El DNI de los bebés

Todos los niños que nacen en un hospital del Insalud cuentan con un documento de "identificación sanitaria materno-filial" con el que Sanidad pretende evitar al cien por cien posibles confusiones de identificación entre madre e hijo. El "DNI" para recién nacidos, que entró en vigor el pasado mes de marzo, ha sido patentado por la Fábrica Nacional de Moneda y Timbre. Este nuevo documento es de aplicación obligatoria en todos los hospitales pertenecientes al Sistema Nacional de Salud en los que se atienden partos y donde nacen el 40 % de los niños españoles. Con este documento, que incorpora las huellas dactilares del recién nacido y la madre tendrá un documento que acredite cuáles son las huellas de su hijo desde el nacimiento.

Enfermedades y patologías relacionadas: General

Una vez cortado el cordón umbilical, el personal sanitario que atiende el parto elabora un nuevo vínculo de unión entre la madre y su hijo: el Documento de identificación sanitaria materno-filial, en el que quedan impresas las huellas tanto de la madre como del recién nacido. El procedimiento de identificación se inicia justo en el momento en que se corta el cordón umbilical y se estabiliza el bebé. En ese momento, la comadrona ha de imprimir las huellas dactilares de la madre y del recién nacido en ambas partes del nuevo documento, así como en el cuestionario para la Declaración del Nacimiento en el Registro Civil.

El documento está dividido en dos partes unidas entre sí por una línea semiperforada. La separación de las dos partes del documento sólo se podrá realizar en presencia de la madre que lo tendrá que firmar. La primera, que se incorporará a la historia clínica de la paciente, recoge los datos de la madre, del recién nacido, del profesional sanitario que realiza la toma de datos y del centro hospitalario, además de recoger las huellas de los dedos índice y medio del recién nacido y la del dedo índice de la madre. En la segunda parte figurarán los nombres del niño y de la madre y las mismas huellas que en la primera parte del documento. Esta parte será entregada a la madre o a quien ella indique después del parto.

Desde 1996 la normativa española obliga a tomar huellas dactilares de los bebés recién nacidos para una correcta identificación. El objetivo del documento es establecer un proceso interno que actualice, mejore y unifique el procedimiento para la identificación de los recién nacidos en los hospitales de Insalud. Hasta ahora, los centros no utilizaban los mismos métodos para la identificación, ya que recogían huellas de la mano o el pie e imponían pulseras con el nombre de la madre y otros elementos de seguridad. Sin embargo, a pesar de la implantación de este nuevo sistema de identificación, dichas medidas seguirán en uso como complementarias, aunque se exigirá que las pulseras dispongan de cierres de seguridad y que cuenten con las suficientes garantías para evitar roturas o manipulaciones.

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!
Compartir

Recibe nuestro boletín semanal

*Al suscribirte estás aceptando las condiciones de uso y política de privacidad

MedicinaTV no se hace responsable de las opiniones expresadas por los usuarios de esta web en sus comentarios, se reserva el derecho a publicar o eliminar los comentarios que considere oportunos.