esto puede afectar a la calidad del sueño, algo que ahora han observado “sólo cuando la luz de la pantalla está al máximo”. “Cuando está en niveles medios o bajos, es suficientemente brillante como para usarse”, ha explicado.

Para el estudio, los investigadores utilizaron dos tabletas y un teléfono ‘smartphone’ en un cuarto oscuro que estaban configurados con diferentes niveles de iluminación. Además, los participantes en el estudio los fueron utilizando a diferente distancia de la cara, a fin de comprobar cuál era la más adecuada.

De este modo, descubrieron que cuando los niveles de brillo se redujeron y los dispositivos estaban a más de un palmo de la cara del usuario, se reducía el riesgo de que la luz fuera lo suficientemente brillante como para suprimir la secreción de melatonina y perturbar el sueño.

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!
Compartir

Recibe nuestro boletín semanal

*Al suscribirte estás aceptando las condiciones de uso y política de privacidad

Artículos recomendados

MedicinaTV no se hace responsable de las opiniones expresadas por los usuarios de esta web en sus comentarios, se reserva el derecho a publicar o eliminar los comentarios que considere oportunos.