¿Cómo se puede trabajar el suelo pélvico durante la menopausia?

Canal: Salud Mujer

El suelo pélvico puede verse afectado por la menopausia, por lo que es muy importante mantenerlo ejercitado y tonificado. Infórmate sobre los mejores ejercicios y prácticas que favorecen su buen estado.

active-18975_1920
Enfermedades y patologías relacionadas: Menopausia

La menopausia es un período muy importante y significativo en la vida de la mujer en el que deja de menstruar regularmente. Normalmente, su llegada hace que los músculos, huesos y articulaciones se resientan debido a la disminución de los niveles hormonales, repercutiendo en el tono, fuerza y elasticidad de los tejidos.

El suelo pélvico es un sistema de músculos y ligamentos que cierran el suelo del abdomen manteniendo en posición correcta y suspensión la vejiga, el útero y el recto en contra de la fuerza de la gravedad. El problema es que puede verse afectado por la debilidad característica de la menopausia, de tal manera que se produzcan pérdidas de orina, prolapso genital, dolores y disfunción sexual.

Suelo pélvico vs suelo pélvico debilitado

Por ello, es primordial trabajar el suelo pélvico de una forma constante y suave para que tenga más fuerza y esté tonificado, de modo que pueda recibir el impacto del día a día y hacer frente a la disminución de los niveles hormonales.

Según Femintimate, empresa española especializada en productos para el cuidado de la salud íntima femenina, existen distintos productos para trabajar el suelo pélvico durante la menopausia. Estos son:

  • Pelvix: consiste en una terapia totalmente natural basada en la realización de ejercicios de los músculos del suelo pélvico a través del aumento gradual de pesos. De esta manera, el estímulo se consigue naturalmente, provocando un acto reflejo de la pelvis para contrarrestar la acción de la gravedad. Asimismo, la terapia está formada por seis fases de ejercicios mediante un aumento gradual de pesos que va desde los 19 gramos hasta los 64 gramos. Además, la duración de cada fase depende de cada caso particular y el nivel de daño.
  • Bolas de Kegel: gracias a su peso de 84 gramos, permiten la contracción de los músculos del suelo pélvico aguantando unos segundos y, posteriormente, relajando. En un principio, el ejercicio con este producto ha de hacerse suavemente, sin que llegue a doler, y con el paso del tiempo se podrá ir aumentando la intensidad. Además, puede realizarse mientras se llevan a cabo tareas cotidianas estando tumbada, sentada o de pie.
Pelvix_colocación

Imagen: Colocación de Pelvix en la vagina.

Además de la práctica de ejercicios, se cuenta con otros factores que ayudan a mantener el suelo pélvico sano:

  • Mantener siempre una buena postura corporal.
  • Evitar el levantamiento de cargas excesivas.
  • Tener hábitos miccionales correctos.
  • Cuidar la higiene íntima.
  • Acudir periódicamente a las revisiones ginecológicas.

Descubre más artículos sobre Menopausia en el canal Salud Mujer.

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!

Recibe nuestro boletín semanal

*Al suscribirte estás aceptando las condiciones de uso y política de privacidad

Artículos recomendados

MedicinaTV no se hace responsable de las opiniones expresadas por los usuarios de esta web en sus comentarios, se reserva el derecho a publicar o eliminar los comentarios que considere oportunos.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR