Diez consejos para sobrevivir con alergia

En España hay unos 8 millones de personas alérgicas que sufren síntomas como estornudos, picor de ojos, tos o rinitis.

Enfermedades y patologías relacionadas: Alergias, Rinitis

El 2014 está siendo especialmente duro para las personas alérgicas. La primavera ha sido de alto riesgo para los pacientes alérgicos, con un número de granos por metro cúbico de aire previstos es muy similar al del año anterior: 5.600 frente a 5.400. según la Sociedad Española de Alergología e Inmunología Clínica (SEIAC). En España hay unos ocho millones de personas alérgicas que sufre las consecuencias.

Estornudos, picor de ojos y tos son los síntomas más frecuentes en estas fechas de alta polinización. En el caso de los niños, el 75% de los alérgicos sufren otras enfermedades asociadas como conjuntivitis, asma o dermatitis atópica. En el caso de las personas mayores, la alergia les puede influir en la hipertensión arterial o la diabetes.

Para sobrevivir con alergia a la primavera, sigue este decálogo:

•             Ser constantes con la medicación recetada por el médico o alergólogo

•             Humedecer los ojos con gotas para aliviar el picor

•             No realizar actividades al aire libre en las horas en que los niveles de polen son más altos, principalmente por las tardes

•             Evitar ir al campo o pasar tiempo en parques y jardines donde la polinización es mayor

•             No usar moto o bicicleta

•             Llevar gafas de sol en el exterior

•             Mantener las ventanas de casa cerradas durante el día

•             Limpiar el polvo con aspirador o una bayeta húmeda para atrapar el polen que pueda entrar en la casa durante la ventilación de primera hora de la mañana

•             También conviene evitar humos y vapores, olores fuertes, cambios bruscos de temperatura, la contaminación, etc.

•             Dormir en una cama libre de polen y ácaros

El sueño es en muchas ocasiones uno de los problemas de los alérgicos. Muchos de los antihistamínicos lo provocan por lo que es imprescindible un buen descanso diario.  Para evitar empeorar durante la noche se recomienda dormir en una superficie con el certificado europeo para alérgicos ECARF. Los tejidos de fabricación de colchones y de la ropa de cama en muchas ocasiones son un imán para polen y ácaros con los que entramos en contacto directo.

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!
Compartir

Recibe nuestro boletín semanal

*Al suscribirte estás aceptando las condiciones de uso y política de privacidad

MedicinaTV no se hace responsable de las opiniones expresadas por los usuarios de esta web en sus comentarios, se reserva el derecho a publicar o eliminar los comentarios que considere oportunos.