El Día Internacional del Sueño

A partir del año 2001, el día 21 de marzo va a ser el Día Internacional del Sueño. Así lo ha decidido la Federación Mundial de Sociedades de Investigación del Sueño, junto con la Organización Mundial de la Salud. La creación de un día como éste es debido a la falta de sueño progresiva que se está produciendo en los últimos años. El insomnio influye, sin duda, en nuestro rendimiento diario y afecta a nuestra personalidad.

Enfermedades y patologías relacionadas: Insomnio, Apnea del sueño

El tiempo medio de sueño se ha reducido en el último siglo en un veinte por ciento, es decir, casi dos horas diarias. Según el doctor Alberto Costa da Silva, de la Universidad de Nueva York, esta bajada es debida al estrés causado por el actual ritmo de vida y al gran cambio de costumbres que el siglo pasado ha llevado consigo. Es por ello que la Organización Mundial de la Salud (OMS), junto con la Federación Mundial de Sociedades de Investigación del Sueño han decidido designar como Día Internacional del Sueño cada 21 de marzo a partir del año 2001. El insomnio es la patología más frecuente relacionada con los trastornos del sueño y afecta entre un 20 y un 30 por ciento de la población adulta. De éstos, un 10 por ciento sufre la enfermedad de forma severa, siendo una de las afectaciones que más consultas provoca en la Atención Primaria.

El objetivo del Día Internacional del Sueño es concienciar tanto a la población como a los profesionales médicos de que los trastornos del sueño son un problema de salud pública que debe ser tratado, dadas las importantes consecuencias que tiene para la vida de los insomnes. Algunas de las consecuencias más comunes de la falta de sueño son la irritabilidad, la falta de concentración, problemas para memorizar e incluso depresión. Es una de las causas de absentismo laboral más usuales y está implicado en muchos accidentes de trabajo. Se calcula también que el 30 por ciento de los accidentes de tráfico se pueden atribuir a un problema de sueño.

¿No puedes dormir? Aquí tienes algunas recomendaciones

-No tomes estimulantes, sobre todo unas horas antes de ir a dormir.

-No fumes varias horas antes de ir a la cama.

-No bebas nada de alcohol al menos dos horas antes de

acostarte: en contra de lo que puede parecer, produce insomnio.

-Intenta no ver la televisión en la cama. Acostumbra el cuerpo a dormir sólo en la cama, no en sillones o sofás, y utiliza un colchón confortable.

-Mantén la habitación bien ventilada, sin aire viciado, a una temperatura de unos 24º, sin olores penetrantes, flores, aparatos eléctricos o móviles cerca.

-Establece una rutina para ir a dormir, intentando acostarte y levantarte a la misma hora e intenta no dormir durante el día.

-No duermas en exceso, levántate a la hora programada aunque hayas dormido poco. No intentes recuperar el sueño acumulando de un día para otro o levantándote más tarde, el sueño no se acumula.

-Haz ejercicio moderado con regularidad, pero no lo hagas al menos 5 horas antes de ir a dormir, exceptuando la actividad sexual que no perjudica el sueño.

-Los carbohidratos en dosis pequeñas y la leche caliente pueden ayudarte a dormir mejor. No comas nada si te despiertas a medianoche de manera habitual.

-Si tienes problemas háblalos abiertamente, no te vayas a dormir con ellos.

-No tomes líquidos en exceso, sobre todo tres horas antes de acostarte.

- Si a pesar de lo anterior no duermes, no des vueltas en la cama. Levántate y entreténte hasta que vuelvas a estar soñoliento.

-No te habitúes a los somníferos, estos pueden ser útiles para determinadas situaciones, pero el sueño es una función fisiológica.

-Si a pesar de lo anterior no duermes y esto dificulta tu funcionamiento durante el día, consulta con tu médico de cabecera.

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!
Compartir

Recibe nuestro boletín semanal

*Al suscribirte estás aceptando las condiciones de uso y política de privacidad

MedicinaTV no se hace responsable de las opiniones expresadas por los usuarios de esta web en sus comentarios, se reserva el derecho a publicar o eliminar los comentarios que considere oportunos.