Asma: causas, síntomas, diagnóstico, tratamiento y prevención

Canal: Alergia

Resolvemos preguntas clave sobre el asma para que conozcas a fondo esta enfermedad crónica que se caracteriza por ataques recurrentes de disnea y sibilancias.

asma
Enfermedades y patologías relacionadas: Asma

El asma es una enfermedad crónica que se caracteriza por ataques recurrentes de disnea y sibilancias, que varían en severidad y frecuencia de una persona a otra. La Organización Mundial de la Salud explica que los síntomas pueden sobrevenir varias veces al día o a la semana, y en algunas personas se agravan durante la actividad física o por la noche.

Pero, para saber qué es el asma es importante saber qué es un ataque de asma, la forma más común de manifestación de la enfermedad. Durante un ataque de asma, lo que ocurre es que el revestimiento de los bronquios se inflama. Esta inflamación provoca que las vías respiratorias se estrechen, con la consecuente disminución del flujo de aire que entra y sale de los pulmones. Los síntomas recurrentes causan con frecuencia insomnio, fatiga diurna, una disminución de la actividad y absentismo escolar y laboral. La tasa de letalidad del asma es relativamente baja en comparación con otras enfermedades crónicas; no obstante, en 2005 fallecieron 255 000 personas por esa causa.

¿Cuáles son las causas del asma?

Algunas causas y desencadenantes del asma son comunes a todas las personas que sufren la enfermedad, pero hay también diferencias individuales. Aunque las causas últimas del asma no se conocen del todo, los factores de riesgo más importantes son productos inhalados, entre los que cabe citar los siguientes:

  • alérgenos en espacios cerrados (por ejemplo los ácaros del polvo presentes en la ropa de cama, las alfombras y los muebles tapizados, la contaminación y la caspa de los animales domésticos);
  • alérgenos en espacios exteriores (como pólenes y mohos);
  • humo de tabaco, y;
  • productos químicos irritantes en el lugar de trabajo.

Otros factores desencadenantes pueden ser el aire frío, una emoción extrema, de enfado o miedo, y el ejercicio físico. En algunas personas el asma puede sobrevenir en respuesta a algunos medicamentos, como la aspirina y otros antiinflamatorios no esteroideos, o los betabloqueantes (empleados contra la hipertensión, algunos problemas cardiacos o la migraña). También la urbanización se ha asociado a un aumento de los casos de asma, pero no está clara la naturaleza exacta de esa relación.

¿Cuáles son los principales síntomas del asma?

Las personas con asma tienen síntomas como tos, sibilancia (sonidos semejantes a silbidos que salen del pecho), una sensación de opresión en el pecho y falta de aliento. Esta situación se conoce comoepisodio de asma o ataque de asma. Con síntomas graves, las vías respiratorias se vuelven tan estrechas que no entra suficiente aire a los pulmones.

En resumen, podemos distinguir los síntomas entre aquellos leves, o los que son de emergencia.

Leves son la tos, con o sin esputo; la retracción o tiraje de la piel entre las costillas al respirar, la dificultad para respirar que empeora al realizar ejercicio o actividad y la sibilancia.

En cuanto a los síntomas de emergencia, con los que hay que acudir al médico, abarcan los labios y cara de color azulado, una reducción de la lucidez mental, dificultad respiratoria extrema, pulso acelerado, ansiedad y suduración.

Además, pueden ocurrir otros síntomas como un patrón de respiración anormal, en el cual la exhalación se demora más del doble que la inspiración, un paro respiratorio transitorio, dolor torácico u opresión en el pecho.

¿Cómo se diagnostica el asma?

¿Tose o tiene sibilancia en determinadas épocas del año o cuando hace ejercicio? ¿Algún familiar tiene alergias o asma? ¿Qué hace que sus síntomas empeoren? ¿Qué hace que mejoren? Estas serán algunas de las primeras preguntas que puede hacer un médico para diagnosticar asma. Un análisis de la respiración y el uso del espirómetro, la radiografía del tórax y las pruebas de alergia también puede usarse para ayudar en el diagnóstico.

Además, se pueden hacer distintas pruebas, como la gasometría arterial, análisis de sangre para medir el conteo de eosinófilos y de la proteína IgE, pruebas de la función pulmonar y mediciones del flujo máximo.

¿En qué consiste el tratamiento del asma?

La forma más eficaz de tratar el asma pasa por el control de la inflamación de las vías respiratorias y evitar las sustancias que desencadenen los síntomas. En este sentido, es recomendable eludir los pólenes, controlando sus niveles y evitando salir de casa los días con niveles muy elevados. También es aconsejable disminuir, siempre que sea posible, la presencia de ácaros del polvo; evitar las alfombras, moquetas, cortinas, tapicerías, así como un exceso de objetos decorativos, ya que todos estos elementos acumulan polvo; lavar dos veces por semana la ropa de cama, y usar fundas antiácaros para el colchón y la almohada. En cuanto a los animales, es bueno evitar el contacto directo. Si en casa vive un animal, impedir que entre en el dormitorio, y lavarlo una vez por semana.

En cuanto al tratamiento farmacológico, existen dos clases de medicamentos para el tratamiento del asma:

  • Medicamentos de control para ayudar a prevenir ataques.
  • Medicamentos de alivio rápido (rescate) para uso durante los ataques.

¿Se puede prevenir el asma?

La prevención del ataque de asma está muy relacionado con su tratamiento. Para evitarlos, hay que evitar los desencadenantes y las sustancias que irritan las vías respiratorias.

  • Usar fundas anti-acaros.
  • Quitar alfombras y tapetes de las habitaciones y pasar el aspirador de forma regular.
  • Usar sólo detergentes y materiales de limpieza sin fragancia en el hogar.
  • Mantener los niveles de humedad bajos.
  • Si una persona es alérgica a un animal que no se puede sacar de la casa, éste debe mantenerse fuera de la habitación. En las salidas de la calefacción, coloque un material de filtro para atrapar la caspa animal.
  • Elimine de la casa el humo del tabaco. Esta es la cosa más importante que una familia puede hacer para ayudar a un hijo con el asma. Fumar fuera de la casa no es suficiente. Los miembros de la familia y visitantes que fuman afuera transportan residuos del humo del tabaco hacia adentro en sus ropas y cabello, lo cual puede desencadenar síntomas de asma.

Descubre más artículos sobre Asma y alergias en el canal Alergia.

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!
Compartir

Recibe nuestro boletín semanal

*Al suscribirte estás aceptando las condiciones de uso y política de privacidad

Artículos recomendados

MedicinaTV no se hace responsable de las opiniones expresadas por los usuarios de esta web en sus comentarios, se reserva el derecho a publicar o eliminar los comentarios que considere oportunos.