Casi la mitad de los españoles no sabe qué es un ictus

Canal: Cerebro

Un 46 por ciento de los españoles desconoce qué es un ictus y cuáles son sus consecuencias discapacitantes, según afirman responsables del Bus del Ictus, una iniciativa organizada desde el Observatorio del Ictus y cuyos resultados revelan también que los sevillanos son los españoles con el riesgo más alto de padecer un ictus, con un 83 por ciento de posibilidades.

Enfermedades y patologías relacionadas: Ictus

Sevilla es la ciudad española con el riego más alto de padecer un ictus. Así se desprende de los datos recopilados durante la acción del Bus del Ictus y que se han presentado en el Ministerio de Sanidad. El Bus es una acción móvil promovida por el Observatorio del Ictus y patrocinada por Boehringer Ingelheim que ha recorrido durante dos meses las principales ciudades españolas para concienciar a la población sobre la importancia de prevenir los infartos cerebrales.

Las conclusiones muestran que los sevillanos tienen dos veces más riesgo de padecer un ictus que los barceloneses. Su escala de riesgo medio-alto de sufrir un infarto cerebral es de un 83 por ciento. Es la ciudad con el nivel más alto de diabetes (11 por ciento, comparado con el cinco por ciento de Madrid, Bilbao o Barcelona), con el menor porcentaje de ejercicio diario (51 por ciento) y su diagnóstico de enfermedad previo es superior al resto de ciudades (15 por ciento). En Sevilla se han realizado más electrocardiogramas que en el resto de ciudades dado el alto índice de factores de riesgo de tener un infarto cerebral.

Bilbao es la segunda ciudad con un riesgo medio-alto de ictus del 71 por ciento, y cuenta con el mayor número de antecedentes de enfermedades del corazón (49 por ciento). Los bilbaínos hacen más ejercicio diario (72 por ciento) y fuman menos (10 por ciento), pero son los que beben más vino (un 49 por ciento bebe una copa o más de vino al día). En Madrid, el 65 por ciento de los participantes del Bus del Ictus tiene un riesgo medio-alto de infarto cerebral. Los madrileños son los que tienen el mayor índice de tabaquismo (21 por ciento) y de colesterol (28 por ciento), dos de los factores más importantes de sufrir un ictus. En cuanto a Valencia, el 48 por ciento de los participantes valencianos tienen riesgo de ictus. Son los que tiene más hipertensión y diabetes (11 por ciento) junto con Sevilla, y son los que sufren mayor trastorno de sueño por estrés(35 por ciento). Finalmente, Barcelona es la ciudad con el menor porcentaje de riesgo de ictus con una 40 por ciento, aunque tiene el mayor índice de glucemia (133 de promedio).

Alto desconocimiento sobre los ictus

Las encuestas de valoración realizadas en el Bus del Ictus revelan que el 46 por ciento de los españoles desconoce qué son los ictus y cuáles son sus consecuencias discapacitantes. Más del 70 por ciento de las personas que han participado en esta acción no sabe qué es la fibrilación auricular (FA) y su potencial riesgo de provocar un ictus. Los resultados de la encuesta de valoración del Bus del Ictus muestran que la iniciativa del Bus y la campaña “1de6″ han ayudado a concienciar a más del 60 por ciento de los participantes sobre los factores de riesgo de ictus, entre ellos la fibrilación auricular.

Por el Bus del Ictus han pasado un total de 2.230 personas (41 por ciento de hombres y 58 por ciento de mujeres). La presentación se ha basado en una valoración comparativa de los resultados obtenidos en las cinco ciudades españolas que ha recorrido el Bus del Ictus: Madrid, Valencia, Sevilla, Bilbao y Barcelona, mediante el análisis de las pruebas médicas realizadas en el Bus y la evaluación de los factores de riego de padecer un ictus.

Esta iniciativa está impulsada por el Observatorio del Ictus, que tiene como principal objetivo concienciar a la sociedad sobre la importancia de prevenir los ictus. El Bus forma parte de la campaña 1 de 6 que advierte que uno de cada seis españoles puede sufrir un ictus a lo largo de su vida.

El ictus es una de las enfermedades neurológicas más prevalentes, cuyos costes asociados suponen un elevado impacto en los sistemas sanitarios, tanto en la fase aguda como en la posible discapacidad posterior. La Organización Mundial de la Salud (OMS) prevé un incremento de un 27 por ciento en su incidencia durante los próximos 15 años en todo el mundo. Según datos de esta organización, las enfermedades cerebrovasculares agudas o ictus representan la primera causa de muerte en la mujer y la tercera en el hombre en el mundo occidental, la primera de discapacidad física en las personas adultas y la segunda de demencia. Los datos en España facilitados por el Grupo de Estudio de Enfermedades Cerebrovasculares de la Sociedad Española de Neurología, revelan que el infarto cerebral es la segunda causa de muerte, la primera en mujeres, y cada año afecta a 130.000 personas aproximadamente. De estas últimas, 80.000 fallecen o quedan discapacitadas.

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!
Compartir

Recibe nuestro boletín semanal

*Al suscribirte estás aceptando las condiciones de uso y política de privacidad

Artículos recomendados

MedicinaTV no se hace responsable de las opiniones expresadas por los usuarios de esta web en sus comentarios, se reserva el derecho a publicar o eliminar los comentarios que considere oportunos.