El parto vaginal normal ¡paso a paso!

Canal: Salud Mujer

Conoce todos los detalles acerca del parto vaginal normal, el proceso natural del nacimiento con la culminación de período de embarazo.

Woman giving birth in labor room of hospital

El parto vaginal normal es el proceso natural del nacimiento con la culminación del período de embarazo. En cada mujer embarazada el parto ocurre en un momento variable entre la semana 37 y 42 de embarazo, que es el tiempo en que se considera un embarazo a término.

Los factores que desencadenan el inicio de un parto son desconocidos, pero sí se sabe que determinadas sustancias producidas por la placenta, la madre o el feto, y algunos factores mecánicos, como el tamaño del bebé y su efecto sobre el músculo uterino influyen en el comienzo del parto vaginal normal.

Las fases del parto vaginal

En el inicio del parto tienen lugar las contracciones uterinas, el borramiento o acortamiento del cuello uterino y la dilatación del cuello uterino. Además, la fase activa del parto suele iniciarse a partir de los 4 centímetros de dilatación del cuello uterino. Por lo tanto, el parto vaginal normal está formado por diversas fases:

  • Fase prodrómica o de preparto: no tiene un inicio definido y no todas las mujeres embarazadas lo perciben. Comienza con la aparición progresiva de varios síntomas que ayudan a la madre a darse cuenta de que se aproxima el momento del parto y que, además, puede ocurrir hasta dos semanas antes del mismo. Asimismo, se produce un incremento progresivo de la frecuencia e intensidad de las contracciones y, a veces, se expulsa el tapón mucoso que sella el cuello del útero. Además, hay mayor molestia en la pelvis porque se encaja la cabeza del feto.
  • Fase de dilatación: se considera el primer período de parto y su finalidad es dilatar el cuello del útero. Ocurren contracciones que cada vez progresan en más intensidad y duración, y en menos tiempo entre una y otra. El tiempo de dichas contracciones es aproximado y varía de una mujer a otra o de un embarazo a otro; pero ocurren, aproximadamente, cada 3-15 minutos y duran entre 30-120 segundos. Esta fase puede durar varias horas, siendo entre 18-20 horas en madres primerizas; y finaliza con la dilatación completa, la cual se considera un diámetro de 10 cm.
  • Fase de expulsión: es la más breve de todas las fases del parto, también se llama fase de pujos. Comienza con la dilatación completa del útero y termina con el nacimiento del bebé. Durante el expulsivo, el feto atraviesa el canal del parto gracias a las contracciones involuntarias del útero y las contracciones voluntarias o pujos con los músculos abdominales y diafragma de la madre. Esta percibe una necesidad de empujar y también una sensación de presión en la zona del periné, como si fuera a defecar. En el momento de salida de la cabeza por la vagina la madre percibe una sensación muy intensa que algunos han descrito como “corona de fuego”.
  • Fase de alumbramiento: se trata de la expulsión de la placenta y el cordón umbilical. Ocurre después de que el bebé haya salido por completo, y puede tardar entre 5 y 30 minutos. Siempre se debe comprobar que la placenta ha salido íntegra y no ha quedado ningún fragmento en el interior del útero.

Procedimientos para reconocer las fases del parto

Por otro lado, en un parto asistido en un centro hospitalario por los profesionales de la obstetricia (matrón/a y ginecólogo/a), se pueden realizar diferentes procedimientos para reconocer en qué fase del parto se encuentra la mujer, poder asistirla y orientarla del mejor modo posible y, también, conocer la situación del feto. Dichos procedimientos son:

  • Auscultación de la frecuencia cardíaca o pulso del bebé.
  • Control de las contracciones o dinámica uterina.
  • Colocación de sensores sobre el abdomen de la madre que capta las contracciones y el pulso fetal
  • Control de las constantes vitales de la madre.
  • Tacto vaginal.

Lo más frecuente y habitual es que un parto se desarrolle con normalidad y finalice con éxito, sin necesidad de ninguna intervención más que el acompañamiento a la mujer. Si surgen complicaciones el ginecólogo obstetra indicará el procedimiento o tratamiento más adecuado para cada madre y bebé.

Redacción: Doctora Sarai de la Fuente Gelabert

Descubre más artículos sobre Embarazo en el canal Salud Mujer.

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!

Recibe nuestro boletín semanal

*Al suscribirte estás aceptando las condiciones de uso y política de privacidad

Artículos recomendados

MedicinaTV no se hace responsable de las opiniones expresadas por los usuarios de esta web en sus comentarios, se reserva el derecho a publicar o eliminar los comentarios que considere oportunos.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR