El ejercicio físico mejora la fuerza muscular y el equilibrio en mujeres con osteoporosis

Canal: Salud Mujer

Un programa de ejercicio físico, basado en materiales "muy básicos y rudimentarios", mejora significativamente la fuerza de las extremidades superiores e inferiores así como el equilibrio estático y dinámico.

Enfermedades y patologías relacionadas: Menopausia, Osteoporosis, General

El ejercicio físico realizado con unos materiales básicos mejora la fuerza muscular y el equilibrio en mujeres con osteoporosis, según ha asegurado la doctora en Ciencias de la Actividad Física y del Deporte de la UPV/EHU, Montserrat Otero, quien ha diseñado un programa de ejercicio físico, basado en materiales “muy básicos y rudimentarios”, que mejora significativamente la fuerza de las extremidades superiores e inferiores de mujeres con osteoporosis posmenopáusica, así como su equilibrio estático y dinámico.

Una de las principales actuaciones que se fomenta desde las diferentes entidades gubernamentales en la lucha contra la osteoporosis, respaldada también por evidencia científica, se centra en la prevención de las caídas mediante la práctica de ejercicio físico. No obstante, uno de los ‘hándicaps’ más importantes de las entidades para activar programas de ejercicio físico dirigidos a este tipo de personas es el aspecto económico.

De hecho, según ha comentado la experta, hay “muy pocos” estudios que avalan y que estadísticamente han conseguido obtener mejoras significativas con materiales muy básicos y sin necesidad de una maquinaria sofisticada, en ocasiones inaccesible debido al coste económico que supone.

Por este motivo, Otero ha estudiado 68 mujeres con osteoporosis posmenopáusica, de edades comprendidas entre 50 y 72 años, de las cuales 34 fueron asignadas de forma aleatoria al Grupo Ejercicio y 34 al Grupo Control. Las participantes del Grupo Ejercicio siguieron un programa de ejercicio físico supervisado de entrenamiento de la fuerza y del equilibrio.

Este programa tuvo una duración de seis meses, en los que se realizaron 72 sesiones de 60 minutos de duración cada una, consistentes en la realización de 5 a 8 ejercicios de equilibrio y de 8 a 12 ejercicios de fuerza por sesión. El Grupo Control no participó en el programa de ejercicio físico, pero sí realizó los ‘tests’ de fuerza y equilibrio antes y después del mismo.

Al inicio del programa, no hubo diferencias significativas entre los dos grupos en ninguna de las variables. Sin embargo, tras la intervención, la fuerza de las extremidades superiores e inferiores de los grupos fue sensiblemente distinta.

“El Grupo Ejercicio mejoró de forma significativa su rendimiento de fuerza muscular de las extremidades superiores e inferiores, mientras que el Grupo Control empeoró significativamente en ambas variables. Respecto a la variable del equilibrio, el Grupo Ejercicio experimentó una significativa mejora tras la intervención”, ha recalcado la experta.

Por último, Otero ha señalado que un programa de ejercicio físico basado en ejercicios de fuerza de baja intensidad y ejercicios en los que interviene el equilibrio tanto estático como dinámico, llevado a cabo con una frecuencia semanal de tres días y en sesiones de una hora de duración durante 6 meses, produce mejoras significativas en la fuerza muscular de las extremidades superiores e inferiores, y en el equilibrio estático y dinámico en mujeres con osteoporosis postmenopáusica

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!
Compartir

Recibe nuestro boletín semanal

*Al suscribirte estás aceptando las condiciones de uso y política de privacidad

Artículos recomendados

MedicinaTV no se hace responsable de las opiniones expresadas por los usuarios de esta web en sus comentarios, se reserva el derecho a publicar o eliminar los comentarios que considere oportunos.