Alarma, antibióticos

El elevado consumo de antibióticos, por automedicación y en patologías que no lo necesitan, ha hecho que pierdan su efectividad hasta el punto de que algunos expertos advierten que se podría retroceder hasta las terribles condiciones de hace cien años.

Enfermedades y patologías relacionadas: General

Según la reciente Encuesta Nacional sobre el consumo de antibióticos en España, la mitad de la población española consume antibióticos en patologías en las que no están indicados, casi el 11 por ciento de la población se automedica y más del 10 por ciento abandona el tratamiento prescrito por el médico.

Debido a este consumo incontrolado, los antibióticos han ido perdiendo su efectividad pues han aumentado las resistencias bacterianas. La automedicación y el incumplimiento de las instrucciones de los médicos son las principales causas.

Fueron descritas como las sustancias más valiosas para la humanidad que se han descubierto, ya que disminuyeron radicalmente la mortalidad por infección. Pero hoy su eficacia va en retroceso hasta el punto de que algunos especialistas advierten que de continuar este consumo indiscriminado, se podría volver a la situación que se vivía hace cien años.

Por ello, el Ministerio de Sanidad, el Consejo General de Colegios Oficiales de Médicos, el Consejo General de Colegios Oficiales de Farmacéuticos y Farmaindustria han puesto en marcha por segundo año consecutivo la II Campaña Nacional Con los antibióticos no se juega. El objetivo es informar a los profesionales y a los usuarios sobre la necesidad de utilizar correctamente los antibióticos para garantizar su eficacia en el futuro.

Encuesta sobre el uso en España

De los casos de automedicación, el 40 por ciento se realizan a partir del botiquín casero y el 59 por ciento mediante la adquisición en farmacias, según esta encuesta nacional. Las principales causas de esta práctica son el conocimiento del tratamiento por una prescripción anterior del médico (en la mitad de los casos), por imposibilidad de acudir a la consulta (un 22 por ciento) y por semejanza con otro producto (un 16 por ciento).

Estos datos muestran que ha habido un leve, pero insuficiente, aumento de la concienciación de los usuarios respecto al empleo de los antibióticos. Pero también ha desvelado que los usuarios desconocen todavía muchos aspectos relativos a su uso. El error más común es utilizarlos en gripes y resfriados: el 20 por ciento de los entrevistados dicen tomarlos siempre en estos casos y el 36 por ciento dice utilizarlos a veces; a pesar de que la gripe es una enfermedad vírica y sólo deben utilizarse para las complicaciones en forma de infección.

Esta desinformación hace que un 13 por ciento de los usuarios encuestados considere que los antibióticos sólo precisan prescripción médica en casos graves o desconocidos y el dos por ciento cree que no es necesaria receta médica para conseguirlos en una farmacia.

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!
Compartir

Recibe nuestro boletín semanal

*Al suscribirte estás aceptando las condiciones de uso y política de privacidad

MedicinaTV no se hace responsable de las opiniones expresadas por los usuarios de esta web en sus comentarios, se reserva el derecho a publicar o eliminar los comentarios que considere oportunos.