Diabetes: Protejamos nuestro futuro

Se calcula que 371 millones de personas en el mundo son diabéticas, de los que 187 millones están sin diagnosticar. La prevalencia en España para la población entre los 30 y los 65 años se estima en el 12%, aunque es superior en algunas comunidades. La diabetes tipo 2 representa el 90% de los casos.

Enfermedades y patologías relacionadas: Diabetes, General

Una encuesta en la que han participado alrededor de 300 pacientes y 600 médicos revela que los pacientes con diabetes tipo 2 no perciben la gravedad de su enfermedad. Tanto es así que el 85% de los médicos encuestados, considera que los pacientes con diabetes tipo 2 (DM2) perciben su enfermedad como “poco” o “nada grave” mientras que sólo el 12% de los pacientes la considera así. Además, la encuesta enmarcada dentro de la campaña es DIABETES, TÓMATELA EN SERIO, también revela datos de hábitos de vida, prevención de la enfermedad y complicaciones.

La encuesta cuenta con el aval de las principales sociedades implicadas en diabetes -Sociedad Española de Diabetes (SED), Grupo de Estudio de la Diabetes en Atención Primaria de la Salud (redGDPS), Sociedad Española de Medicina Interna (SEMI) y Federación de Diabéticos Españoles (FEDE)- y se ha realizado con el apoyo de la Alianza Boehringer Ingelheim – Lilly en Diabetes. Un total de 578 médicos de distintas especialidades (atención primaria, internistas, endocrinología, enfermería, cardiología, nefrología, neurología entre otras) han participado en la encuesta junto con 286 pacientes.

Hábitos de vida de los pacientes y papel de la prevención

A pesar de padecer diabetes, el 85% de los pacientes considera tener un buen estado de salud. En este sentido, la encuesta recoge datos sobre hábitos de vida, y los resultados muestran que más de la mitad de los diabéticos (54%) fuma o ha fumado a lo largo de su vida y que el 16% de ellos no ha abandonado el tabaco tras ser diagnosticados. Además, el 25% de las personas con diabetes consume alcohol de forma habitual -a partir de 2 veces por semana-. Y en cuanto a la práctica de ejercicio, un tercio realiza menos de una hora a la semana, a pesar de que casi la totalidad de los mismos son conscientes de los beneficios sobre su salud (96%).

Estas prácticas van en consonancia con la opinión del 32% de los pacientes de DM2 consultados, que no considera que unos hábitos de vida saludables hubiesen podido prevenir su enfermedad. Los médicos tienen una opinión muy diferente respecto a este tema, y un 43% cree que más de la mitad de los casos tratados podría haberse evitado o retrasado mediante la prevención.

Estos datos apuntan a una escasa concienciación de los pacientes respecto a la diabetes, que puede deberse a la falta de información, ya que casi la mitad (48%) de los médicos considera que el nivel de información que tienen sus pacientes sobre la enfermedad es insuficiente.

La diabetes, causa de baja laboral

El absentismo laboral por causa de esta enfermedad también ha sido motivo de consulta en esta encuesta: en el último año, el 76% de los médicos ha firmado la baja temporal o permanente a alguno de sus pacientes con DM2 por causas relacionadas con su enfermedad, principalmente por enfermedades cardiovasculares (21%), seguidas de neuropatía diabética – daños en los nervios – (16%) y nefropatía diabética – daños en el riñón – (15%).

El 72% de los pacientes dice haber pedido la baja temporal o permanente en el último año, pero ellos lo achacan principalmente a subidas y bajadas de glucosa (52% de casos en total). Tras las variaciones en los niveles de glucosa, los problemas de la vista y de los pies, la enfermedad del corazón, la del riñón y la del hígado son, por este orden, las principales causas de baja relacionada con la diabetes.

Complicaciones más graves, según médicos y pacientes

En el apartado de las complicaciones derivadas de la diabetes, la retinopatía diabética –daño en la vista- es la que los médicos consideran más grave (un 78% de ellos la califican como “muy grave” o “bastante grave”), seguida de la nefropatía diabética (76%). En este sentido, el 94% de los médicos asegura tener en cuenta la función renal y el 96% el ajuste de la dosis a la hora de prescribir un tratamiento para la DM2.

Los pacientes consultados aseguran haber sufrido principalmente obesidad (33%) y problemas de la vista (30%) tras ser diagnosticados. Los problemas en los pies (17%) y la enfermedad del corazón (10%) constituyen la tercera y cuarta causa de complicaciones para las personas con diabetes, según se desprende de la encuesta.

El 87% de los pacientes sabe que la diabetes tiene relación con el riesgo de sufrir una enfermedad cardiovascular, mientras que el 12% desconoce que también puede afectar al correcto funcionamiento de sus riñones.

