Deportes en verano

Los meses de verano debido al clima agradable y la disponibilidad de tiempo libre invitan a muchas personas a realizar ejercicio físico. En verano se multiplica la actividad deportiva, en especial la práctica de deportes acuáticos.

La natación es uno de los deportes más populares del mundo y sus beneficios cardiovasculares la hacen especialmente recomendable para mejorar la salud y la condición física. Ten en cuenta que si hace mucho tiempo que no realizas ningún ejercicio físico, en los primeros días que vayas a nadar esta actividad puede producir una fatiga generalizada por la adaptación a la resistencia que opone el agua al movimiento.

Existen otros muchos deportes relacionados con el agua, que requieren una preparación física extra. Muchos, como la vela, el windsurf, o las motos acuáticas implican un uso intensivo de los brazos y de la parte superior del cuerpo, que no solemos usar durante el resto del año, pudiéndose producir lesiones de hombro, codo y muñeca.

La fijación de los pies a la tabla, como en todas las variantes del windsurf, puede provocar lesiones de tobillo, dado que sus ligamentos, así como el tendón de Aquiles, son estructuras muy sensibles y difíciles de fortalecer durante la etapa de adulto. Estas lesiones son también especialmente frecuentes en la práctica del submarinismo por el uso de aletas. Por este motivo hay que tener en cuenta que es muy importante realizar una preparación física previa a la práctica de estos deportes.

Una lesión, aunque sea menor, si no se trata correctamente puede arruinar la temporada de entrenamiento o el disfrutar del deporte durante el verano. En muchos casos la cronificación de la lesión no sólo produce dolor e impide la práctica del deporte, sino que crea problemas de compensación biomecánicos provocando la aparición de dolor muscular en otras áreas del cuerpo. Esto es especialmente frecuente en las lesiones de tobillo y rodilla, que inducen dolor en la columna vertebral, tanto lumbar como cervical, a veces de difícil diagnóstico y tratamiento si no se recuerda la lesión original.

Riesgos de la natación

Si se practica de forma incorrecta, puede ocasionar molestias difusas en el hombro (dolencias como tendinitis en el manguito de los rotadores, bursitis subacromial y tendinitis bicipital). Por el trabajo que desarrollan las rodillas se puede originar tendinitis en tendón rotuliano y en algunos casos se pueden ver afectados los meniscos.

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!
Compartir

Recibe nuestro boletín semanal

*Al suscribirte estás aceptando las condiciones de uso y política de privacidad

MedicinaTV no se hace responsable de las opiniones expresadas por los usuarios de esta web en sus comentarios, se reserva el derecho a publicar o eliminar los comentarios que considere oportunos.