Animales de compañía y parásitos intestinales

Más del 30 por ciento de los perros y gatos de España pueden tener parásitos y provocar enfermedades. Los niños, ancianos, mujeres embarazadas y personas inmunodeprimidas constituyen la población con mayor riesgo de contagio, según un estudio.

Enfermedades y patologías relacionadas: General, Enfermedades parasitarias

La mitad de los propietarios de animales de compañía desconoce los riesgos que sus mascotas suponen para su propia salud debido a los parásitos intestinales que pueden transmitirles, y cerca de una cuarta parte no sabe, siquiera, de la existencia de estos agentes infecciosos. Son datos que se desprenden del informe pionero Animales de compañía: impacto de los parásitos intestinales en la salud pública, que ha dado a conocer en España la presencia de estas enfermedades.

Según este informe, más del 30 por ciento de los perros y gatos de España puede tener parásitos y provocar enfermedades de diversa índole a las personas, existiendo un mayor riesgo en el caso de niños, ancianos, mujeres embarazadas e inmunodeprimidos.

La desparasitación es la “mejor herramienta” para evitar estos peligros, apunta la doctora Guadalupe Miró, directora del informe y Doctora en Veterinaria, y anima a los propietarios de perros y gatos a que exijan en ellos garantías sanitarias como la vacunación y la desparasitación preventiva antes de adquirirlos y que posteriormente sigan haciéndolo cada dos o cuatro meses.

Al mismo tiempo, la doctora Miró advirtie que para prevenir posibles problemas de parásitos es aconsejable recoger y destruir las heces de estos animales, alimentarles con comida seca, no dejar que entren en contacto poco higiénico con los niños, ni que adquieran hábitos como meterse en la cama de sus dueños.

Desparasitar para prevenir

La transmisión de enfermedades a causa de los parásitos intestinales de perros y gatos puede producirse por vía cutánea, oral u aérea, y puede acarrear desde trastornos leves como diarreas y tos, hasta afecciones importantes en la piel y en los sistemas digestivo y respiratorio.

Entre las enfermedades en personas trasmitidas por animales destacan la tenia de perro (Toxocara canis), la giardiosis (una infección que se localiza en el intestino delgado produciendo diarrea aguda o crónica y que incluso puede llegar a producir un síndrome de malabsorción) y la hidatidosis (consiste en la formación de quistes hidatídicos que contienen las larvas del parásito, en el hígado, el pulmón y otras vísceras). No obstante, la doctora Miró reconoce la reducción en el número de infecciones lograda en los últimos años y descarta complicaciones graves producidas por las mismas en el ser humano.

En España hay actualmente algo más de cuatro millones de perros y tres millones de gatos con propietario. Estos datos, unidos al incremento progresivo registrado durante los últimos años en el parque de animales de compañía en España hace necesario insistir en la desparasitación para evitar un crecimiento en la incidencia de estas enfermedades.

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!
Compartir

Recibe nuestro boletín semanal

*Al suscribirte estás aceptando las condiciones de uso y política de privacidad

MedicinaTV no se hace responsable de las opiniones expresadas por los usuarios de esta web en sus comentarios, se reserva el derecho a publicar o eliminar los comentarios que considere oportunos.