¿Cómo tiene que ser la alimentación durante el verano?

Llega el verano pero, ¿es necesario cambiar la alimentación para adaptarnos a temperaturas más elevadas y una mayor exposición solar? ¿Qué hay que comer?

Enfermedades y patologías relacionadas: General

A tan sólo tres días para que comience oficialmente la temporada de verano, Marta Fernández de Angulo, responsable del departamento de Nutrición y Dietética de la Unidad SHC Medical del Hospital Viamed Santa Ángela de la Cruz, de Sevilla, ofrece algunos consejos nutricionales y cuidados alimentarios a tener en cuenta en los días de calor, sugiriendo platos fríos y nutritivos para este tiempo.

En general, se recomienda seguir una alimentación más ligera y baja en calorías de lo habitual, disminuyendo el aporte de grasas y de forma más leve los hidratos de carbono. Además, el aporte de agua debe de ser mayor para de este modo garantizar una óptima hidratación, reducir el riesgo de posible deshidratación y mantener nuestra temperatura corporal.

Por otra parte, las sales minerales se pierden, entre otras formas, a través del sudor, por lo tanto es importante consumir más frutas, vegetales y pescado y aumentar el aporte de antioxidantes naturales como los carotenos -propios de las verduras y frutas de color anaranjado, amarillo, rojo-, así como el de la vitamina C o la vitamina E cuya fuente principal se encuentra en el aceite de oliva y los frutos secos, entre otros alimentos.

Para adatar la alimentación a estas recomendaciones, estos son algunos de los menús adecuados, que, además, permiten continuar consumiendo alimentos como las legumbres, que se suelen considerar más típicos de las estaciones invernales; Lentejas a la vinagreta con picadillo de tomate, cebolla, pepino y pimientos, Ensalada de garbanzos con bacalao desmigado, pimiento, huevo duro y perejil, crema fría de guisantes y cebolla con taquitos de jamón serrano, gazpachos y salmorejos, ajoblanco, cremas frías, como Vichyssoise o crema fría de calabaza y naranja, ensaladas…

Además, no se olvide estos consejos para los días de calor:

• Evitar llevar a la playa u otros lugares con altas temperaturas salsas caseras a base de lácteos o huevo. En este caso, es mejor optar por salsas comerciales y siempre dentro de neveras sin romper la cadena de frio y durante un corto plazo de horas.

• No descongelar carnes y pescados a temperatura ambiente. Descongelar dentro de la nevera.

• No conservar las sobras de los platos dentro de microondas u hornos. Meter dentro de la nevera.

• No comprar pescados, mariscos o moluscos bivalvos en puestos ambulantes.

• No realizar comidas muy copiosas ya que favorecen al malestar digestivo.

• No abusar del alcohol ya que favorece a la deshidratación.

• Consumir bebidas isotónicas en caso de realizar ejercicio o deporte. Hay que evitar realizarlo en horas de mayor temperatura.

Redacción: MedicinaTV

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!
Compartir

Recibe nuestro boletín semanal

*Al suscribirte estás aceptando las condiciones de uso y política de privacidad

MedicinaTV no se hace responsable de las opiniones expresadas por los usuarios de esta web en sus comentarios, se reserva el derecho a publicar o eliminar los comentarios que considere oportunos.