Ácido fólico y corazón

Este tipo de vitamina B se encuentra en los cítricos, verduras de hojas verdes y en los cereales, entre otros. Los expertos recomiendan a los consumidores que presten mayor atención al consumo de ácido fólico.

Enfermedades y patologías relacionadas: Infarto / Angina de pecho, Hipercolesterolemia

Los investigadores, liderados por la doctora Lydia A. Bazzano, concluyen que las personas que ingieren cada día 300 microgramos de ácido fólico tienen un 20 por ciento menos de riesgo de infarto coronario y un 13 por ciento menos de riesgo de enfermedad cardiovascular, considerando al mismo tiempo otros factores de riesgo como colesterol, hipertensión, tabaquismo y obesidad.

El ácido fólico es un tipo de vitamina B que se encuentra en los cítricos, en los tomates, verduras de hojas verdes como las espinacas, los guisantes, la lechuga, las judías y los cereales. “Nuestros datos apoyan el consejo de consumir 400 microgramos de ácido fólico cada día”, afirma la doctora Bazzano, de la Tulane School of Public Health en Nueva Orleans, Estados Unidos, por lo que recomienda a los consumidores “que presten atención a su ingesta de esta vitamina”.

Esta especialista y su equipo creen que este beneficio en el sistema cardiovascular se debe a que disminuye los niveles de homocisteina, un aminoácido que actúa en la formación de arteriosclerosis, el proceso que origina la enfermedad cardiovascular y el infarto.

Los sujetos del estudio fueron los participantes del Estudio Nacional de Examen y Seguimiento Epidemiológico sobre Salud y Nutrición, en el que participaron casi diez mil hombres y mujeres de entre 25 y 74 años sin enfermedad cardiovascular previa.

Los resultados mostraron que los participantes consumían una media de casi 204 microgramos de ácido fólico cada día. Y comparando aquellos participantes con una mayor ingesta con aquellos con un menor consumo, constataron que los primeros tenían niveles de presión sistólica ligeramente más bajos y niveles de colesterol más bajos.

Después de ajustar el historial de diabetes, presión sistólica, niveles de colesterol, índice de masa corporal, actividad física, niveles de educación, consumo de alcohol y tabaco; el consumo de ácido fólico era significativa e inversamente proporcional al riesgo de infarto y enfermedad cardiovascular, una relación consistente en ambos géneros e independiente de los niveles de ejercicio físico y consumo de tabaco.

La Asociación del Corazón de Estados Unidos (American Heart Asociation-AHA) recomienda una ingesta diaria de 400 microgramos de ácido fólico para los adultos y de 600 microgramos a las embarazadas para poder prevenir la incidencia del infarto coronario, la tercera causa de muerte e invalidez en la población norteamericana.

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!
Compartir

Recibe nuestro boletín semanal

*Al suscribirte estás aceptando las condiciones de uso y política de privacidad

MedicinaTV no se hace responsable de las opiniones expresadas por los usuarios de esta web en sus comentarios, se reserva el derecho a publicar o eliminar los comentarios que considere oportunos.