El peligro de automedicarse (II) : Mal uso y abuso de los antibióticos

¿Cuál es el coste que genera una actitud inadecuada ante una patología infecciosa atendida por los médicos de Âtención Primaria? A esta pregunta responde el informe realizado por la Agencia de Evaluación de Tecnología Médica (AATM, siglas en catalán) bajo el título "Estudio de la idoneidad de la prescripción del tratamiento antibiótico en la atención primaria y de los costes derivados de la no adecuación".

Enfermedades y patologías relacionadas: Gripe

Según los resultados que se desprenden de dicho estudio, la adecuación clínica, entendida en términos de indicación y/o prescripción, es del 56 por ciento; porcentaje que baja al 43 por ciento si además del criterio clínico se añade el criterio económico.

El estudio se ha realizado con una muestra de 2.470 casos de enfermedades infecciosas, según las historias clínicas de atención primaria, que afectaron a pacientes adultos visitados por 251 médicos de 29 centros reformados de atención primaria de la Subdivisión de Atención Primaria de la Región Sanitaria de la Costa de Ponent (Barcelona).

De los 2.438 procesos infecciosos evaluables, en 1.372 casos (el 56,3 por ciento) la respuesta médica ante la enfermedad infecciosa se considera adecuada. De estos 1.372 casos, la respuesta fue correcta ya que el tratamiento antibiótico prescrito fue adecuado (en 374 casos) o porque la decisión de no tratar con antibióticos fue la correcta (en 1025 casos). En cambio, en el 43,7 por ciento restante (1066 casos) la respuesta médica no se considera adecuada ya que prescribieron innecesariamente antibióticos (en 680 casos) o por la falta de prescripción de un antibiótico cuando estaba indicado (92 casos) o porque el tratamiento con antibióticos era necesario pero se eligió uno no recomendado (294 casos).

En el análisis del coste económico, se evaluaron 2.436 casos que originaron un coste global estimado en 3,5 millones de pesetas, de los cuales 2,4 millones (68,7 por ciento) corresponderían a costes generados por prescripciones no adecuadas.

En relación a los costes, según dicho estudio, los antibióticos suponen alrededor del 9 por ciento del gasto farmacéutico total en Atención Primaria y más del 40 por ciento del gasto, junto con los antihipertensivos, antiulcerosos y psicofármacos. En este sentido, los expertos que han realizado el estudio consideran “muy importante una correcta utilización de estos grupos terapéuticos ya que el impacto, tanto sobre el gasto farmacéutico como sobre el estado de salud de la población es muy relevante”.

La causa más común de inadecuación, según el informe, es prescribir un antibiótico cuando no es necesario. Esto puede significar exponer a los pacientes a un riesgo porque el antibiótico no produce ningún beneficio adicional pero, en cambio, expone al paciente a riesgos derivados de los efectos adversos. Por tanto, el consumo excesivo de antibióticos y una inadecuada utilización de éstos podría contribuir al aumento de las resistencias por el mal uso y abuso de los antibióticos, suponiendo asimismo un elevado coste social.

Por otro lado, el estudio también pone de manifiesto dos aspectos: la variación de precios entre diferentes marcas comerciales del mismo principio activo y la falta de adecuación de los envases a la duración más habitual de los diagnósticos más frecuentes.

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!
Compartir

Recibe nuestro boletín semanal

*Al suscribirte estás aceptando las condiciones de uso y política de privacidad

MedicinaTV no se hace responsable de las opiniones expresadas por los usuarios de esta web en sus comentarios, se reserva el derecho a publicar o eliminar los comentarios que considere oportunos.