El cigarrillo electrónico puede ser una puerta a la adicción al tabaco

Canal: General

El cigarrillo electrónico ha irrumpido por completo en el mercado mundial, lo que ha hecho que su consumo cada vez sea mayor. Pero, ¿es más seguro que un cigarro de tabaco?

e-cigarette-1881957_1920
Enfermedades y patologías relacionadas: Tabaquismo

Desde su aparición en China en el año 2003, los cigarrillos electrónicos han irrumpido en el mercado mundial. El número de consumidores de este producto, también conocido como vapeador, se multiplica día a día y las ventas de las empresas que los comercializan aumentan de año en año. Según datos de las asociaciones de empresas del sector del cigarrillo electrónico, en España existen unos 350.000 usuarios y es un mercado que está consolidando su crecimiento.  

¿Qué es el cigarrillo electrónico?

El cigarrillo electrónico es un dispositivo que funciona con baterías que calientan un líquido para producir un vapor que los usuarios inhalan.

Existen vapeadores de primera generación que se parecen a los cigarrillos, hasta dispositivos de segunda y tercera generación que permiten a los usuarios modificar características del dispositivo, como el voltaje. “Esta amplia variación en los productos y la capacidad de los usuarios para personalizar su experiencia hace que sea difícil evaluar la seguridad y eficacia de los cigarrillos electrónicos como un grupo”, explica el Dr. José Ignacio de Granda Orive, coordinador del Área de Tabaquismo de la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (SEPAR).

¿Es más seguro un cigarro electrónico que un cigarro de tabaco?

Se cree que los cigarrillos electrónicos son, probablemente, menos dañinos que los cigarrillos de tabaco porque exponen a los usuarios a menos productos químicos tóxicos. Sin embargo, no hay pruebas suficientes para cuantificar la reducción del riesgo cuando se utilizan. La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha declarado que en este momento no se puede dar ninguna cifra específica con total credibilidad científica sobre cuánto “más seguro” es el uso de estos productos si se compara con el tabaquismo.

Asimismo, SEPAR reconoce la necesidad de una investigación de alta calidad en esta área. De hecho, su “Declaración oficial sobre la eficacia, seguridad y regulación de los cigarrillos electrónicos” hace una llamada a la comunidad científica nacional e internacional a poner en marcha estudios clínicos amplios y de calidad. Por ello, con motivo del 50º Congreso de SEPAR, el próximo 3 de junio se tratarán los pros y los contras de los cigarrillos electrónicos. El simposio, dirigido a neumólogos, cirujanos torácicos, internistas, generalistas, enfermería y fisioterapeutas interesados en el tema, tiene como objetivo profundizar con cuatro expertos internacionales en la seguridad y posibilidades para ayudar a dejar de fumar de los cigarrillos electrónicos.

¿El cigarrillo electrónico ayuda a que las personas fumadoras abandonen el tabaquismo?

Actualmente, no hay pruebas suficientes para demostrar que los cigarrillos electrónicos son eficaces para ayudar a las personas a dejar de fumar. “No deberíamos hablar de productos más o menos tóxicos para la salud, sino de productos tóxicos para la salud”, opina el doctor de Granda. “Desde el ámbito sanitario no nos parece un producto adecuado para su uso, ya que perjudica la salud y produce enfermedades. No es inocuo, es algo tóxico. Aconsejamos a los fumadores que quieren dejar su adicción que pidan una visita con su médico porque es quien les puede aconsejar sobre cómo hacerlo”.

¿Qué riesgos implica utilizar un cigarrillo electrónico?

Existen resultados que se replican en una serie de estudios que nos hacen obtener una idea de los daños potenciales de los cigarrillos electrónicos, ya que estos no están libres de riesgo y pueden exponer a los usuarios a sustancias químicas y toxinas a niveles que pueden causar efectos en la salud. Estos incluyen disolventes que pueden formar compuestos tóxicos o cancerígenos cuando se vaporizan. “Aunque estos se encuentran en concentraciones más bajas que en los cigarrillos de tabaco”, dice el doctor de Granda, “los estudios han encontrado que a las dosis en los que se encuentran en los cigarrillos electrónicos son perjudiciales para la salud y algunos son cancerígenos”. Además, los líquidos o vapores de los cigarrillos electrónicos también pueden contener sustancias químicas potencialmente nocivas que no están presentes en el humo de los cigarrillos de tabaco.

Los estudios también muestran que los vapeadores exponen tanto a los usuarios como a quien está alrededor a partículas que pueden empeorar enfermedades existentes o aumentar el riesgo de desarrollar enfermedades cardiovasculares o respiratorias. De hecho, un estudio de 2016 encontró que los síntomas más comunes reportados por aquellos pasivamente expuestos a los CE incluyen:

  • Dificultades respiratorias.
  • Irritación ocular.
  • Dolor de cabeza.
  • Náuseas.
  • Dolor o irritación de garganta.

La OMS ha advertido que la exposición a cualquier nivel de partículas puede ser perjudicial y los niveles de exposición deben ser minimizados.

Por otra parte, existe la preocupación de que los beneficios potenciales de los cigarrillos electrónicos para reducir el daño a los fumadores puedan ser superados por los riesgos de que puedan socavar los esfuerzos para controlar el tabaco. Esto incluye el potencial de los cigarrillos electrónicos para proporcionar una puerta de entrada a la adicción a la nicotina o el uso de productos de tabaco. Al mismo tiempo, el reclamo de los cigarrillos electrónicos con sabores para niños y adolescentes también es motivo de preocupación. Varios estudios longitudinales han informado de una asociación entre el uso de cigarrillos electrónicos en los no fumadores y el tabaquismo futuro, así como una asociación entre el uso de vapeadores en los no usuarios y el uso futuro de la marihuana o productos de tabaco como narguiles, cigarros o pipas.  

Por todo ello, la OMS ha recomendado que los responsables políticos actúen para prevenir el inicio del uso del cigarrillo electrónico por parte de los no fumadores y los jóvenes, prestando especial atención a la protección de los grupos vulnerables.

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!

Recibe nuestro boletín semanal

*Al suscribirte estás aceptando las condiciones de uso y política de privacidad

Artículos recomendados

MedicinaTV no se hace responsable de las opiniones expresadas por los usuarios de esta web en sus comentarios, se reserva el derecho a publicar o eliminar los comentarios que considere oportunos.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR