Consejos para dejar de fumar

Dejar de fumar es difícil y resulta imprescindible estar motivado para conseguirlo. Pero no hay que pensar que es algo imposible, cualquiera puede dejar de fumar si está decidido. Así lo explica el doctor Josep Maria Ramon, Responsable de la Unidad de Tabaquismo del Hospital de Bellvitge (Barcelona).

La nicotina provoca una dependencia tanto física como psíquica hacia el tabaco y es posible que necesite algún tipo de ayuda para dejarlo. Existen programas para dejar de fumar en clínicas y consultas médicas que ayudan al paciente a la deshabituación del tabaco. La adicción a la nicotina es más fuerte en el terreno psíquico, ya que el “mono” no pasa hasta los tres meses, mientras que la dependencia física se supera en la mitad de tiempo.

Tal vez sea útil para los que quieran dejar este hábito recordarles todos los perjuicios que esto puede comportar para la salud, tanto del fumador como de los que le rodean. Los fumadores tienen más riesgo de morir por enfermedades coronarias o cáncer de pulmón. Una persona que fuma tiene más probabilidades de morir antes que otra persona que no lo haga. Además, el humo del tabaco puede llegar a causar problemas respiratorios en los fumadores pasivos, sobretodo en los niños.

La Organización Mundial de la Salud señala algunos de los beneficios que puede tener para la salud dejar de fumar, como por ejemplo, que un año después de dejar el tabaco el riesgo de enfermedad coronaria se reduce hasta en un 50%.

Si está decidido a dejar de fumar le proponemos algunos consejos para ayudarle a conseguirlo:

Antes de empezar

-Piense con detenimiento porqué quiere dejar de fumar y si es necesario elabore una lista con los motivos por los que quiere hacerlo.

-Elija un buen día para dejar de fumar, procure que no sea en un momento de mucho estrés y que no coincida con un día festivo. Fije una fecha y procure no cambiarla.

-No encienda los cigarrillos de forma automática, cuente los cigarrillos que fuma e intente reducir el número.

-Puede pedir ayuda a los que le rodean (familiares, amigos.), es más sencillo superar las situaciones difíciles si tiene alguien con quien hablar del tema.

-Antes del día escogido elimine todo lo relacionado con el tabaco (ceniceros, mecheros,.) y deshágase de todos los cigarrillos.

El primer día sin tabaco

-Este día debería tener un significado especial. Puede levantarse más pronto de lo habitual y realizar un poco de ejercicio.

-No piense en el futuro, en que nunca más va a fumar, son más importantes los logros diarios.

-Procure no sustituir el tabaco por comida entre horas, como los caramelos u otros alimentos muy calóricos. Es importante beber mucha agua y tomar frutas y verduras.

-Evite las situaciones que suelen estar relacionadas con el tabaco (reuniones sociales, el café después de comer,.).

-Cuando sienta el deseo de fumar procure relajarse y respirar profundamente. También puede resultar útil cambiar de actividad. Mantenerse ocupado le ayudará a pasar los momentos de ansiedad.

-Por último tenga en cuenta este consejo del Ministerio de Sanidad y Consumo:

“Debería quedar claro a todas las personas que intentan dejar el hábito de fumar, que recaer, no significa que el programa haya fallado, sino que se trata de un pequeño retroceso en lo que al final será un programa con éxito”.

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!
Compartir

Recibe nuestro boletín semanal

*Al suscribirte estás aceptando las condiciones de uso y política de privacidad

MedicinaTV no se hace responsable de las opiniones expresadas por los usuarios de esta web en sus comentarios, se reserva el derecho a publicar o eliminar los comentarios que considere oportunos.