Chat sobre los cuidados del anciano

Chat sobre el cuidado de los ancianos a cargo del Dr. E. Hortoneda, especialista en Geriatría y Secretario General de la Asociación Profesional de Médicos de Residencias

Enfermedades y patologías relacionadas: General

Medicina TV: Estoy preocupado por el tema de la desnutrición en los ancianos y me gustaría saber cuándo se deben dar suplementos dietéticos, pregunta Daniel de Barcelona.

Dr Hortoneda: La desnutrición en el anciano es una situación de elevada prevalencia, cuyos motivos son múltiples y sus consecuencias devastadoras. En realidad, si un anciano lleva una dieta variada, en cantidad suficiente y no tiene pérdida de apetito, o dificultad para ingerir alimentos, no sería necesario suplementar su dieta con ningún principio inmediato, tanto energético como no energético (vitaminas y minerales). El problema está en detectar que la desnutrición se está iniciando, hecho éste, algo complicado, pero que puede suponerse cuando tiene alguna dificultad para la ingesta, presenta pérdida de peso, o aparece sintomatología sugestiva (que es muy inespecífica). Una vez que se detecta alguna alteración nutricional, se debe intervenir de forma precoz, ya que cuanto más retardemos dicha intervención, más complicado será resolver la situación. Son situaciones de especial riesgo: ancianos mayores de 85 años, múltiples patologías, polimedicación, disfagia, dieta triturada, soledad, inmovilidad,…, en las que se deberá estar especialmente alerta, para detectar los problemas nutricionales, que agravarán aún más, si cabe, su situación.

Medicina TV: Mi abuelo tiene 98 años y desde que se murió la abuela, hace 11 meses, ya no siente placer por vivir, ¿cómo le podemos ayudar?, es la consulta de Beatriz de Getxo.

Dr Hortoneda: En esta situación, en la que ha perdido a su compañera de toda una vida, es difícil dar algún consejo general, ya que depende mucho de cada persona. Podría aconsejarle que traten de darle todo el afecto posible y tratar de hacerle recordar aquellas vivencias que tuvo con su esposa y pudieron hacerle pasar por algunos momentos de felicidad. Tal vez llevarle a visitar sitios, o personas, que pudiesen hacerle recordar aquellos momentos, podría ser interesante. Creo que en este caso, no se beneficiaría mucho de una terapia farmacológica con antidepresivos.

Medicina TV: Sandra de Barcelona ha dejado en el buzón: Me gustaría saber qué diferencia hay entre Alzheimer y demencia senil.

Dr Hortoneda: En realidad la sentencia “Demencia Senil” no debiese existir ya que parece que por el mero hecho de envejecer aparece la demencia y, sin embargo, demencia y envejecimiento son dos situación bien diferentes. No obstante, es frecuente, incluso entre profesionales de la medicina, que se aplique dicho diagnóstico, refiriéndose a demencias degenerativas, que son las más frecuentes entre las personas de edad avanzada. La enfermedad de Alzheimer, es una de estas demencias degenerativas, la más frecuente, pero con entidad clínica suficiente para hablar de ella. Lo realmente importante en las demencias es ponerles un “apellido” lo más correcto posible, por existir algunas causas potencialmente tratables, si se diagnostican a tiempo y se interviene sobre la causa que está generando la destrucción de las neuronas, que es la causa del desarrollo de las demencias.

Medicina TV: Mi abuela últimamente tiene bastantes lagunas de memoria, se encuentra muchas veces desorientada tanto en el tiempo como en el espacio. Yo quisiera saber como debo actuar cuando se encuentra en esta situación. Gracias, pregunta Sandra de Barcelona.

Dr Hortoneda: Es importante no generar más desorientación que la que ya tiene como consecuencia de su enfermedad. Debe tratar de explicarle, con un lenguaje amable, claro y conciso, dónde se encuentra, con quién está, y darle toda la información que solicite, tantas veces como lo haga. Es verdad que la paciencia puede agotarse, y de hecho, en muchas ocasiones se agota, generando mucho stress al cuidador, pero de nada sirve dar malas contestaciones, o “llevarle la corriente”, pues estará mucho más confusa. También es importante generar un ambiente que ayude a la orientación, rodeándola de sus recuerdos y cosas conocidas, que le producirán mayor orientación y rememoración.

