¿Cómo actúan los alimentos funcionales?

Para que los alimentos funcionales mejoren la salud de una persona o reduzcan el riesgo de sufrir determinadas patologías (como las enfermedades cardiovasculares, el cáncer o la osteoporosis) deben estar incluidos dentro de una dieta equilibrada y de un estilo de vida saludable

Normalmente este tipo de productos tienen el mismo sabor, olor y aspecto que en su versión tradicional. Algunos de ellos tienen un efecto positivo sobre una o varias funciones fisiológicas, psicológicas y/o biológicas del organismo, pero no actúan sobre ningún tipo de patología. Este es el caso de los alimentos con oligosacáridos o linulinas, que promueven el crecimiento de la flora intestinal.

En cambio, existen otro tipo de alimentos funcionales cuyo objetivo es evitar el riesgo de sufrir una enfermedad concreta, como ocurre con aquellos que contienen ácido fólico o vitamina B9, que si se consumen durante el embarazo pueden ayudar a prevenir los defectos del tubo neural (espina bífida, por ejemplo) en el bebé.

Sin embargo, al atribuir este tipo de beneficios a la salud a un alimento debe considerarse en qué cantidad y con qué frecuencia debe consumirse para provocar un determinado efecto, así como las posibles consecuencias perjudiciales de su ingesta (como alergia o intolerancia).

Por ello, es necesario un marco legal que garantice que un producto posee realmente las características que se atribuye en su etiquetado o en la publicidad y que éstas han sido comprobadas científicamente. Esta legislación está mucho más avanzada en Estados Unidos que en Europa, ya que allí desde hace más de diez años se pueden anunciar las propiedades beneficiosas para la salud de un alimento siempre que haya evidencia científica de ello. Pese a ello, la Unión Europea dispone de leyes para el control de la seguridad alimentaria y además, en la actualidad están en marcha proyectos para analizar cómo se pueden probar y verificar estos efectos beneficiosos.

MÁS INFORMACIÓN:

Beneficio protector de los alimentos funcionales frente al estrés oxidativo y la enfermedad cardiovascular en la tercera edad, un estudio

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!
Compartir

Recibe nuestro boletín semanal

*Al suscribirte estás aceptando las condiciones de uso y política de privacidad

MedicinaTV no se hace responsable de las opiniones expresadas por los usuarios de esta web en sus comentarios, se reserva el derecho a publicar o eliminar los comentarios que considere oportunos.