Dieta mediterránea para prevenir las enfermedades de la próstata

Seguir una dieta mediterránea rica en frutas y verduras y evitar la vida sedentaria, por ejemplo caminando un poco todos los días, sobre todo después de comer, son algunos de los consejos que según los expertos pueden resultar beneficiosos para prevenir las enfermedades de la próstata en los varones mayores de 50 años.

Enfermedades y patologías relacionadas: Cáncer de próstata, Prostatitis

La dieta mediterránea es extraordinariamente útil en el cáncer prostático y otros cánceres”, afirma el doctor Juan José Ballesteros, presidente del Consejo Nacional de la Salud Prostática (CNSP). Este experto explica que se debería reducir la ingesta de grasas saturadas e incrementar el consumo de vitamina B y de frutas y verduras. “Es aconsejable reducir el consumo de carnes rojas y comer más pescado. La dieta mediterránea que tantos beneficios aporta frente a otras enfermedades también los tiene sobre las enfermedades urológicas. Incluso el vino tinto, en pequeñas cantidades, es perfectamente recomendable, a diferencia de lo que sucede con el alcohol que sí está contraindicado”, dice el doctor Ballesteros.

En el caso del cáncer de próstata, el doctor Fernando Jiménez Cruz, jefe del Servicio de Urología del Hospital La Fe de Valencia y presidente de la Asociación Española de Urología, asegura que la dieta mediterránea y el clima soleado de nuestro país son en buena parte responsables de la menor incidencia de este tumor en España. “Un consumo excesivo de grasas de origen animal y una baja exposición al sol son dos causas que parecen explicar la mayor frecuencia de cáncer de próstata en países como Estados Unidos o el norte de Europa. Por el contrario, allí donde la alimentación es diferente y la exposición solar mayor, como Japón o China, la incidencia es menor”, señala el doctor Jiménez Cruz.

Estos consejos están dirigidos sobre todo a los hombres de más de 50 años, ya que es a partir de esta edad cuando la próstata empieza a aumentar de tamaño y se dan los primeros síntomas. Además del cuidado en la alimentación, el doctor Ballesteros aconseja practicar ejercicio físico de forma moderada. “Es fundamental evitar a toda costa la vida sedentaria, especialmente después de comidas y cenas copiosas. Algo tan común en nuestros hogares como sentarse en el sofá a ver la televisión predispone en mayor medida a tener una retención aguda de orina. En cambio, caminar un rato resulta muy beneficioso”, señala este experto.

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!
Compartir

Recibe nuestro boletín semanal

*Al suscribirte estás aceptando las condiciones de uso y política de privacidad

MedicinaTV no se hace responsable de las opiniones expresadas por los usuarios de esta web en sus comentarios, se reserva el derecho a publicar o eliminar los comentarios que considere oportunos.