Cómo actúa y cómo se contagia la lepra

La lepra es una enfermedad que ha azotado a la humanidad desde hace miles de años, existen referencias ya en el antiguo Egipto, y siempre ha provocado el rechazo de la sociedad. Se trata de una enfermedad infecciosa causada por un bacilo (el Mycobacterium leprae) que fue descubierto en 1873 por el doctor noruego Armauer Hansen.

Enfermedades y patologías relacionadas: Lepra

La lepra afecta principalmente a la piel y los nervios. Los primeros síntomas consisten en la aparición de manchas con sequedad y falta de sensibilidad al calor, el dolor y el tacto. “En el primer contacto de un sujeto con el bacilo, este bacilo migra rápidamente hacia la piel y los nervios periféricos, esa persona puede debutar con una neuritis, una parálisis en un dedo o con un cierto grado de anestesia en una zona determinada de su cuerpo y posteriormente una manchita blanca”, explica la doctora Montserrat Pérez López, Médico Adjunto del Servicio de Dermatología del Hospital de la Santa Creu i Sant Pau de Barcelona.

Si la enfermedad no se trata puede provocar daños progresivos y permanentes en la piel, los nervios, las manos, los pies y los ojos, generando parálisis y discapacidades. Al contrario de lo que se pensó durante mucho tiempo, la lepra es muy poco contagiosa. Para su contagio es necesario un contacto estrecho y frecuente con la persona infectada, junto a condiciones higiénicas y de alimentación deficientes. “El sistema inmunológico de las personas es altamente cambiante, se necesita que en un momento determinado nos falte una defensa determinada, y que además se esté en contacto continuado con una persona que tenga gran cantidad de bacilos en su organismo, como para que podamos ser contagiados”, apunta la doctora Pérez López.

La lepra se transmite fundamentalmente por el aire, penetrando por el aparato respiratorio. El proceso de incubación de la enfermedad es largo (de 2 a 7 años) por lo que los síntomas pueden tardar bastante tiempo en aparecer.

Desde que en 1981 la Organización Mundial de la Salud recomendó la multiterapia (MDT) se han curado muchas personas. La MDT consiste en la combinación de varias sustancias, capaces de curar a los pacientes en un periodo de entre 6 y 12 meses. Esta terapia es muy efectiva ya que los pacientes dejan de ser contagiosos y en la mayoría de casos no reaparece la enfermedad una vez acabado el tratamiento.

La lucha contra la lepra aún no ha acabado

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!
Compartir

Recibe nuestro boletín semanal

*Al suscribirte estás aceptando las condiciones de uso y política de privacidad

MedicinaTV no se hace responsable de las opiniones expresadas por los usuarios de esta web en sus comentarios, se reserva el derecho a publicar o eliminar los comentarios que considere oportunos.