Comer sano cuesta 1 euro más al día

Un euro es la diferencia que existe entre seguir una dieta saludable o llevar una alimentación poco sana, según un estudio.

Enfermedades y patologías relacionadas: General

Las dietas saludables cuestan alrededor de 1,50 dólares más por día (1,1 euros) que las dietas menos saludables, según concluye un nuevo estudio de la Escuela de Harvard de Salud Pública (HSPH), en Estados Unidos. El hallazgo se basa en el examen más exhaustivo realizado hasta la fecha, publicado en la edición digital de la revista British Medical Journal, comparando los precios de los alimentos saludables y los patrones de la dieta frente a los menos saludables.

“La gente suele decir que los alimentos saludables son más caros y que esos costos limitan fuertemente llevar mejores hábitos alimenticios”, señala el autor principal, Mayuree Rao, investigador junior en el Departamento de Epidemiología de la HSPH. “Pero, hasta ahora, la evidencia científica de esta idea no se había evaluado de forma sistemática, ni se han caracterizado las diferencias reales en los costes”, agrega.

Para abordar esta cuestión, los investigadores de HSPH realizaron un metaanálisis de 27 estudios existentes de diez países de ingresos altos que incluían datos sobre los precios de los alimentos individuales y de las dietas más sanas frente a las menos saludables. Evaluaron las diferencias en los precios por porción y por 200 calorías para determinados tipos de alimentos, y los precios por día y por 2.000 calorías.

Encontraron que los patrones de dieta saludable, por ejemplo, las dietas ricas en frutas, verduras, pescado y frutos secos, cuestan bastante más que las dietas no saludables, como aquellas que son ricas en alimentos procesados, carnes y granos refinados. En promedio, el valor de un día de los patrones de la dieta más saludable es alrededor de 1,5 dólares más por día que los de las menos saludables.

Los investigadores sugirieron que las dietas no saludables pueden costar menos porque las políticas alimentarias se han centrado en la producción de “bajo costo y alto volumen” de productos básicos, lo que ha llevado a “una compleja red de capacidades agrícolas, almacenamiento, transporte, procesamiento, fabricación y comercialización que favorecen ventas de productos alimenticios altamente procesados con fines de lucro de la industria máxima”. Ante esta realidad, auguran que la creación de una infraestructura similar para apoyar la producción de alimentos saludables puede ayudar a aumentar la disponibilidad y reducir los precios de las dietas más saludables.

“Esta investigación proporciona el panorama más completo hasta la fecha sobre las diferencias reales de coste de una dieta sana”, dijo Dariush Mozaffarian, autor y profesor asociado senior del estudio en HSPH y la Escuela de Medicina de Harvard. “Mientras que las dietas más saludables costaron más, la diferencia fue menor de lo que muchos podrían haber esperado”, afirmó.

En el transcurso de un año, esos 1,5 dólares más por día de una dieta saludable aumenta el coste de los alimentos para una persona en poco menos de 550 dólares (algo más de 400 euros) por año, lo que supondría una verdadera carga para algunas familias. Tras pedir políticas que ayuden a compensar estos costos, los investigadores creen que esta diferencia de precios es muy pequeña en comparación con los costes económicos de las enfermedades crónicas relacionadas con la dieta, que se reducirían drásticamente con una alimentación sana”.

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!
Compartir

Recibe nuestro boletín semanal

*Al suscribirte estás aceptando las condiciones de uso y política de privacidad

Artículos recomendados

MedicinaTV no se hace responsable de las opiniones expresadas por los usuarios de esta web en sus comentarios, se reserva el derecho a publicar o eliminar los comentarios que considere oportunos.