El triptófano, la felicidad que se come

Este aminoácido fomenta la segregación de serotonina, un neurotransmisor encargado de regular procesos como el estado de ánimo, el sueño o el apetito sexual

healthy food

Todas las personas buscamos la felicidad. Sin embargo, la forma de alcanzarla puede ser muy distinta en cada uno de nosotros. Lo que es seguro es que nunca habrías imaginado poder comértela, así como lo oyes, ¡la felicidad se puede comer! Y es que muchos alimentos contienen triptófano, un aminoácido que ayuda a la producción de serotonina, un neurotransmisor encargado de regular procesos como el estado de ánimo, el sueño o el apetito sexual.

“El triptófano es un aminoácido esencial. Los aminoácidos son las unidades estructurales de las proteínas, que son las moléculas orgánicas más abundantes de nuestras células y se encuentran distribuidas por todo el organismo donde desempeñan gran variedad de funciones. Todas nuestras proteínas se forman mediante la combinación de 20 aminoácidos distintos, 8 de los cuales, se denominan aminoácidos esenciales porque nuestro cuerpo no es capaz de sintetizarlos y obligatoriamente debemos obtenerlos a través de los alimentos” explica Cristina Martínez Roldán, profesora de Nutrición y Bromatología de la Universidad Alfonso X el Sabio. “Además, el triptófano es precursor de una neurohormona, la melatonina, con un importante papel en la regulación de los ciclos del sueño y la vigilia”, afirma.

Al igual que el resto de aminoácidos esenciales, el consumo de triptófano es imprescindible para que nuestro organismo pueda fabricar sus propias proteínas, encargadas de formar nuestras enzimas y regular procesos como la actividad celular o la función transportadora, estructural y defensiva de nuestro organismo. Además, “parte del triptófano que ingerimos a través de la dieta lo utilizamos para elaborar vitamina B3 que también interviene en múltiples funciones de nuestro cuerpo”, comenta la nutricionista.

El consumo de triptófano ahuyenta la depresión y fomenta la felicidad

Potenciar los niveles de triptófano en nuestro organismo ayuda a elevar los niveles de serotonina en nuestro cerebro. “El funcionamiento adecuado de la serotonina se ha asociado con estados de bienestar, buen humor y ausencia de procesos depresivos. De hecho, la farmacología antidepresiva, se centra fundamentalmente en regular los niveles de serotonina a nivel central”, explica la experta.

Para conseguir aumentar las etapas de bienestar y evitar la alteración en el estado de ánimo, se recomienda llevar una dieta rica en triptófano. Sin embargo, no importa tanto la cantidad que se ingiere de este aminoácido sino la que llega al cerebro para ser utilizado en la producción de la serotonina. La nutricionista afirma en este sentido que “los niveles de triptófano se mantienen elevados cuando, junto a este aminoácido, se ingiere una dieta rica en vitamina B6, magnesio y carbohidratos, que aumentan los niveles de insulina en sangre. De este modo, se consigue tener menos aminoácidos compitiendo con el triptófano en el momento de la entrada en el cerebro”.

Otro de los beneficios más conocidos del triptófano para la salud reside en su efecto calmante del sistema nervioso ya que ayuda a reducir la ansiedad y la depresión, además de aliviar el insomnio e inducir al sueño. Incluso puede ayudar al correcto funcionamiento de nuestro sistema inmunológico disminuyendo los dolores de cabeza.

Qué alimentos comer para aumentar los niveles de triptófano

“El triptófano, como aminoácido que es, forma parte de las proteínas, por lo que una dieta rica en alimentos proteicos nos proporcionará las cantidades necesarias”, afirma Cristina Martínez. Por tanto, el triptófano se puede encontrar en alimentos de origen animal como los huevos, los productos lácteos como la leche y sus derivados, carnes o pescados. Además, algunos alimentos vegetales como los cereales integrales, la soja, las legumbres, los frutos secos y frutas como el plátano, la manzana, la piña, la naranja o el kiwi contienen también altos niveles de triptófano. También se pueden encontrar altos niveles de este aminoácido en alimentos dulces como el chocolate y sus derivados que alejan la tristeza y energizan nuestro cuerpo.

Es importante destacar que, para que el triptófano produzca todos sus beneficios, debe tomarse sobre todo en el desayuno, ya que es, en las primeras horas del día, cuando las hormonas de nuestro cuerpo están más predispuestas a la optimización de su consumo. Además, si se consume el triptófano como complemento vitamínico, es mejor tomarlo media hora antes de ingerir alimentos o fuera de las comidas ya que si no, actuaría como una simple proteína y no tendría los beneficios que buscamos en nuestro organismo.

Descubre más artículos sobre Consejos y curiosidades en el canal Nutrición.

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!
Compartir

Recibe nuestro boletín semanal

*Al suscribirte estás aceptando las condiciones de uso y política de privacidad

Artículos recomendados

MedicinaTV no se hace responsable de las opiniones expresadas por los usuarios de esta web en sus comentarios, se reserva el derecho a publicar o eliminar los comentarios que considere oportunos.