¿Cambios de ánimo y de peso? Podría ser un problema de tiroides

Canal: Bienestar

Un 38% de la población dice no saber nada o casi nada del tiroides. Un 54% muy poco.

tiroides
Enfermedades y patologías relacionadas: Hiper e hipotiroidismo, Depresión, Ansiedad, Obesidad

La Asociación Española de Cáncer de Tiroides (AECAT), ha puesto en marcha con el aval de la Sociedad Española de Endocrinología y Nutrición (SEEN), una Campaña de sensibilización sobre el efecto de la disfunción tiroidea en la salud y la importancia de su diagnóstico a tiempo, denominada “Podría ser tu tiroides”.

La población no asocia determinados síntomas ni enfermedades con el tiroides, lo que está llevando a retrasos en los diagnósticos y a un porcentaje importante de enfermedad sin diagnosticar. El Dr.Miguel Angel Rubio, Secretario de la SEEN, afirma que la población no sabe cuándo debe ir a un endocrinólogo. “Se asocia la especialidad sólo a obesidad y en el mejor de los casos a diabetes. Para el resto de problemas hormonales (tiroides, suprarrenales, ovarios, etc.), la mayoría de la población no sabe que se estudia en el endocrino, lo que retrasa el diagnóstico de muchas patologías por el periplo que siguen los pacientes”.

Por su parte, Cristina Chamorro, Responsable de AECAT, reivindica que en la actualidad “debería existir una clara apuesta por el bienestar de la población y las políticas de prevención. En ambos aspectos la glándula tiroides resulta clave. Sin embargo, no se le da la importancia que tiene en la salud, ni en la educación en salud, cuando una disfunción tiroidea puede estar detrás de enfermedades como el trastorno depresivo, hipertensión, infertilidad, hipercolesterolemia, osteoporosis, deterioros cognitivos, o afectar gravemente al buen fin del embarazo y el bebé”.

“Las anteriores campañas preventivas, centradas en los síntomas de las disfunciones tiroideas, son muy limitadas, -prosiguió Chamorro-, pues se trata de síntomas muy inespecíficos que no aparecen agrupados de una forma clara y que, a menudo, se confunden con otras vivencias como el estrés, la ansiedad, la depresión o la perdida de facultades por la edad. Desde nuestra experiencia, uno de los parámetros más sensible al defecto de hormonas tiroideas es la variación en el estado de ánimo, que nadie relaciona con el tiroides. Por eso, en esta campaña queremos focalizarnos en el efecto sobre el resto de los órganos”.

Afortunadamente, un análisis es suficiente para determinar la concentración de hormonas tiroideas y TSH en sangre. Los tratamientos están bien establecidos y son altamente efectivos. Ante esto, el foco hay que ponerlo en los métodos diagnósticos, entre los que la educaciónen salud es esencial.  Razón por la que AECAT, además del vídeo informativo de la Campaña, ofrece en su web www.aecat.net, con el apoyo de Sanofi y Merck, y de la mano de los mejores especialistas médicos, cuatro webinarios o ponencias virtuales interactivas: “Tiroides y salud mental”, “Hipotiroidismo, hipertiroidismo y salud”, “Hormonas tiroideas durante la gestación, cáncer de tiroides y embarazo” y “Aspectos prácticos del tratamiento con hormona tiroidea.”

Vídeo informativo de la campaña “Podría ser tu tiroides”

Dos son las causas de este profundo desconocimiento sobre la enfermedad:

1)erróneamente se vincula el tiroides a cambios de peso, sin entrar a valorar otro sefectos sobre la salud

2) los síntomas de la disfunción tiroidea son poco específicos, no aparecen agrupados de forma clara y se suelen confundir con momentos de estrés, depresión, cansancio, deterioros o perdidas de facultades por la edad.

Como no siempre es fácil distinguir los síntomas de una disfunción tiroidea, en algunas ocasiones se tarda en solicitar la prueba que confirma la enfermedad: la TSH (Thyroid Stimulating Hormone), empleada para evaluar la acción de la glándula tiroidea. No obstante, “si bien hace 20 años los problemas de tiroides ocupaban entre un 20-30% de las Consultas de los endocrinólogos, en la actualidad está entre el 50-60%”, ha confirmado el Dr. Miguel Ángel Rubio. “De hecho, – prosiguió -, el tema gestación-tiroides ha cobrado una nueva dimensión cara al impacto cerebral y morfológico de los fetos, de tal manera que se han incorporado estas personas a nuestras consultas”. En cualquier caso, el Médico de Atención primaria debe derivar al paciente al endocrinólogo, siempre que haya cualquier alteración del tiroides más allá de los hipotiroidismos leves.

Según un meta-análisis publicado recientemente por Garmendia et al, del Grupo del Dr. Galofré de la Universidad de Navarra, la prevalencia media de los europeos con disfunción tiroidea es cercana al 11%, y sólo la mitad son conscientes de su enfermedad. Es decir, la prevalencia de la disfunción tiroidea no diagnosticada (personas que no saben que la tienen) es del6,71%, siendo la prevalencia de hipotiroidismo desconocido del 4,94% y del 1,72% para el hipertiroidismo.Por desgracia, no existe en nuestro país un estudio al respecto a nivel nacional.

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!
Compartir

Recibe nuestro boletín semanal

*Al suscribirte estás aceptando las condiciones de uso y política de privacidad

Artículos recomendados

MedicinaTV no se hace responsable de las opiniones expresadas por los usuarios de esta web en sus comentarios, se reserva el derecho a publicar o eliminar los comentarios que considere oportunos.