Demandas médicas en España

La proporción entre las demandas impuestas por los pacientes por una mala asistencia médica y el número de actos médicos que se realizan en nuestro país es "prácticamente insignificante", según el libro La responsabilidad en el ejercicio de la medicina, cuyo autor es el especialista en derecho sanitario, el doctor Juan Cajade, del Hospital Clínico de Santiago de Compostela. Según su investigación, sólo uno de cada diez millones de actos médicos genera una reclamación por parte del paciente.

Enfermedades y patologías relacionadas: General

En opinión de este especialista, la comunicación entre el paciente y su médico es vital para evitar cualquier tipo de reclamación. En opinión del doctor Cajade, es esencial que cualquier profesional de la medicina “actúe de acuerdo con los criterios correctos desde el punto de vista profesional” y obtenga el consentimiento del paciente, excepto en los casos establecidos por la ley.

El doctor Cajade también rechaza la táctica de la “medicina defensiva” puesta en marcha por una minoría en EE.UU, país donde las demandas sí alcanzan niveles significativos. Esta táctica consiste en que el médico, ante los riesgos que pueda conllevar un tratamiento farmacológico en pacientes sensibles, como embarazadas, decidan no recetar nada para curarse en salud, pero dejando también a la paciente desatendida.

“Somos los médicos y el resto del colectivo sanitario los que debemos evitar en lo posible que se produzcan conflictos legales de responsabilidad médica”, explica el doctor Cajade, y para conseguirlo añade que “estamos obligados a poseer unos conocimientos de Medicina y Derecho adecuados”.

La falta de comunicación origina, según su estudio, el 75 por ciento de las demandas, por lo que Cajade cree que “si hemos demostrado que ha existido preocupación y atención por nuestra parte hacia el paciente y los que le rodean, será muy raro que se nos lleguen a imputar responsabilidades”.

La presión de los medios de comunicación

El doctor Cajade también lamentó el “amarillismo” de algunos medios de comunicación en sus titulares y en el tratamiento que hacen de las noticias sobre demandas por actos médicos en las que, en su opinión, predomina la espectacularidad sobre la mesura. Provocando que se hagan “juicios públicos” paralelos de estos casos, que dañan moralmente al profesional, aunque el procedimiento legal le exima al final de toda culpa.

En este sentido, se ha fallado recientemente uno de los casos de este tipo que más revuelo ha causado en nuestro país. La madre de un paciente muerto en tratamiento ha sido condenada a pagar dos millones de pesetas y una cuota diaria de cinco mil pesetas durante seis meses a dos de los doctores que le trataron, Enrique Rubio y Benjamín Guix, en concepto de daños morales, tras llevar a cabo una dura campaña de desprestigio contra ellos.

La condenada interpuso una denuncia a los doctores por la muerte de su hijo en 1993, pero los profesionales fueron absueltos de toda culpa en sentencia de 1997, tras lo cual la madre llevó a cabo una campaña de desprestigio contra ambos profesionales, publicando y distribuyendo panfletos, apareciendo en medios de comunicación y manifestándose en público, descalificando duramente a ambos doctores.

En la sentencia del Juzgado de lo Penal número 6 de Barcelona se incide en que el derecho a la libertad de la expresión no está por encima, sino al mismo nivel, que el respeto al honor de las personas y añade que “si bien es comprensible, inconsolable e irreparable el dolor que puede causar a una madre la pérdida de un hijo y más cuando dicha muerte es lenta y rodeada de sufrimiento, ello en modo alguno puede llevar a justificar una consulta tan reprochable como la desarrollada por la acusada”.

El estudio del doctor Cajade revela que algo menos de un tercio de los casos de demanda surgen a raíz del fallecimiento del paciente (el 32 por ciento), mientras que el resto responde a lesiones o secuelas.

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!
Compartir

Recibe nuestro boletín semanal

*Al suscribirte estás aceptando las condiciones de uso y política de privacidad

MedicinaTV no se hace responsable de las opiniones expresadas por los usuarios de esta web en sus comentarios, se reserva el derecho a publicar o eliminar los comentarios que considere oportunos.