¿Debería hacerme la prueba del SIDA?

Sanidad y el Consejo General de Farmacéuticos han iniciado una campaña para prevenir el SIDA, cuyo lema es "¿Debería hacerme la prueba del SIDA?. El fin de esta campaña es aumentar la detección precoz de infectados por el VIH y, en consecuencia, permitirá comenzar antes el tratamiento e intensificar la prevención.

Enfermedades y patologías relacionadas: SIDA

En España se han diagnosticado más de 60.000 nuevos casos de SIDA y se estima que entre 120.000 y 150.000 personas están infectadas por el VIH, aunque la cuarta parte no lo sabe. Durante esta campaña las casi 20.000 farmacias españolas aconsejarán y repartirán folletos informativos donde se detallan los casos en los que es más recomendable realizarse la prueba del SIDA.

Es importante conocer el resultado de la prueba de VIH precozmente, ya que en el caso de ser positiva el paciente se puede beneficiar lo antes posible de un seguimiento médico, acceder a un tratamiento eficaz que mejora la calidad de vida, aumentar la supervivencia y adoptar las medidas necesarias para evitar la transmisión de la infección.

Lo más preocupante es que aproximadamente uno de cada tres casos de SIDA diagnosticados durante el 2001 y más de la mitad de los que contrajeron la infección por transmisión sexual, desconocían que se habían infectado hasta que desarrollaron la enfermedad. Esto hizo que no pudieran comenzar el tratamiento a tiempo para evitar el desarrollo de los síntomas, ni adoptaran las medidas necesarias para prevenir la transmisión.

¿Quién debe hacerse la prueba?

El SIDA no es un problema de determinados grupos de riesgo, cualquier persona, ya sea hombre o mujer, puede estar infectada con el VIH si se he expuesto a la infección a través del sexo o de la sangre. Es recomendable hacerse la prueba en los siguientes casos:

-Las personas que han tenido relaciones sexuales sin preservativo con diversas parejas, con personas que ejercen la prostitución, con consumidores de drogas o con infectados por el VIH.

-Las personas que han compartido el material de inyección (jeringuillas, agujas, cucharas, filtros,…) para inyectarse drogas.

-Las personas que han padecido alguna infección transmitida por vía sexual.

-Las parejas estables que quieren dejar de usar el preservativo en sus relaciones sexuales.

-Las mujeres que estén embarazadas o piensen tener un hijo.

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!
Compartir

Recibe nuestro boletín semanal

*Al suscribirte estás aceptando las condiciones de uso y política de privacidad

MedicinaTV no se hace responsable de las opiniones expresadas por los usuarios de esta web en sus comentarios, se reserva el derecho a publicar o eliminar los comentarios que considere oportunos.