Algunos apuntes sobre artrosis

La artrosis es la degeneración del cartílago, uno de los tejidos que forman las articulaciones. Su función es proteger los extremos de los huesos, amortiguar las fuerzas en el trabajo de la articulación y permitir su movilidad. Cuando este cartílago se desgasta y aparece la artrosis, surgen síntomas como el dolor o la pérdida de movimiento normal.

Enfermedades y patologías relacionadas: Artrosis

La artrosis es la enfermedad reumática con mayor impacto en la capacidad funcional y la segunda de mayor impacto en la calidad de vida de quien la padece.

¿Cuáles son los síntomas?

Básicamente, la primera sospecha de padecer artrosis surge cuando aparece dolor en articulaciones (rodilla, cadera, hombro, codo, columna vertebral, dedos de la mano, etc.). El dolor, la rigidez y la incapacidad funcional, síntomas principales de la artrosis, pueden limitar actividades habituales como caminar, realizar las labores domésticas o asearse. Al principio de la enfermedad el dolor es soportable y se produce solamente tras una actividad fuerte, cuando se carga la articulación y desaparece tras un tiempo de reposo. Es posible que haya épocas en las que el dolor desaparezca. En fases más avanzadas, el dolor aparece con cualquier movimiento de la articulación y además puede disminuir esta capacidad de movimiento.

¿Por qué aparece la artrosis?

Las causas de la artrosis son múltiples y muchas veces en una misma persona se pueden dar varias de estas causas. Algunos de los factores que pueden influir en la aparición de esta enfermedad son:

-Edad. Las articulaciones se degeneran con el paso del tiempo, lo cual es normal hasta cierto punto. Además con los años hay una menor capacidad de reparación de los tejidos.

-Obesidad. Tener un peso por encima de lo normal hace que las articulaciones deban soportar una sobrecarga que puede dañar los cartílagos. La obesidad influye sobre todo en la aparición de artrosis en las caderas y rodillas, ya que éstas son las llamadas articulaciones de carga, que reciben el peso de nuestro cuerpo.

-Herencia. En algunas localizaciones de artrosis, como por ejemplo en las manos, se ha demostrado que existe una predisposición genética, principalmente entre las mujeres.

-Exceso de uso. Produce el desarrollo de artrosis temprana o en lugares poco frecuentes, como el hombro en jugadores de balonmano, rodilla en futbolistas.

¿Es lo mismo artrosis que reuma?

Comúnmente la gente llama reuma a lo que los médicos conocen como artrosis. El reuma en sí no es una enfermedad, sino un conjunto de más de 200 enfermedades reumáticas entre las que se encuentran: la osteoporosis, la artritis reumatoide, el lupus o los reumatismos de partes blandas, además de la artrosis.

¿Cómo puedo controlar la artrosis?

Para cada caso concreto deberá ser el médico quien decida cuál es el tratamiento más adecuado, ya sea farmacológico, quirúrgico (sustitución de la articulación por una prótesis) o cualquier otro tipo de terapia (electroterapia, fisioterapia, termoterapia, etc).

Aun así, se pueden señalar una serie de medidas generales o recomendaciones para la mayoría de afectados por esta patología, como pueden ser:

-Evitar el exceso de peso llevando una dieta equilibrada.

-Evitar movimientos bruscos o posturas incorrectas. Es conveniente sentarse en sillas con respaldo recto y alto apoyando bien la espalda, dormir en cama plana o no permanecer mucho rato sentado sin estirar las piernas.

-Realizar ejercicios adecuados. La natación es muy buena para todos los tipos de artrosis.

-Evitar la sobrecarga de las articulaciones, ya que pueden aumentar el dolor o provocar una destrucción más rápida del cartílago. Es recomendable aprender a usar otras articulaciones en lugar de la enferma, en la medida de lo posible.

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!
Compartir

Recibe nuestro boletín semanal

*Al suscribirte estás aceptando las condiciones de uso y política de privacidad

MedicinaTV no se hace responsable de las opiniones expresadas por los usuarios de esta web en sus comentarios, se reserva el derecho a publicar o eliminar los comentarios que considere oportunos.