Comemos demasiada carne y poca fruta y verdura, según un estudio

Los españoles añaden más carne que fruta y verdura a la hora de llenar la cesta de la compra, según datos de un informe de la Fundación Dieta Mediterránea y el Observatorio Eroski sobre los hábitos de consumo de carne de las familias. Este estudio forma parte de la campaña Comer Bien Comer Sano que ofrece pautas sencillas para un consumo responsable de este alimento con el objetivo de equilibrar los menús y conseguir una dieta más saludable.

Enfermedades y patologías relacionadas: Obesidad, General, Hiperlipemia

Según el reciente informe anual Alimentación en España 2006. Producción, Industria, Distribución y Consumo, elaborado por el Ministerio Agricultura, Pesca y Alimentación, cada ciudadano come una media anual de 66,3 kilos de carne y productos cárnicos, lo que supone un gasto en la cesta de la compra del 21,4 por ciento, muy por delante de las frutas y hortalizas frescas (13,4 por ciento) y el pan (un 6,2 por ciento).

Dada estas cifras, el Observatorio Eroski y la Fundación Dieta Mediterránea ha realizado un informe para conocer los hábitos de consumo de carne entre las familias con hijos de 3 a 16 años ya que este grupo de población es al que más están afectando los cambios en los hábitos alimentarios, según los expertos.

Uno de los resultados destacados es que el 60 por ciento de las familias consumen carnes de cuatro a seis veces por semana, “mucha cantidad, más aún teniendo en cuenta que las frutas y hortalizas son las grandes ausentes en las dietas”, lamenta Víctor Rodríguez, doctor en tecnología de los alimentos de la Universidad del País Vasco.

De hecho, ya en el primer informe, presentado en marzo de 2006, se constató que la sociedad española lleva un consumo de verduras, pescado y frutas, por debajo de las recomendaciones establecidas por los nutricionistas.

Sin embargo, “los nutrientes que aporta la carne son fundamentales para el organismo, no debemos olvidarnos”, recuerda el doctor Rodríguez.

Mejor carnes blancas, menos grasas, que rojas

La carne, en general, “es una de las mejores fuentes de proteínas de gran calidad en nuestra dieta. Además, es un alimento rico en hierro, elemento fundamental para el transporte de oxígeno en la sangre, para la formación de glóbulos rojos y para un crecimiento adecuado”, recuerda este especialista. También “son una fuente muy importante de vitamina B12 -que sólo se encuentran en alimentos de origen animal- necesaria para el correcto metabolismo de los glóbulos rojos”, añade.

Sin embargo, no todas las carnes son igual de sanas. En función de la cantidad y tipo de grasa que contengan “serán más o menos recomendables en nuestra dieta”, recuerda el doctor Rodríguez.

De hecho, existen tres tipos de carnes: las rojas (vaca), las blancas (aves y conejo) y las mixtas o rosadas (cerdo y cordero). Las carnes rojas “contienen más grasa saturada y colesterol y, por tanto, debemos consumir en menor cantidad que las blancas -aves y conejo”, aconseja el doctor Rodríguez.

En el apartado de las mixtas o rosadas encontramos “la carne de cerdo y la de cordero, un tipo de carne semimagras y, por tanto más recomendables que las rojas, pero menos que las blancas”.

Sean carnes rojas, blancas o rosadas, los expertos en nutrición consideran importante acompañar los platos con un alto componente de verduras o cereales. En este sentido, y según los datos recogidos en el estudio del Observatorio Eroski y la Fundación Dieta Mediterránea, los acompañamientos preferidos para un plato de carne son, cereales como el arroz, pan, patatas hervidas y patatas fritas (en el 50 por ciento de los casos); verduras y ensaladas (35 por ciento); mientras que el 18 por ciento prefiere salsas, sobre todo en comunidades autónomas del sur de España.

A la hora de comprar la carne, según el estudio, “los españoles nos fijamos en el aspecto -sea fresco- y, en segundo lugar, en su procedencia”, destaca el doctor Rodríguez. A la hora de prepararla, la mayoría de los españoles prefieren carne en guisos y la técnica más empleada es a la plancha.

Recomendaciones de consumo de carne

El estudio sobre los hábitos de consumo de carne de las familias forma parte de la campaña informativa Comer Bien Comer Sano del Observatorio Eroski, en la que se ofrecen pautas sencillas para un consumo responsable de carne según especialistas en nutrición de la Fundación Dieta Mediterránea. Algunos de los consejos son:

1. Comer carnes, entre rojas y blancas, máximo cinco veces por semana pero alternando con el pescado y las legumbres.

2. No olvidarnos tomar las cinco raciones de entre frutas y verduras al día que debemos consumir.

3. Cuando vayamos a consumir carnes grasas o muy grasas, antes de cocinarlas, deberíamos retirar las partes grasas.

4. Variar tipos de cocciones de la carne para evitar la monotonía gastronómica. Y si tenemos el colesterol alto o no podemos consumir grasas, lo ideal es cocinar la carne a la plancha, una buena manera de eliminar la grasa y dejarla en la sartén.

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!
Compartir

Recibe nuestro boletín semanal

*Al suscribirte estás aceptando las condiciones de uso y política de privacidad

MedicinaTV no se hace responsable de las opiniones expresadas por los usuarios de esta web en sus comentarios, se reserva el derecho a publicar o eliminar los comentarios que considere oportunos.