El peligro de automedicarse (V): Con los antibióticos no se juega

El Ministerio de Sanidad y Consumo, la Sociedad Española de Quimioterapia y Farmaindustria han puesto en marcha la I Campaña Nacional sobre el uso responsable de antibióticos, bajo el lema: "Con los antibióticos no se juega. No tomes antibióticos por tu cuenta". La campaña va dirigida a todos los implicados en el uso adecuado de antibióticos, es decir, farmacéuticos, médicos y consumidores y su objetivo es informar de la importancia del buen uso de estos medicamentos para evitar que disminuyan su eficacia.

Enfermedades y patologías relacionadas: General

Los españoles consumen diariamente una tonelada de antibióticos, lo que en cifras se traduce en 100.000 millones de pesetas anuales, es decir, el 15 por ciento de todo el gasto farmacéutico, según los datos presentados por el Ministerio de Sanidad y Consumo. España se encuentra a la cabeza de los países europeos en el consumo incontrolado de estos fármacos por dos causas principales: la automedicación y el incumplimiento de las terapias.

Cada año más del 30 por ciento de los españoles consumen algún tipo de antibiótico sin receta médica. El principal problema del mal uso de los antibióticos es que su eficacia está disminuyendo de manera alarmante, debido al aumento creciente de las resistencias bacterianas. Los antibióticos que antes resultaban eficaces para controlar las bacterias causantes de la enfermedad, ahora se muestran ineficaces. En los últimos 15 años la población ha generado resistencias frente a estos fármacos que rondan entre el 15 y el 60 por ciento, dependiendo de los tipos de organismos.

La campaña tratará de concienciar, entre otros puntos, de que la mayoría de las enfermedades infecciosas no están causadas por las bacterias, como en el caso de los resfriados y la gripe. Ante estas enfermedades el uso de antibióticos es innecesario e ineficaz y será decisión del médico recetarlos cuando tenga la sospecha de que hay alguna complicación por bacterias. Asimismo, es muy importante finalizar el tratamiento aunque se note mejoría, ya que al suspender el tratamiento antes de tiempo pueden sobrevivir bacterias que se multiplicarán y producirán recaídas. Además un tratamiento inacabado también influye notablemente en la creación de resistencias.

Otra recomendación que se realiza es evitar almacenar antibióticos en casa. Esta práctica suele indicar que el tratamiento no se ha acabado y además los antibióticos pueden caducar y perder actividad. El ministerio informa también que aunque un antibiótico haya sido útil en un enfermo y para una enfermedad, no tiene por qué ser útil en otra ocasión similar y para otro enfermo.

Durante el mes de diciembre y los primeros meses del próximo año se realizarán una serie de actividades divulgativas y formativas para concienciar sobre este problema, en las que se informará de todas estas cuestiones mencionadas anteriormente. Se instalarán 4.000 puntos de información en farmacias, centros de salud y hospitales y se organizarán encuentros en diferentes comunidades autónomas, “para valorar la situación de los antibióticos en cada una de ellas y reforzar el mensaje de la campaña para que llegue a todos”.

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!
Compartir

Recibe nuestro boletín semanal

*Al suscribirte estás aceptando las condiciones de uso y política de privacidad

MedicinaTV no se hace responsable de las opiniones expresadas por los usuarios de esta web en sus comentarios, se reserva el derecho a publicar o eliminar los comentarios que considere oportunos.