Ayuda personalizada para superar la depresión

La depresión es la segunda causa de discapacidad en el mundo, tras las enfermedades cardiovasculares, y afecta a entre un 10 y un 12 por ciento de la población, pero sólo un tercio de los pacientes acude al médico para tratar el problema y muchos de ellos abandonan el tratamiento antes de tiempo, según diversos expertos reunidos en la presentación del Programa Optimind. Esta iniciativa tiene como objetivo reforzar la relación del paciente y el médico de atención primaria y lograr que los enfermos sigan el tratamiento de forma continuada.

Enfermedades y patologías relacionadas: Depresión

El doctor José Antonio Martínez, vocal de la Sociedad Española de Medicina Rural y Generalista (SEMERGEN), señala que se trata de una enfermedad de carácter crónico y recurrente que puede ser tratada en atención primaria con “un 80 por ciento de éxito aplicando un tratamiento correcto”. Además, añade que la medicación continuada logra evitar las frecuentes recaídas de esta patología. A pesar de ello, entre un 30 y un 45 por ciento de los pacientes abandona el tratamiento en el primer mes, fundamentalmente por los efectos secundarios de los fármacos, y hasta un 70 por ciento a los seis meses, porque considera que ya no necesita continuar el tratamiento.

El doctor Celso Arango, psiquiatra y vocal de la Sociedad Española de Psiquiatría (SEP) opina que la depresión es una enfermedad, no “una forma de ser, una personalidad o un problema de carácter” y tiene un riesgo de suicidio del 15 por ciento.

El programa Optimind “básicamente es un intento de cambio de actitudes”, afirma el doctor José Manuel Solla, presidente de la Sociedad Española de Medicina General (SEMG). Se inicia con un cuestionario de expectativas para los pacientes, según el cual se clasifica a los pacientes en diversos perfiles de acuerdo con su disposición a cambiar de conducta ante la enfermedad. A continuación el paciente recibe una serie de documentación por correo convencional (cartas personalizadas y tarjetones informativos) y a través de las nuevas tecnologías (mensajes SMS de ánimo y una página web en Internet, www.e-optimind.com). Este material está preparado para resolver las dudas concretas de cada uno de los pacientes que hayan aparecido reflejadas en el test.

Efectos secundarios de los fármacos

Un aspecto importante sobre el que se pretende informar al paciente son los posibles efectos secundarios de los fármacos antidepresivos, que, en palabras del doctor Solla, consisten en “la sintomatología digestiva en muchos casos, las náuseas, los vómitos, en algunas ocasiones el temblor, en función del perfil del fármaco la sedación o lo contrario, incluso la excitación”, así como la disfunción sexual. Según el doctor Arango, “el que el paciente sepa de antemano que puede aparecer un efecto secundario disminuye mucho el abandono del tratamiento”.

Para el doctor Arango conocer la opinión del paciente es fundamental para que continúe el tratamiento y también para lograr su recuperación “como una persona integrada en la sociedad y alguien que puede volver a trabajar y a hacerse cargo de sus responsabilidades sociales y familiares”.

Se espera que unos 10.000 pacientes que sigan un tratamiento con fármacos antidepresivos de tipo ISRS (Inhibidores Selectivos de la Recaptación de Serotonina) se inscriban en el programa Optimind, el cual es voluntario y confidencial.

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!
Compartir

Recibe nuestro boletín semanal

*Al suscribirte estás aceptando las condiciones de uso y política de privacidad

MedicinaTV no se hace responsable de las opiniones expresadas por los usuarios de esta web en sus comentarios, se reserva el derecho a publicar o eliminar los comentarios que considere oportunos.