¡Depúrate de los excesos!

Si quieres empezar el año con buena salud y recuperando la figura después de todos los excesos navideños, tu mejor aliada va a ser una dieta equilibrada. Toma nota de nuestros consejos.

Enfermedades y patologías relacionadas: Obesidad

Una dieta equilibrada es la clave para un comienzo de año con salud ya que ésta “no consiste sólo en la ausencia de enfermedades y dolores sino en mantener un estilo de vida que garantice el buen estado y funcionamiento del organismo”, según comentó el director de Programas Médicos de Sanitas, el doctor Ignacio Ferrando.

“Aunque todos conozcamos las recomendaciones que deben seguir a los días de excesos – desayunar fuerte comer mucha fruta y verdura, no picotear, beber agua, moderar el alcohol- muy pocos los ponemos en práctica”, añadió.

El especialista también indicó que para muchas personas después de las vacaciones navideñas el agobio de la rutina diaria “se multiplica por diez” y la culpabilidad “que muchos de nosotros arrastramos tras la tradicional ingesta navideña de calorías no ayuda a empezar el nuevo año muy orgullosos de nosotros mismos”.

En opinión del Dr. Ferrando, enero es el mes perfecto para tomarse en serio la idea de cuidarnos por dentro y, a ser posible, que se note por fuera. Para ello, uno de los principales consejos es el ejercicio físico que “debe enfocarse como un momento de ocio y distensión y no como una obligación”.

“Merece la pena hacer el esfuerzo porque los beneficios del deporte sobre la salud son múltiples y están bien documentados”, insistió. Practicar ejercicio protege contra las enfermedades del corazón y los accidentes cerebro-vasculares; además de controlar los niveles de grasa corporal y grasas en sangre. “Perder peso, si te sobra, es ganar salud y la clave para hacerlo de manera saludable está en la combinación de comer alimentos diferentes y hacer ejercicio físico”, afirmó el experto.

Decálogo para una dieta sana

El doctor Ferrando recomendó seguir unos consejos prácticos para poner en marcha después de los atracones de Navidad y así conseguir una alimentación saludable.

En primer lugar, no existen alimentos completos y a diario necesitamos más de cincuenta nutrientes, así que es fundamental seguir una dieta variada que no se exceda en sal, azúcar ni alcohol.

Además debemos cuidar el porcentaje de grasas saturadas que ingerimos, presentes por ejemplo en la carne roja. Éstas no deben superar el 20 por ciento, y el 80 restante lo debemos completar con grasas monoinsaturadas -aceite de oliva- y poliinsaturadas -pescados azules, aceites vegetales-.

La base de la alimentación deben ser cereales, frutas y verduras para cubrir nuestras necesidades de fibra vitaminas y minerales. También hay comer pescado preferentemente azul al menos tres veces a la semana. Las carnes se pueden consumir como alternativa al pescado aunque debemos restringir las rojas. En su lugar el pollo y otro tipo de aves sin piel nos aportarán los nutrientes necesarios. Además es recomendable comer una media de tres huevos a la semana.

Los alimentos lácteos son esenciales sobre todo en la niñez y en situaciones especiales como el embarazo y la lactancia. En estos casos el consumo diario deberá ser de una a tres raciones. En los adultos el consumo será menor y en muchos casos será necesario consumir productos lácteos descremados.

“La grasa ideal que debemos ingerir es el aceite de oliva. Además, sus propiedades químicas lo hacen el mejor candidato para las frituras. Asimismo debemos establecer pautas: la mayor importancia calórica se la debemos dar al desayuno y a la comida mientras que la cena debe ser más ligera. Y si somos de los que picamos entre horas lo mejor es que sean frutas o zumos”, indicó.

El consumo de alcohol debe ser moderado y sólo debe estar presente en las comidas principales. En cambio el agua debe estar presente siempre ya que nos ayudará a controlar el apetito y la diuresis -orinar-.

“Si masticamos bien los alimentos los disfrutaremos más. Es esencial que la hora de la comida sea tranquila y serena; nuestra alimentación ha traspasado la barrera de la supervivencia y ha entrado en la cultura de la gastronomía”, añadió.

En último lugar el experto aconsejó que si tiene alguna duda, consúltesela a su médico. No consuma suplementos vitamínicos o de otro tipo sin su opinión, ya que en ocasiones sus beneficios son inapreciables y el coste no justifica su utilización.

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!
Compartir

Recibe nuestro boletín semanal

*Al suscribirte estás aceptando las condiciones de uso y política de privacidad

MedicinaTV no se hace responsable de las opiniones expresadas por los usuarios de esta web en sus comentarios, se reserva el derecho a publicar o eliminar los comentarios que considere oportunos.