Consejos para controlar la hipertensión

La hipertensión es una enfermedad que comporta riesgos para la salud. La presión arterial elevada no se puede curar, pero sí se puede controlar para prevenir sus efectos.

Enfermedades y patologías relacionadas: Hipertensión arterial

El control de la hipertensión reduce los riesgos de desarrollar ciertas enfermedades, así por ejemplo, una persona con la presión alta no controlada tiene tres veces más posibilidades de padecer una enfermedad coronaria que una con la presión alta controlada.

Su médico puede recomendarle algunas medidas para controlar la hipertensión, si esta hipertensión no es muy elevada será suficiente con una dieta y la realización de ejercicio físico. Si la presión arterial es más elevada es posible que su médico le recomienda que tome algunos medicamentos para controlarla.

A continuación le proponemos algunos consejos facilitados por la Sociedad Española de Hipertensión-Liga Española para la Lucha contra la Hipertensión Arterial para ayudarle a llevar su enfermedad con una mayor calidad de vida:

-Procure hacer dieta. La hipertensión está muchas veces asociada al sobrepeso. Si está por encima de su peso ideal, reduzca las calorías en su dieta habitual. El especialista puede recomendarle la dieta más adecuada para su situación. Controlar su peso no sólo es recomendable para la hipertensión sino que beneficiará a su salud en general.

-Reduzca el consumo de sal. La sal tiene un alto contenido en sodio, que puede aumentar la presión arterial. Para llevar una dieta moderada en sodio cocine de forma habitual, no utilice el salero en la mesa y procure no abusar de los embutidos, enlatados y alimentos precocinados.

-Evite consumir alcohol en exceso. Una copa de vino o una cerveza durante las comidas no le harán daño, pero intente en la medida de lo posible tomar bebidas sin alcohol, la mejor bebida es el agua.

-Realice ejercicio físico. Aunque sea hipertenso puede realizar todo tipo de actividades, le ayudarán a perder peso y a sentirse mejor. Es suficiente con que realice un paseo diario o practique deporte adecuado a su edad. Si tiene dolor de articulaciones, el más apropiado es nadar.

-Es imprescindible dejar de fumar. Este hábito, unido a otros factores de riesgo de enfermedades cardiovasculares, como la hipertensión, puede perjudicar su salud.

-Consulte a su médico y siga todos sus consejos. Si su médico le ha recetado unas pastillas no olvide tomarlas, piense que mientras toma su medicación tiene la tensión controlada, pero si las deja ésta puede volver a subir. Si tiene alguna duda sobre sus indicaciones, pregúnteselo, su médico es el mejor consejero.

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!
Compartir

Recibe nuestro boletín semanal

*Al suscribirte estás aceptando las condiciones de uso y política de privacidad

MedicinaTV no se hace responsable de las opiniones expresadas por los usuarios de esta web en sus comentarios, se reserva el derecho a publicar o eliminar los comentarios que considere oportunos.