Abuso de alcohol: 60 riesgos para tu salud

El consumo abusivo de alcohol puede acarrearte problemas de fertilidad. Y a este riesgo se le suman más de 60 enfermedades diferentes a las que te expones, como enfermedades del corazón y pulmón, músculo-esqueléticas, trastornos mentales, entre otras. En la mujer durante el embarazo, el consumo de cerveza, vino o licores aumenta el riesgo de daño prenatal y parto prematuro, según constata un estudio inglés. Y a mayor consumo, mayor riesgo de enfermedad. ¿Te la vas a jugar?

Enfermedades y patologías relacionadas: Adicciones, Alcoholismo

El consumo sin moderación de alcohol nos expone a sufrir más de 60 enfermedades diferentes nos advierten los autores del estudio El alcohol en Europa: una perspectiva de salud pública, elaborado por el Instituto para el Estudio del Alcohol, en Reino Unido. Además de considerarla una droga adictiva, los impulsores de este estudio subrayan que el abuso de alcohol aumenta el riesgo de sufrir lesiones, trastornos mentales y del comportamiento, afecciones gastrointestinales, cánceres, enfermedades cardiovasculares, pulmonares y músculo-esqueléticas.

Entre los diversos problemas derivados por el abuso de alcohol destacan los de fertilidad, tanto en el hombre como en la mujer. En el varón, está comprobado que una ingesta considerable de alcohol con regularidad puede afectar a la capacidad de producir esperma. Un estudio realizado por un equipo de investigadores de la Facultad de Ciencias Médicas de la Universidad de Córdoba en Argentina, así lo confirma. Tras analizar casi cuatro mil muestras de semen de pacientes de entre 29 y 36 años vieron que aquellos hombres que consumían alcohol tenían una importante disminución en la concentración de esperma (menor cantidad de semen y un porcentaje más bajo de actividad espermática que los abstemios).

Y en el caso de la mujer, su abuso está relacionado con una disfunción en los ovarios y un mayor riesgo de amenorrea (falta del período). Pero además, supone una mayor dificultad de quedar embarazada y, en el caso de estarlo, aumenta el riesgo de daño en el feto, de parto prematuro y de bajo peso al nacer el bebé, advierten las conclusiones del trabajo inglés.

Más alcohol, más riesgo de enfermedad

Para el doctor Antoni Gual, de la Unidad de Alcohología del Hospital Clínic de Barcelona, “la clave de estos riesgos radica en su contenido alcohólico y no en la graduación”. Por tanto, “todo es una cuestión de la dosis de alcohol que uno ingiera, porque lo que es tóxico es el alcohol”, asegura este experto. Así, “cuanto más diluido lo tomemos, en principio, menos cantidad tomamos de alcohol y menos daño nos hace, pero si vamos tomando más cantidad y vamos aumentando esa cantidad de alcohol puro tomada, la toxicidad es mayor”, añade el Dr Gual.

Borracheras precoces

Según datos del informe inglés, el alcohol es responsable de unas 195.000 muertes al año en los países de la Unión Europea. El viejo continente es la región del mundo donde se consume más alcohol y el consumo por bebedor alcanza los 15 litros por año. Casi la mitad de este alcohol es consumido en forma de cerveza (44 por ciento), dividiéndose el resto entre vino (34 por ciento) y licores (23 por ciento).

Dentro de Europa, los países nórdicos y centrales beben cerveza, mientras que el sur de Europa se bebe sobre todo vino. No obstante, España es una excepción por su alto consumo de cerveza.

Un dato preocupante es que casi todos los estudiantes europeos de 15-16 años han bebido alcohol alguna vez en la vida y la edad media de inicio se sitúa en los 12,5 años, según un estudio. La primera embriaguez se sitúa en los 14 años y la cantidad media consumida en una sola ocasión por los adolescentes supera los 60 gramos de alcohol.

España: tres millones de personas adictos al alcohol

Nuestro país tiene tres millones de personas con problemas derivados del alcohol. Según el doctor Gual, el alcohol es una droga que provoca adicción y, por tanto, como todas las drogas tiene dos tipos de problemas: su toxicidad y su capacidad adictiva. “No es un alimento, no es una sustancia beneficiosa para la salud, pero si lo tomamos en muy bajas cantidades podemos ahorrarnos los problemas que puede comportar”, aconseja este especialista.

A juicio de este experto, existen tres factores que determinan el riesgo de adicción. El primero sería las cantidades consumidas, ya que “a mayor cantidad de consumo, mayor riesgo de ser alcohólico”. En segundo lugar, “estaría la edad de inicio del consumo: cuanto más joven empieza uno a consumir, más riesgo de que ese organismo inmaduro se sensibilice frente al alcohol y desarrolle después una dependencia”. Y cabría añadir un tercer factor, de índole genético, “que propiciaría una predisposición”, añade este especialista.

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!
Compartir

Recibe nuestro boletín semanal

*Al suscribirte estás aceptando las condiciones de uso y política de privacidad

MedicinaTV no se hace responsable de las opiniones expresadas por los usuarios de esta web en sus comentarios, se reserva el derecho a publicar o eliminar los comentarios que considere oportunos.