Crean un servicio de localización mediante ‘smartphones’ para evitar la desorientación de los mayores

Canal: Mayores

La desorientación de los mayores puede suponer estrés, ansiedad y situaciones de peligro como caídas o accidentes de tráfico.

mayores
Enfermedades y patologías relacionadas: Demencia, Alzhéimer

El Grupo de Bioingeniería y Telemedicina (GBT) de la Universidad Politécnica de Madrid (UPM) ha desarrollado un servicio de localización mediante teléfonos inteligentes (‘smartphones’) para detectar de forma temprana episodios de desorientación espacial que, con cierta frecuencia, sufren las personas mayores con deterioro cognitivo leve.

La detección de la situación de desorientación y pérdida tiene en cuenta información del contexto de la persona mayor, como, por ejemplo, la cercanía a su domicilio o lugar de interés, si está acompañado por un familiar o está moviéndose en transporte público e intervalos de tiempo determinados. En caso de que ocurra dicho episodio de desorientación, el servicio pondrá en contacto a la persona mayor con su contacto más próximo para confirmar si la persona necesita ayuda.

Debido al envejecimiento de la población, uno de los retos de la sociedad es mantener la calidad de vida y autonomía de las personas mayores aunque sufran un deterioro en determinados aspectos cognitivos como, por ejemplo, realización de funciones ejecutivas, atención verbal, memoria visual y navegación espacial.

Este menoscabo se conoce como deterioro cognitivo leve y hasta en un 60 por ciento de los casos produce episodios de desorientación espacial que aparecen incluso en zonas donde la persona mayor realiza sus actividades habituales, como ir a hacer la compra, acercarse al centro de salud o visitar a un familiar.

ESTRÉS, ANSIEDAD, CAÍDAS O ACCIDENTES DE TRÁFICO

En concreto, la persona se encuentra perdida y comienza a deambular, ocasionándole no solo estrés y ansiedad sino también situaciones de peligro (caídas, accidentes de tráfico). La desorientación de los mayores supone también una fuente de preocupación para sus cuidadores informales (familiares, amigos).

Por ello, en el trabajo se definen para cada usuario unas zonas de seguridad alrededor de una serie de puntos geográficos denominados ‘hotspot’, que hacen referencia al domicilio y lugares habituales de la persona con deterioro cognitivo leve. Estas zonas indican áreas donde esta persona desarrolla normalmente su vida diaria, a diferencia de las zonas potencialmente desconocidas donde podría ocurrir una situación de desorientación espacial.

Así, utilizando la información de localización que ofrece el servicio de presencia, se puede determinar en qué área de seguridad se encuentra la persona mayor, así como su contexto, a fin de conectar a la persona mayor con sus contactos a través del ‘smartphone’.

El servicio de localización utiliza una nueva tecnología de redes inteligentes de comunicación, denominada IP Multimedia Subsystem (IMS), diseñada principalmente para los operadores móviles. Las redes IMS ofrecen servicios elementales que pueden ser reutilizados por cualquier aplicación instalada en un smartphone.

Así, el servicio elemental de presencia permite enviar información dinámica de un determinado usuario a otros usuarios o sistemas suscritos al servicio. Además, el servicio de presencia puede almacenar información estática mediante un perfil de cada uno de los usuarios registrados.

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!
Compartir

Recibe nuestro boletín semanal

*Al suscribirte estás aceptando las condiciones de uso y política de privacidad

Artículos recomendados

MedicinaTV no se hace responsable de las opiniones expresadas por los usuarios de esta web en sus comentarios, se reserva el derecho a publicar o eliminar los comentarios que considere oportunos.