Diabetes durante el embarazo: cómo prevenirla

Alimentarnos de forma sana y equilibrada es importante durante toda la vida pero, en especial, cuando hay que comer por dos. Y es que, la dieta sana y equilibrada es una de las claves para prevenir la diabetes gestacional, una patología que puede implicar problemas en el metabolismo del niño cuando llegue a la edad adulta, como acaba de confirmar un estudio de la Universidad de San Pablo-CEU.

Enfermedades y patologías relacionadas: Diabetes

Durante el embarazo, el cuerpo de la mujer experimenta cambios en su metabolismo a los que debe responder con una dieta adecuada, en la que no descuide la ingesta de calcio, ácido fólico y grasas. Porque, en el inicio de la gestación y durante la primera mitad del embarazo, “el metabolismo de la mujer se dedica a almacenar nutrientes, que se acumulan en el tejido adiposo en forma de grasa, de ahí la sensación continua de hambre”, explica María Pilar Ramón Álvarez, profesora adjunta de Bioquímica y Biología Molecular de la Facultad de Farmacia de la Universidad de San Pablo-CEU, y una de las precusoras del estudio Mecanismos moleculares implicados en la respuesta insulínica tisular durante la gestación.

Sin embargo, en la última fase del embarazo, que es cuando el niño crece de forma acelerada, el organismo femenino libera grasas para que el bebé nazca fuerte, de ahí que “también se tenga una necesidad calórica mayor a la que debemos responder, siempre dentro de una dieta equilibrada, que es la manera de prevenir problemas como la diabetes y la obesidad tanto en la madre, como en el futuro niño”, añade esta especialista.

Resistencia a la insulina durante el embarazo

Otro de los aspectos que se modifica en el organismo es la respuesta a la insulina en los distintos órganos y tejidos de la madre. Y concretamente los mecanismos que determinan estos cambios en el cuerpo de la mujer es lo que es lo que ha estudiado la Universidad de San Pablo-CEU. Porque durante esta última etapa del embarazo, tiene lugar un deterioro en la mencionada respuesta a la insulina, conocida como “resistencia a la insulina” y que está asociada a enfermedades de gran prevalencia entre la población como la obesidad y la diabetes mellitus de tipo 2.

Así, durante el embarazo, se puede producir una mala adaptación del metabolismo a la secreción hormonal y que la madre comience a experimentar una intolerancia a la glucosa. Este problema, si persiste, puede derivar en la mencionada diabetes gestacional, un problema que sufre el 12 por ciento de las mujeres gestantes en España.

Hasta el momento, se desconocen las causas de este trastorno del metabolismo, aunque los especialistas apuntan a “factores de riesgo como la edad de embarazo, una madre obesa y/o tener antecedentes familiares previos de diabetes, entre otros”, detalla Mª Pilar Ramón. Este problema en la madre conduce “a un inadecuado aporte de nutrientes hacia el hijo que puede condicionarle al desarrollo de intolerancia a la glucosa y obesidad en la edad adulta”, expresa la especialista. En estos casos, “es fundamental ponerse en manos del especialista, para controlar la dieta y prevenir y/o tratar estos problemas en la madre y el niño”.

Por ello, la investigación de la universidad madrileña puede abrir nuevas puertas sobre el mecanismo que desencadena este problema de la diabetes gestacional en la madre, facilitando en un futuro el diseño de estrategias nutricionales y farmacológicas para disminuir esta patología y otras complicaciones en el niños de obesidad infantil y de diabetes en la edad adulta.

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!
Compartir

Recibe nuestro boletín semanal

*Al suscribirte estás aceptando las condiciones de uso y política de privacidad

MedicinaTV no se hace responsable de las opiniones expresadas por los usuarios de esta web en sus comentarios, se reserva el derecho a publicar o eliminar los comentarios que considere oportunos.