El sexto mes marca un punto de inflexión en las dietas

La pérdida de peso en una dieta no se ralentiza hasta el sexto mes y no está influida por el tratamiento ni por la edad.

Enfermedades y patologías relacionadas: Obesidad, General

La pérdida de peso durante una dieta es lineal hasta el sexto mes y no se ve influida ni por el tipo de tratamiento ni por la edad de la persona, según ha mostrado un estudio desarrollado en la Facultad de Ciencias de la Actividad Física y del Deporte (INEF) de la Universidad Politécnica de Madrid (UPM).

En concreto, la investigación ha desvelado que el sexo de la persona es un factor condicionante pero que no influyen ni la edad ni el tipo de tratamiento que siga, siempre y cuando este incluya la restricción de alimento, el ejercicio físico y que la duración del régimen no supere los seis meses.

Por tanto, este trabajo establece que la creencia popular de que perder peso es más fácil al principio “no es cierta” en el caso de regímenes que se siguen durante un período inferior a los seis meses. Y es que, durante este tiempo no se puede establecer claramente una relación entre el momento de la dieta en que se encuentra la persona y el volumen de pérdida de peso, sino que la reducción se produce de una forma lineal.

Así, la ecuación ‘tiempo-pérdida de peso’ cambia cuando la dieta se sigue durante un tiempo superior a los seis meses, momento en el que el organismo sufre una adaptación fisiológica que hace que el ritmo de bajada de peso se ralentice, pasando a una ecuación no lineal.

En el estudio participaron 119 personas de ambos sexos, todas con sobrepeso (índice de masa corporal mayor a 25), y con edades comprendidas entre los 18 y los 50 años. Para desarrollar el trabajo, se les dividió en cuatro grupos, cada uno con tratamiento diferente. El primero de los grupos seguía un entrenamiento de fuerza; el segundo, uno basado en la resistencia; y el tercer grupo combinaba ambas técnicas y el cuarto se basaba en la restricción de la dieta de acuerdo con recomendaciones de expertos y algunas pautas genéricas de ejercicio físico.

Cada uno de los grupos hizo ejercicio tres veces por semana durante un periodo de 24 semanas y todos los individuos se sometieron a una dieta controlada y restringida. Cada 15 días, los investigadores comprobaban los resultados de la dieta, tanto en cambio de peso como en modificación de la figura corporal.

De esta forma, el estudio no ha comprobado que haya diferencias significativas en estos factores según el tipo de tratamiento o la edad. Sin embargo, sí ha observado diferentes tendencias por sexos (los hombres perdieron más peso en el mismo período), en función de la duración del régimen.

“Este trabajo nos ayuda a comprender que durante los primeros seis meses la pérdida de peso es lineal para todo el mundo, independientemente del tipo de tratamiento que se siga, pero confirma la creencia de que a partir del sexto mes la tendencia cambia. Esto es importante porque, hasta el momento, no se conoce ninguna ecuación que describa el proceso de pérdida de peso que se sigue a partir de entonces y ese es el objetivo en el que trabajamos ahora”, ha explicado el vicedecano de Calidad y Estudiantes del INEF y uno de los autores de la investigación, Pedro José Benito.

El estudio forma parte de los trabajos desarrollados dentro del proyecto Programas de Nutrición y Actividad Física para el Tratamiento de la Obesidad (PRONAF), liderado por el INEF, en colaboración con el Ministerio de Ciencia e Innovación, el Instituto de Investigación del Hospital Universitario La Paz (IDIPAZ) y el Instituto de Formación e Investigación Marqués de Valdecilla.

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!
Compartir

Recibe nuestro boletín semanal

*Al suscribirte estás aceptando las condiciones de uso y política de privacidad

Artículos recomendados

MedicinaTV no se hace responsable de las opiniones expresadas por los usuarios de esta web en sus comentarios, se reserva el derecho a publicar o eliminar los comentarios que considere oportunos.