Arterioesclerosis: un atasco que puede costarnos la vida

Los expertos señalan que la alimentación y la educación nutricional de los niños es cada vez más preocupante. Una buena dieta es una de las mejores armas contra las enfermedades cardiovasculares, una de las causas de muerte más importante en nuestro país.

Dos de cada cinco españoles mueren por patologías relacionadas con la arterioesclerosis, por lo que se convierte en la causa más importante de muerte en nuestro país. Según señala el doctor Luis Masana, la arteriosclerosis es una enfermedad que va obstruyendo los vasos sanguíneos y que puede derivar en una angina de pecho o un infarto de miocardio, accidentes en el año 2000 producían diariamente en España unas 380 muertes.

El principal problema de esta enfermedad, afirma el doctor es que se puede desarrollar más o menos rápidamente, dependiendo de algunos factores externos como el tabaquismo, la obesidad, el colesterol, el sedentarismo, la diabetes y la hipertensión, entre otras.

El doctor Masana opina que es motivo de preocupación el hecho de que cada vez haya más jóvenes que padecen estas patologías por lo que considera que la situación de la alimentación y la educación nutricional de los niños empieza a ser preocupante, porque cada vez consumen más comidas rápidas muy grasas, muchas chucherías y “snacks”, afirma este especialista.

Pero no es únicamente lo que se come, también influye la forma de vida, ya que el sedentarismo de los niños, que ya no salen a la calle a jugar y prefieren entretenerse con las Nuevas Tecnologías, o el horario de los padres, está directamente relacionado con la aparición de esta enfermedad, afirma el doctor Masana.

Por su parte, el jefe de Medicina General del Hospital General Universitario de Murcia, el doctor José Soriano, subraya que la arteriosclerosis afecta principalmente a países desarrollados, sedentarios y sobrealimentados.

Una muestra se encuentra en la población de Murcia, en la que las incidencias de infartos de miocardio y trombosis se sitúan por encima de la media española, a pesar de gozar de una dieta Mediterránea, afirma este especialista.

La práctica de ejercicio físico, junto a una dieta pobre en calorías y grasas constituyen los pilares fundamentales en el tratamiento y prevención del síndrome metabólico, precursor de la arterioesclerosis y sus complicaciones cardiovasculares.

La realización habitual de ejercicio disminuye la incidencia de diabetes, obesidad y las alteraciones del colesterol y triglicéridos, evitando el desarrollo de la morbilidad y mortalidad coronaria.

Finalmente, el endocrinólogo del Hospital Virgen de la Arrixaca el doctor Hernández Martínez, comentó que se está empezando a dar en la infancia y adolescencia no sólo un aumento de la obesidad sino también algunos casos de hipertensión, aumentando el riesgo de que desarrollen también diabetes en la etapa adulta.

Las causas que favorecen el incremento de incidencias del síndrome metabólico son principalmente los cambios en la alimentación rica en azúcares y grasas, el abandono de la dieta tradicional y la falta de actividad física.

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!
Compartir

Recibe nuestro boletín semanal

*Al suscribirte estás aceptando las condiciones de uso y política de privacidad

MedicinaTV no se hace responsable de las opiniones expresadas por los usuarios de esta web en sus comentarios, se reserva el derecho a publicar o eliminar los comentarios que considere oportunos.