Consejos para practicar deporte al aire libre en invierno con los más pequeños

Los niños son más propensos a sufrir hipotermia y congelación

Portrait of young woman against a background of the mountains

Aunque este año el otoño nos ha regalado buen tiempo, en algunos lugares ya han caído los primeros copos de nieve y el frío. La combinación de actividades al aire libre y familia puede ser una buena opción para disfrutar, a pesar del tiempo. Practicar deporte al aire libre y en familia nos permite compartir momentos en los que se trabaja la superación personal y se aprende a afrontar situaciones complicadas, además de reforzar lazos entre padres e hijos.

Los beneficios son innumerables, tanto físicos como psicológicos: la diversión estará asegurada, la consecución de logros hará que se refuerce la autoestima de los hijos, la reducción del estrés, el aumento de la capacidad pulmonar, la mejora de la memoria, la socialización… Pero no hay que olvidar que el frío y los accidentes nos pueden jugar una mala pasada, y por ello es importante enseñar a los más pequeños. Los Pediatras de Atención Primara, (SEPEAP), ofrecen estas recomendaciones para evitar accidentes:

  1. Si nos decantamos por un deporte de nieve, el casco es prácticamente imprescindible para prevenir lesiones en caso de caída. Además, aunque sea invierno, no hay que olvidar la crema solar de protección alta ni las gafas de sol homologadas , ya que el sol reflejado en la nieve puede dañar la piel y causar lesiones en la vista.
  2. La ropa y calzado recomendado es la impermeable (tipo mono de nieve y botas) ya que los niños caerán muchas veces y hay que evitar que estén mojados. Además, es importante que los niños lleven la ropa que se ajuste a su talla. Se recomienda vestir a los niños con varias capas delgadas, preferiblemente con ropa a prueba de viento exterior. Los niños deben vestirse con una capa más de ropa que un adulto usaría con las mismas condiciones climáticas.
  3. No olvidemos, además, que los niños, cuando están disfrutando son incansables e incapaces de reconocer algunos síntomas como el frío y el cansancio. Hay que enseñarles a parar si se mojan o están cansados,  para beber líquido o tomar frutos secos que aportarán energía.
  4. Como en cualquier deporte, antes de empezar es recomendable estirar y calentar las articulaciones. Esto es especialmente importante para los deportes de frío.
  5. Intentar aprovechar las horas de luz. Desde bien pronto por la mañana hasta primeras horas de la tarde, cuando empieza a atardecer ya que el frío empieza a ser más intenso.
  6. Lo ideal es que empecéis el día con un buen desayuno, muy consistente.

Los niños son más propensos a sufrir hipotermia

Los niños pequeños pierden la temperatura del cuerpo más fácilmente que los adultos, y son más susceptibles a la congelación y la hipotermia, ya que tienen una superficie de evaporación grande, un control inmaduro de la regulación de la temperatura corporal y una capacidad de producción de calor reducida.

La hipotermia se produce cuando la temperatura del cuerpo está por debajo de 35 grados.  Los signos típicos son el temblor, la letargia, y en casos graves, las alteraciones neurológicas y el coma. La hipotermia puede ocurrir en cualquier estación del año por accidente, pero en invierno, hay más riesgo de que esto ocurra. Las causas más comunes de hipotermia son:

  • No protegerse lo suficiente o con ropa adecuada ante temperaturas bajas.
  • Caer en aguas frías.
  • Llevar ropa húmeda durante mucho tiempo cuando hay viento o hace mucho frío.
  • Hacer esfuerzos extremos sin ingerir suficiente comida o bebida en climas fríos.

Si aparece confusión o alteraciones mentales, se debe llamar de inmediato al número de emergencias, en España el 112:

  • Proteger a la víctima del frío. Llevarla a una zona con temperatura caliente y cubrirla con mantas o ropas. Si esto no es posible, habrá que aislarla del viento, el frío y el suelo. Cubrirle la cabeza y el cuello ya que son zonas con gran pérdida de calor.
  • Si se consigue llevar a la víctima a cubierto, habrá que quitarle las ropas húmedas y reemplazarla por prendas secas.
  • Intentar calentar a la víctima. En caso de que la víctima esté consciente y despierta, y pueda tragar con facilidad, es recomendable que beba líquidos dulces y calientes, sin alcohol.
  • Permanecer junto a la persona hasta que llegue el soporte médico.

Más sobre salud infantil: www.medicinatv.com/canales/ninos

 

Descubre más artículos sobre Consejos y curiosidades en el canal Pediatría.

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!
Compartir

Recibe nuestro boletín semanal

*Al suscribirte estás aceptando las condiciones de uso y política de privacidad

Artículos recomendados

MedicinaTV no se hace responsable de las opiniones expresadas por los usuarios de esta web en sus comentarios, se reserva el derecho a publicar o eliminar los comentarios que considere oportunos.