El 43,6% de los diabéticos de tipo 2 no tiene un control adecuado

El 43,6% de pacientes de tipo 2 no tienen un seguimiento adecuado de sus niveles de azúcar y presión arterial, según el estudio de mayor alcance sobre el control de esta enfermedad en Europa, eControl DM_AP, realizado con más de 286.000 enfermos por la Agencia de Salud Pública de Cataluña (ASPC), el Institut Català de la Salut (ICS) y el Institut d’Investigació en Atenció Primària (Idiap) Jordi Gol, con la financiación de Sanofi Aventis.

Este mal control de la diabetes se debe, en la mayoría de casos, a que el paciente opone “fuerte resistencia a inyectarse insulina y opta por no hacerlo”, ha revelado en rueda de prensa uno de los líderes del estudio, el endocrinólogo del Hospital Arnau de Vilanova de Lleida, Dídac Mauricio, que considera muy satisfactorio que el 56,1% de catalanes sí tenga un seguimiento adecuado de la enfermedad.

El hecho de que el copago y el euro por receta hayan disparado el precio que tienen que pagar los pacientes para acceder a la insulina “puede ser un motivo para dejar el tratamiento”, ha admitido Mauricio, aunque ha recordado que aún no hay datos sobre el impacto de estas tasas en los enfermos crónicos.

“Hay que mejorar el control glucémico lo antes posible porque los casos se van a ir incrementando mucho cada año”, ha señalado Mauricio, y ha recordado que la obesidad y el sedentarismo dispararán la prevalencia de la diabetes, que afecta al 7,6% de la población.

De hecho, los malos hábitos de salud que tienen la mayoría de los catalanes “están precipitando el inicio precoz de la diabetes”, según Mauricio, una tendencia que se sumará al incremento de casos no diagnosticados, cuya afectación se estima actualmente en un 6%.

Expertos internacionales advierten de una pandemia de diabetes con un coste “inasumible” para los Estados

Los participantes del VII Congreso Mundial en la Prevención de la Diabetes y sus Complicaciones han alertado sobre una posible pandemia de diabetes tipo 2 que tendría un coste “inasumible por ningún gobierno” si no se toman medidas de prevención “de manera inmediata”.

El congreso se celebra en Madrid del día 11 al 14 de noviembre (Día Mundial de la Diabetes) y tiene como lema ‘Hacer de la prevención una realidad’. Está apoyado institucionalmente por la Real Academia Nacional de Medicina, el Ministerio de Sanidad, Política Social e Igualdad, la Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid y la Federación Internacional de Diabetes (IDF, siglas en inglés).

La IDF calcula que 371 millones de personas son diabéticas, de los que 187 millones están sin diagnosticar, pero para 2030 serán 550 millones, un 50% más, según el profesor Rafael Gabriel, del Instituto de Investigación del Hospital La Paz y codirector del congreso junto con el profesor Jaakko Tuomilehto, de la Universidad de Helsinki.

La diabetes se encuentra entre las diez principales causas de invalidez y presenta complicaciones que pueden causar la muerte, como infarto, ictus, amputaciones de extremidades inferiores y ceguera. La prevalencia en España para la población entre los 30 y los 65 años se estima en el 12%, aunque es superior en algunas comunidades, como la canaria. La diabetes tipo 2 representa el 90% de los casos.

La reducción del riesgo de sufrir diabetes es aún mayor en intervenciones específicas sobre la dieta, como demostró un estudio español publicado el pasado año en Diabetes Care. Este trabajo recoge cómo la dieta mediterránea, por sí sola, durante al menos cinco años, conseguía reducir el riesgo de diabetes tipo 2 a la mitad (52%).

Para el coordinador del trabajo, el doctor Jordi Salas, del Instituto de Investigación Sanitaria Pere Virgili, de la Universitad Rovira i Virgili, de Reus, hay alimentos que si se consumen en exceso incrementan el riesgo de diabetes tipo 2, como la carne roja, los procesados y las bebidas ricas en azúcar, incluyendo algunos jugos de fruta.

En cambio, a su entender, otros que forman parte de la dieta mediterránea reducen su riesgo, como los cereales integrales, el café, el aceite de oliva, los frutos secos, las legumbres, las frutas y verduras y el pescado.

No obstante, la doctora Carmen Gómez, jefa de la Unidad de Nutrición Clínica y Dietética del Hospital La Paz, de Madrid ha advertido de la “amenaza a la supervivencia” de la dieta mediterránea. “La razón es que comer insano sale más barato y un postre hipercalórico y rico en grasas saturadas cuesta menos que una fruta”, ha señalado.

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!
Compartir

Recibe nuestro boletín semanal

*Al suscribirte estás aceptando las condiciones de uso y política de privacidad

Artículos recomendados

MedicinaTV no se hace responsable de las opiniones expresadas por los usuarios de esta web en sus comentarios, se reserva el derecho a publicar o eliminar los comentarios que considere oportunos.