¿Cómo tiene que ser la alimentación durante el verano?

Llega el verano pero, ¿es necesario cambiar la alimentación para adaptarnos a temperaturas más elevadas y una mayor exposición solar? ¿Qué hay que comer?

¿Cómo tiene que ser la alimentación durante el verano?
Enfermedades y patologías relacionadas: General

A tan sólo tres días para que comience oficialmente la temporada de verano, Marta Fernández de Angulo, responsable del departamento de Nutrición y Dietética de la Unidad SHC Medical del Hospital Viamed Santa Ángela de la Cruz, de Sevilla, ofrece algunos consejos nutricionales y cuidados alimentarios a tener en cuenta en los días de calor, sugiriendo platos fríos y nutritivos para este tiempo.

En general, se recomienda seguir una alimentación más ligera y baja en calorías de lo habitual, disminuyendo el aporte de grasas y de forma más leve los hidratos de carbono. Además, el aporte de agua debe de ser mayor para de este modo garantizar una óptima hidratación, reducir el riesgo de posible deshidratación y mantener nuestra temperatura corporal.

Por otra parte, las sales minerales se pierden, entre otras formas, a través del sudor, por lo tanto es importante consumir más frutas, vegetales y pescado y aumentar el aporte de antioxidantes naturales como los carotenos -propios de las verduras y frutas de color anaranjado, amarillo, rojo-, así como el de la vitamina C o la vitamina E cuya fuente principal se encuentra en el aceite de oliva y los frutos secos, entre otros alimentos.

Para adatar la alimentación a estas recomendaciones, estos son algunos de los menús adecuados, que, además, permiten continuar consumiendo alimentos como las legumbres, que se suelen considerar más típicos de las estaciones invernales; Lentejas a la vinagreta con picadillo de tomate, cebolla, pepino y pimientos, Ensalada de garbanzos con bacalao desmigado, pimiento, huevo duro y perejil, crema fría de guisantes y cebolla con taquitos de jamón serrano, gazpachos y salmorejos, ajoblanco, cremas frías, como Vichyssoise o crema fría de calabaza y naranja, ensaladas…

Además, no se olvide estos consejos para los días de calor:

• Evitar llevar a la playa u otros lugares con altas temperaturas salsas caseras a base de lácteos o huevo. En este caso, es mejor optar por salsas comerciales y siempre dentro de neveras sin romper la cadena de frio y durante un corto plazo de horas.

• No descongelar carnes y pescados a temperatura ambiente. Descongelar dentro de la nevera.

• No conservar las sobras de los platos dentro de microondas u hornos. Meter dentro de la nevera.

• No comprar pescados, mariscos o moluscos bivalvos en puestos ambulantes.

• No realizar comidas muy copiosas ya que favorecen al malestar digestivo.

• No abusar del alcohol ya que favorece a la deshidratación.

• Consumir bebidas isotónicas en caso de realizar ejercicio o deporte. Hay que evitar realizarlo en horas de mayor temperatura.

Redacción: MedicinaTV

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!

Recibe nuestro boletín semanal

*Al suscribirte estás aceptando las condiciones de uso y política de privacidad

MedicinaTV no se hace responsable de las opiniones expresadas por los usuarios de esta web en sus comentarios, se reserva el derecho a publicar o eliminar los comentarios que considere oportunos.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR