El picar entre horas y la tarde-noche, dos peligros para quienes padecen sobrepeso

Es bastante frecuente el perfil de paciente con sobrepeso u obesidad que confiesan que suelen desayunar poco o de forma incompleta pero sin embargo van comiendo entre horas a lo largo del día produciéndose la mayor cantidad de ingesta calórica a última hora de la tarde y a la noche.

Enfermedades y patologías relacionadas: Obesidad, General

Según un estudio interno realizado por el equipo médico formado por los doctores Jorge C. Espinós y Jesús Turró, especialistas en endoscopia digestiva de Centro Médico Teknon y expertos en el tratamiento de la obesidad mediante técnicas endoscópicas, el 88% de los pacientes con sobrepeso afirman “comer entre horas”

En este sentido, Maribel Sánchez, nutricionista del mismo equipo médico, comenta que “nos encontramos habitualmente con pacientes que van aumentando la ingesta de alimentos a medida que avanza el día, de forma que suelen desayunar poco o de forma incompleta pero sin embargo van comiendo entre horas a lo largo del día produciéndose la mayor cantidad de ingesta calórica a última hora de la tarde y a la noche”.

El mismo estudio determina que el 78% de los pacientes que reconoce “comer entre horas” lo hacen principalmente durante la tarde-noche.

Para los Dres. Turró y Espinós, “el tipo de dieta, el modo de comer, la vida sedentaria y los nuevos ritmos de vida junto con factores genéticos, ayudan al desarrollo de la enfermedad. En la mayoría de casos de pacientes con obesidad y/o sobrepeso se manifiestan también síntomas de ansiedad por la comida, siendo ésta un modo de compensación por otros factores de frustración o estrés que pueda presentar el paciente. De este modo, prácticamente el 50% de los pacientes dicen tener ansiedad por la comida, ya que a menudo los alimentos adquieren un fuerte contenido emocional en la vida del paciente”.

Por ello, cuando el practicar ejercicio físico y el hacer dieta no son suficientes para controlar la ansiedad por la comida, es aconsejable acudir a tratamientos específicos o a cirugía para solucionar el problema antes de que el exceso de peso acabe provocando alguna de las muchas enfermedades que se asocian al sobrepeso.

En este sentido técnicas como el balón intragástrico o la cirugía endoluminal ayudan al paciente en el cambio de hábitos alimenticios que debe llevar a cabo si realmente quiere perder peso. Ambos tratamientos, aunque distintos entre sí y con indicaciones diferentes, tienen en común el limitar la capacidad estomacal de modo que el paciente tenga una mayor sensación de saciedad que le ayude a reducir la ingestión de alimentos, a controlar la ansiedad y a facilitar el cambio de estilo de vida y alimentación necesarios para la pérdida de peso y su mantenimiento a largo plazo.

Según otro estudio realizado por el mismo equipo médico entre más de 900 pacientes, las personas que han llevado a cabo un tratamiento con balón intragástrico, pierden de peso una media de 20kg. En el caso del tratamiento quirúrgico denominado POSE (o Cirugía Primaria Endoluminal de la Obesidad), el equipo médico formado por los Dres. Turró y Espinós es pionero en España en esta técnica, habiendo realizado más de 80 intervenciones con una reducción media del 50,3 % del exceso de peso durante los 6 primeros meses posteriores a la intervención.

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!
Compartir

Recibe nuestro boletín semanal

*Al suscribirte estás aceptando las condiciones de uso y política de privacidad

Artículos recomendados

MedicinaTV no se hace responsable de las opiniones expresadas por los usuarios de esta web en sus comentarios, se reserva el derecho a publicar o eliminar los comentarios que considere oportunos.