Depresión: el dolor del alma

Hoy se celebra el Día Europeo de la Depresión, una jornada que reivindica el impacto que tiene esta enfermedad en la vida social y laboral de quienes la padecen y en sus familiares. Con el lema "buscando las mejores soluciones" los médicos hacen este año un llamamiento a la población y a los estamentos políticos, sanitarios y sociales para que proporcionen los recusos necesarios para poder afrontar y mejorar el abordaje de esta enfermedad, su diagnóstico, tratamiento y la calidad de vida de quienes la padecen.

Enfermedades y patologías relacionadas: Depresión

La creciente dimensión del problema obliga a una reflexión. Según la Organización Mundial de la Salud, dentro de quince años la depresión será la segunda causa de discapacidad en todo el mundo, sólo superada por las enfermedades cardiovasculares. Y según las principales sociedades científicas involucradas en su abordaje en España, ya hoy “es una enfermedad que puede llegar a afectar hasta el 10 por ciento de la población”.

“Es muy importante que la población tenga conciencia de esta enfermedad y que le dé la importancia que se debe” dado que “causa tanta discapacidad”, manifiesta el doctor Juan Manuel Mendive, responsable en España del Día Europeo de la Depresión. Además, sus consecuencias son serias, pues como añade este especialista “hay que tener en cuenta que la depresión, en casos graves, puede implicar incluso situaciones límite que pueden acabar con la vida de los individuos”.

El número de personas afectadas por depresión ha aumentado en los últimos años, pero ello no sólo se debe a factores ambientales como el estrés o la inestabilidad laboral. También “se debe a la mejora en el diagnóstico de la enfermedad”. Hoy la depresión se detecta antes y mejor en la consulta del médico de familia, “un profesional cercano al paciente y a quien el enfermo tiene confianza para explicar sus problemas”, explica el Dr. Mendive.

Además, hoy la aceptación social de la depresión como enfermedad está mucho más extendida “eliminando las connotaciones de estigma o tabú que impedían su diagnóstico”, opina el responsable del Día Europeo de la Depresión en España. Pero además de esta mejora del diagnóstico, hay otros factores, reconoce el propio Dr. Mendive, como “las características de nuestra sociedad, que puede llenar de insatisfacción a muchas personas y puede llegar a crear auténticos estados depresivos ante imporantes dificultades profesionales o económicas”, detalla.

Vivir con la depresión

La depresión tiene un impacto muy negativo en quienes la sufren. La persona que la padece siente una angustiante imposibilidad de cumplir con sus tareas diarias como lo haría de forma normal. En muchos casos expresa su estado de ánimo como “un vacío” en su interior. Y al no poder cumplir con sus compromisos laborales, sociales y personales, desarrollan una “angustia vital” ante tal incapacidad. Es por ello que muchos afectados por depresión hablan de ella como “un dolor del alma”, incluso más intenso que el dolor físico.

Quienes padecen una depresión necesitan apoyo y comprensión. En ocasión, se comete el error de decirles “vamos, anímate, pon algo de tu parte”. ¡Qué más quisieran ellos que poner algo de su parte. Pero no está en sus manos el dejar de estar deprimidos, como no está en nuestras manos curarnos de muchas otras enfermedades.

Los familiares de las personas con depresión también ven afectada su calidad de vida por este trastorno, a muchos niveles. No sólo por la pérdida de productividad laboral de esa persona, también por sus repercusiones en la vida emocional y sexual, por ejemplo. O porque el cuidado de una persona con depresión acaba también afectando a su vida laboral y personal.

Mejorar la atención del médico de familia

El apoyo de los profesionales de atención primaria es fundamental para mejorar la salud de los afectados, por lo que el Día Europeo de la Depresión, entre otras iniciativas, distribuirá entre los médicos de familia material explicativo sobre el diagnóstico y tratamiento de la enfermedad. “Se necesita una importante implicación de los profesionales de Atención Primaria”, subraya el Dr. Mendive, pues “es en su entorno asistencial donde de manera prioritaria se diagnostica y se trata este invalidante padecimiento”, recuerda.

Otras reivindicaciones para mejorar la situación de las personas con depresión y sus familias en el ámbito sanitario son dar más tiempo a los médicos para asistir a estos pacientes, mejorar los circuitos entre la atención primaria y los centros de salud mental. En el ámbito laboral, también es necesario que los técnicos de prevención de riesgos laborales sepan detectar y prevenir la depresión entre sus empleados y que tomen esta enfermedad en serio y no la agraven sometiendo a una mayor presión al trabajador a causa del descenso de su rendimiento, por ejemplo. No hay que olvidar que el mobbing laboral es también una causa de depresión.

Pero, ¿se puede prevenir la depresión? En este campo, subraya el doctor Mendive “todos tenemos mucho que aprender y queda mucho por hacer”. Una de las claves es fomentar “la importancia que tiene el que las personas podamos hablar libremente unas con otras, expresando nuestros sentimientos, como forma importante de evitar episodios depresivos”, apunta este especialista.

Muchas veces, la depresión llega como consecuencia ante un acontecimiento trágico. Y por ello, también es importante que en personas que han sufrido un hecho de estas características, prevenir sus consecuencias. Por ejemplo, “cuando muere un ser querido tenemos que llorar, porque es un sentimiento humano, natural, para expresar el dolor de la pérdida”, aconseja el Dr. Mendive quien recuerda la conveniencia en estos casos de “llorar y expresar lo que sentimos, hablar con los demás de nuestro dolor”. Las consultas de Psiquiatría, concluye este especista, “están llenas de pacientes que se han acostumbrado a vivir de espaldas a los sentimientos”, sentencia.

El Día Europeo de la Depresión es una iniciativa de la European Depression Association, que cuenta en nuestro país con el apoyo de la Sociedad Española de Medicina de Familia y Comunitaria (semFYC), la Sociedad Española de Medicina Rural y Generalista (SEMERGEN), la Sociedad Española de Medicina General (SEMG), la Sociedad de Psiquiatría, la Sociedad de Psiquiatría Biológica, Alianza para la Depresión y multitud de asociaciones de familiares y pacientes de toda España.

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!
Compartir

Recibe nuestro boletín semanal

*Al suscribirte estás aceptando las condiciones de uso y política de privacidad

MedicinaTV no se hace responsable de las opiniones expresadas por los usuarios de esta web en sus comentarios, se reserva el derecho a publicar o eliminar los comentarios que considere oportunos.