Medicina TV: Mi madre (de 90 años) puede, muy posiblemente, padecer demencia senil por su comportamiento, aunque el diagnóstico no está hecho por un médico. He mirado en el cuadro médico de la Compañía y no he encontrado a ningún geriatra. ¿Me puede decir a qué otro especialista puedo llevarla para que le pongo tratamiento y evitar que de un médico pase a otro?, dejó en el buzón José de Albacete.

Dr Hortoneda: El especialista al que puede acudir para realizar estudio diagnóstico de una demencia es el NEURÓLOGO, que, además, encontrará en todas las compañías de seguros médicos. No obstante, la decisión que había tomado de acudir a un geriatra es muy razonable, dadas las potenciales complicaciones, de diversa índole, que pueden aparecer en el curso evolutivo de una demencia.

Medicina TV: ¿Es siempre cierto que donde mejor está un anciano es en casa, con los suyos, o a veces es claramente más beneficioso el ingreso en un centro especializado? Si es así, ¿en qué situaciones y enfermedades recomienda usted el ingreso?

Dr Hortoneda: En general, podemos decir que donde mejor está cualquier persona, incluido un anciano, es en su casa y con su familia. En algunos casos, podría no ser tan clara esa afirmación general, como por ejemplo:

– Importantes barreras arquitectónicas en el domicilio de un anciano, que le impidan llevar una vida normal.

– Presencia de claras alteraciones conductuales en el anciano, que produzcan una alteración en la dinámica familiar.

– Malos tratos físicos o psíquicos hacia el anciano.

– Precisar cuidados especializados que no se le puedan administrar en su entorno habitual.

En éstas, y en algunas otras, podría ser recomendable el ingreso temporal o definitivo, según sea el caso, en algún centro especializado en cuidados del anciano.

Medicina TV: Mi abuela es sorda desde hace muchos años, y con el paso del tiempo se ha ido aislando, se le ha puesto muy mal carácter y se ha vuelto muy desconfiada. Hace un par de semanas hizo un cuadro de insuficiencia cardíaca agudizada y a pesar de que estuvo a punto de morir no quiere tomar el tratamiento, pues no se fía de las pastillas que le damos y dice que nos la queremos quitar del medio. Incluso el médico que la llevó dice que nunca ha visto nada igual, que tuvo que pelearse literalmente con ella para que le hiciera caso. Sabemos que es necesario que se trate. ¿Cómo la podemos convencer?.

Dr Hortoneda: Es un claro caso de delirios paranoides secundarios a trastorno sensorial auditivo. Tras el aislamiento impuesto por la pérdida de audición ha ido desarrollando esa desconfianza hacia todo y todos los que la rodean. Es difícil convencerla, pero existen tratamientos que hacen disminuir la producción de ideas delirantes. Convendría que fuese vista por un psicogeriatra o psiquiatra, quienes podrían intentar tratarla. Por su parte, traten de demostrarle, lo más convincentemente posible, mostrándole todo el afecto que pueda, que no tienen ningún motivo para hacerle ningún daño. Les aconsejo mucha paciencia.

Medicina TV: Mi abuela está en una residencia desde hace un par de años. Sufre demencia, y a veces nos reconoce y otras no. Somos varios nietos y nos gusta ir a visitarla y, como la residencia tiene galería pero no jardín, algunas veces la sacamos a merendar o pasear por ahí para que le dé el aire y el sol (ella va en silla de ruedas). Pero las cuidadoras del centro nos han dicho que vuelve muy desorientada e insinúan que no deberíamos sacarla. Nosotros creemos que hacemos lo mejor, pero ¿puede ser que no le favorezca salir?.

Dr Hortoneda: Es posible que así sea. Tenga en cuenta que la demencia genera una importante pérdida de la orientación temporal y espacial, así como otras alteraciones en funciones superiores. Esto no quiere decir que no la visiten y no le den todo el cariño que puedan, sino tan sólo que si la llevan a algún sitio, procuren explicarle con detenimiento todos los detalles que puedan y sea capaz su abuela de entender, es decir, traten de reorientarla todo lo que puedan. Si a pesar de ello, se desorienta más, es posible que lo mejor sea visitarla en su entorno habitual para no generarle mayor desorientación, pues, como pueden comprender, esto genera miedo, y el miedo produce agitación psicomotriz, como mecanismo de defensa.

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!
Compartir

Recibe nuestro boletín semanal

*Al suscribirte estás aceptando las condiciones de uso y política de privacidad

MedicinaTV no se hace responsable de las opiniones expresadas por los usuarios de esta web en sus comentarios, se reserva el derecho a publicar o eliminar los comentarios que considere oportunos.