El TDAH sigue siendo un trastorno infradiagnosticado

El Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad (TDAH) es uno de los trastornos psiquiátricos más prevalente de inicio en la infancia y es la alteración neuroconductual más diagnosticada en niños de edad escolar.

Enfermedades y patologías relacionadas: General

En nuestro país sabemos que el TDAH afecta a entre un seis y un 10 por ciento de los niños mayores de seis años y se suele asociar con retraso y dificultades en el funcionamiento académico y social.

Es una enfermedad de origen biológico en la que se produce una alteración básica de determinados sistemas de neurotransmisión relacionados con la dopamina. “Eso hace que el niño desde que es muy pequeño presente una tríada de síntomas, de grupos de síntomas derivados de la hiperactividad, de la imposibilidad y del déficit de atención que se traducen en una conducta muy inquieta, muy movida, muy impulsiva”, comenta el Dr. Javier San Sebastián, jefe de la Unidad de Psiquiatría Infanto-Juvenil del Hospital Universitario Ramón y Cajal de Madrid.

“Son niños que no prestan atención, que se mueven mucho, que molestan, que no reflexionan y en consecuencia son niños que cuando llegan al colegio tienen problemas: son difíciles de manejar y a menudo son etiquetados de gamberros, de que se portan mal”, explica el Dr. San Sebastián.

“Todo ello hace que la tasa de fracaso escolar en este grupo sea mayor, pudiendo darse en más del 60 por ciento de los casos de TDAH, cuando los chavales no son tratados correctamente”, añade. De hecho, “en la medida en la que no reciben tratamiento y no se diagnostican pronto, su vida se va complicando paulatinamente”, advierte este experto.

Primer obstáculo: el infradiagnóstico

A día de hoy los expertos aseguran que el TDAH sigue siendo un trastorno infradiagnosticado en nuestro país. “A pesar de que en los últimos dos años se ha producido un cambio importante de sensibilización entre profesores, pediatras y padres, todavía existe un problema de infradiagnóstico y el TDAH sigue tratándose de forma inadecuada.

En parte esto ocurre -opina el Dr. San Sebastián- porque en España los padres son muy permisivos para con la inquietud de los chavales, que consideran un rasgo propio de la infancia, y hasta que el niño no tiene que sujetarse a una normativa, lo que suele ocurrir cuando llega al colegio y tiene que estarse quieto, no hablar, ni levantarse a su antojo, no se detecta el problema”. Por tanto, son los profesores en la mayoría de los casos los primeros en dar la voz de alarma.

“El grado de infradiagnóstico es significativo hasta el punto de que en un estudio de hace dos años se comprobó que teniendo en cuenta la cifra de prevalencia de TDAH que baraja la OMS, en torno a un seis por ciento, la mitad de la población de posibles TDAH no estaba diagnosticada y de esa mitad, tan sólo el 50 por ciento, estaba correctamente tratada”, recuerda el Dr. San Sebastián.

¿Cómo se trata el TDAH?

Uno de los mitos españoles es que ¿cómo le vamos a dar psicofármacos a los niños? “Los fármacos de los que disponemos hoy día son muy eficaces en el tratamiento del TDAH y al ser un problema de origen biológico, la primera aproximación terapéutica es el tratamiento farmacológico”, afirma el Dr. San Sebastián.

Y cuando hay complicaciones añadidas hay que hacer psicoterapia u otras variedades de intervención terapéutica: trabajo con la familia, asesoramiento a los educadores, etc.

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!
Compartir

Recibe nuestro boletín semanal

*Al suscribirte estás aceptando las condiciones de uso y política de privacidad

MedicinaTV no se hace responsable de las opiniones expresadas por los usuarios de esta web en sus comentarios, se reserva el derecho a publicar o eliminar los comentarios que considere oportunos.