Asma laboral, conoce tus derechos

Durante el II Curso Patología Alérgica Laboral, diferentes especialistas se reunieron para informar y debatir sobre este tipo de enfermedad profesional, sus diferentes tipos, orígenes, diagnóstico, notificación de casos y legislación.

Enfermedades y patologías relacionadas: Alergias, Asma

Según el co-director de este curso, el doctor Antonio Valero Santiago, aproximadamente “el seis por ciento de los casos de asma están relacionados con el medio laboral”. Y subrayó que ésta es, actualmente, “la enfermedad respiratoria más importante en patología laboral, tanto por su frecuencia como por la problemática socioeconómica que genera.

El doctor Santiago Quirze, del Servicio de Alergia del Hospital Fundación Jiménez Díaz en Madrid, habló de las sustancias que causan este asma (alergenos) con más frecuencia. “Merece la pena destacar sustancias químicas de bajo peso molecular como los isocianatos, que tienen muchas aplicaciones en la industria (por ejemplo en la fabricación de gomas, pinturas, espumas y plásticos), pero también sustancias de alto peso molecular que también inducen asma, como es el caso de las harinas y otros materiales que se utilizan mucho en la industria alimentaria, como por ejemplo las enzimas, el látex en el medio sanitario”, detalla el doctor Quirze.

Algunos de los factores predisponentes, de los que se habló en el curso, son la atopia, la hiperreactividad bronquial, el hábito tabáquico y las circunstancias de la exposición, intensidad y duración. El pronóstico varía también según varios factores, pero el más importante es la rapidez del diagnóstico. Según el doctor Quirze, “el pronóstico se ve determinado sobre todo por que cese de la exposición a la sustancia que provoca el asma lo antes posible”.

Con un diagnóstico exacto y objetivo, la persona afectada debe sentirse apoyada legalmente ante su empresa para exigir una reubicación a un puesto donde no esté expuesta al alergeno. “La legislación lo reconoce como enfermedad profesional y hay que retirarle y que cese por completo la exposición. En algunas empresas es posible proceder a una reubicación del trabajador”, explica el doctor Quirze. Sin embargo, añade que si al trabajador no se le garantiza que cesa completamente la exposición, “tiene que cambiar de trabajo o solicitar una incapacidad laboral”.

Pero a veces este diagnóstico exacto del problema no es tan sencillo, según este especialista de la Fundación Jiménez Díaz, porque a muchos afectados “no se les envía a los centros adecuados, tanto médicos como administrativos. El problema es que el trabajador desconoce, por un lado la enfermedad que está sufriendo, y por el otro, los recursos administrativos y sanitarios que pueden ponerse a su disposición”.

En este sentido, una de las reivindicaciones expuestas por los profesionales reunidos fue la necesidad de más unidades de provocación en los hospitales (actualmente sólo existen dos en nuestro país) y de mejorar la prevención primaria y secundaria. Estas unidades de provocación someten a la persona afectada a unas condiciones que reproducen su ambiente laboral de forma controlada y miden la reacción alérgica.

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!
Compartir

Recibe nuestro boletín semanal

*Al suscribirte estás aceptando las condiciones de uso y política de privacidad

MedicinaTV no se hace responsable de las opiniones expresadas por los usuarios de esta web en sus comentarios, se reserva el derecho a publicar o eliminar los comentarios que considere oportunos.